ECONOMIA PROBLEMAS PARA GALUCCIO

Una denuncia de lavado contra Mindlin complica un nuevo acuerdo de YPF

El titular de Pampa Energía, cercano a la Casa Rosada, fue denunciado por un organismo oficial. Estaba por firmar un convenio con la petrolera estatal para invertir en Neuquén.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc.

Una denuncia de lavado por $ 100 millones contra el empresario Marcelo Mindlin, presidente de Pampa Energía, podría complicar los planes de YPF para desarrollar un área gasífera en Neuquén. La Procuraduría de Criminalidad Económica y el Lavado de Activos (Procelac), a través del área de Fraudes Económicos y Bancarios, denunció ayer penalmente a Mindlin y a Joseph Lewis, accionistas del Grupo ST, por presunta participación en el delito de lavado de dinero.

La causa –registrada bajo el expediente judicial CFP 9070/2013– recayó en el Juzgado Federal N° 4, a cargo de Ariel Lijo. Desde la Fiscalía sostienen, en función de los antecedentes obrantes en los reportes de operaciones sospechosas del Banco Central (BCRA) a la Unidad de Información Financiera (UIF) entre 2009 y 2010, que la maniobra se originó a partir de la inyección de más de $ 100 millones a través de aportes de capital desde sociedades controladas por los grupos Dolphin, buque insignia histórico de Mindlin, y Abus Las Americas.

Desde la Procelac advirtieron que “los dos grupos económicos utilizaron los aportes para comprar el paquete mayoritario del Grupo ST y del banco del grupo, sin que esas operaciones contasen con la debida justificación documental sobre el origen de los fondos empleados”. Y sospechan “que la finalidad real habría sido legitimar el origen ilícito de fondos financieros mediante la utilización de sociedades off shore constituidas en paraísos fiscales y la sustitución por activos de diferente denominación”.

El grupo inversor, en tanto, rechazó las acusaciones y anticipó que se presentará el lunes ante el juzgado interviniente en lo que definió como una falsa denuncia.

“Las operaciones que se denuncian fueron realizadas con la intervención del Banco Central, quien pidió a los compradores en su momento la información correspondiente, y no hizo objeciones. Los intervinientes en las transacciones, las sociedades de Marcelo Mindlin y Abus, entre otros accionistas, son sociedades y accionistas argentinos, que ingresaron su dinero a través del Banco Central”, indicaron a PERFIL.

La relación de Mindlin con el Gobierno sufrió algunos cimbronazos en los últimos dos años, en especial con sectores que responden a La Cámpora. En junio de 2012, un informe del Enre, el ente regulador de la electricidad, acusó a Mindlin de endeudar a Edenor –uno de los principales activos de Pampa Energía– y de esa manera ocasionar el desfinanciamiento de la distribuidora metropolitana. El documento fue firmado por Juan Manuel Abud, hoy gerente general de Cammesa –la compañía administradora del mercado eléctrico– y hombre de confianza del viceministro de Economía, Axel Kicillof.

A pesar de eso, Mindlin mantiene líneas de articulación con el kirchnerismo. Prueba de eso es que Petrolera Pampa, una de las empresas del grupo, está negociando con YPF el desarrollo en conjunto de un área gasífera en Neuquén.

Se trataría de Rincón del Mangrullo, un campo donde YPF está encarando el tendido de un gasoducto para evacuar el fluido. Durante la gestión de Repsol, las empresas estuvieron cerca de llegar a un acuerdo para invertir US$ 50 millones en el bloque, pero la negociación no prosperó.

Miguel Galuccio, CEO de YPF, expresó la semana pasada que estudia asociarse con empresas independientes para desarrollar yacimientos secundarios o marginales. “Podría haber novedades antes de fin de año”, aseguró en el último almuerzo del Club del Petróleo.

Pampa Energía quiere garantizarse el abastecimiento de gas a mediano plazo. Es una de las pocas empresas eléctricas que goza de los beneficios del programa Energía Plus, que autoriza mejores precios de venta de la nueva generación de energía.



Nicolás Gandini