ECONOMIA NAC & POP

Una cadena de comidas invita a "poner huevo" y congela precios

Asegura no estar en "sintonía fina" con el Gobierno, pero se suma a la campaña de Guillermo Moreno.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc.

Cualquiera que pase por uno de los 14 locales que hay en toda Capital Federal y alrededores podría pensar que la cadena de comidas Nac & Pop está vinculada al Gobierno nacional. Pero su dueño, Alex Gordon, lo niega y afirma que la denominación es simplemente el reflejo de una mirada sagaz desde el marketing sobre los tiempos que corren.

Como sea, este uruguayo de 58 años, que nunca votó en el país, aprovecha el impacto que tiene cada anuncio que hace la Casa Rosada para provocar desde la publicidad de su negocio. Así, luego de que el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, decidiera congelar los precios en supermercados por dos meses, y ahora hasta fin de año, la llamada cadena de “rapimorfi”, que apunta a jóvenes de 18 a 25 años, no tardó en sacar al mercado un nuevo sándwich de huevo, a un precio fijo de $ 10 hasta diciembre y con el eslogan: “Al 2013 le ponemos huevo, huevo, huevo”. Así, la cadena, que se expande a razón de un local por mes con hincapié en las diferencias que tiene con la hamburguesería Mc Donald’s (“es Nac y no Mac”, dicen los carteles), puso en la carta una serie de ofertas a base de huevo, con nombres de jugadores de fútbol que pasaron a la historia por ser de los que –por esfuerzo y voluntad– “ponen huevo”, como se dice en las tribunas. Se puede pedir un Blas Giunta, un Daniel Passarella, un Cholo Simeone o, para los amantes del boxeo, también un Ringo Bonavena. Si se le agrega una gasesoa de medio litro, el menú cuesta $ 15, y “no habrá cambios hasta fin de año”, dice Gordon, en diálogo con PERFIL, antes de recordar que este martes abrirá un nuevo local cerca del Obelisco.

—Si no tienen relación con el Gobierno, ¿por qué apoyan el congelamiento desde esta campaña? ¿Puro marketing?
—Si pudiera haber precios estables, sería bueno para el asalariado, pero hay una coyuntura de la demanda que ha superado la oferta. El Gobierno ha fortalecido la base de la pirámide y genera demanda que no está respaldada por la oferta. Los empresarios nos tenemos que hacer un mea culpa.
—¿Por qué congela sólo este sándwich y no toda la oferta?
—Es un producto con el que puedo garantizar el congelamiento. El huevo lo puedo congelar. Nosotros peleamos mucho los precios, peleamos permanentemente, no aceptamos aumentos automáticos.
—¿No le importa que lo asocien al kirchnerismo si no tiene nada que ver?
—No me importa el Gobierno, sí lo nac & pop, yo no haría una cadena de sushi.



Jairo Straccia