ECONOMIA DÍAS CLAVE EN EL CONGRESO

Una gestión para defender al vice en el Senado quedó trunca por Pichetto

Un grupo de senadores pidió proteger a Boudou en una reunión de bloque. Los legisladores niegan “fisuras” en la bancada.

Foto:Telam

Amado Boudou está cada vez más cercado en el Senado. La oposición se está nucleando para realizar una nueva embestida, mientras en el oficialismo son cada vez menos los senadores dispuestos a dar la cara y defenderlo.

En los últimos días, en una reunión de senadores del Frente para la Victoria y aliados, apenas cuatro o cinco de ellos plantearon la necesidad de salir a defender con mayor vehemencia al vicepresidente. Según pudo averiguar PERFIL, Miguel Pichetto, jefe del bloque, se desentendió y les respondió lo más diplomáticamente posible: “Defiéndanlo ustedes”.

Ese grupo está integrado por el sanjuanino Ruperto Godoy, la pampeana María Higonet y el misionero Juan Irrazábal. Y aunque no formaba parte de ese listado, también se agregó esta semana Beatriz Rojkés de Alperovich, quien emitió un comunicado defendiendo a Boudou.

En diálogo con PERFIL, Godoy, que formó parte de la comitiva que acompañó a Cristina Kirchner a Venezuela, confirmó que él planteó la necesidad de “dar el debate en el recinto, para hacerle frente a la postura de la oposición”. “Ninguna norma dice que el vice deba pedir licencia. Sí que se puede pedir juicio político, pero eso ya se trató en Diputados”, argumentó.

Por otra parte, Godoy minimizó la división en el kirchnerismo. “En el bloque hay un respaldo total a dar el debate, en la próxima sesión se va a ver”, aseveró. Lo cierto es que si el tema llega al recinto, el oficialismo lo defenderá como ya lo hizo veces anteriores. Pero ya son cada vez menos los dispuestos a soportar esa situación. Aníbal Fernández esta semana fue contundente y dijo que en la misma situación él “hubiese pedido licencia”.  

Otra fuente oficialista, en tanto, ratificó que “no hay fisuras, ni nada por el estilo” y que el objetivo “es mantener el bloque entero”. Y aclaró que “nadie está en contra de Boudou”, lo que a esta altura es muy distinto a decir que se está a favor. “Se ve la complejidad de la situación, que amenaza con paralizar la actividad en el Senado”, agregó.

La lectura en la Cámara alta sobre el acto de desagravio que se le hará al vice en el Luna Park el 12 de agosto también es una muestra de los apoyos a Boudou. Se destacan Gabriel Mariotto, Luis D’Elía y Carlos Raimundi como organizadores, pero ningún peronista duro.

Por el otro lado, la oposición le está dando la última puntada a un proyecto de resolución que presentará el próximo miércoles, con el que buscará suspender a Boudou de sus funciones.

Los presidentes de bloques opositores decidieron no ir más a las reuniones de Labor Parlamentaria mientras las comande el vice. El jueves, Gerardo Morales le presentó una nota al presidente provisional, Gerardo Zamora, pidiendo que convoque a Axel Kicillof y a Juan Carlos Fábrega para que informe sobre el default. A Boudou, directamente, lo salteó.

Este miércoles, Jorge Capitanich brindará su informe de gestión. Boudou estará ejerciendo como presidente por el viaje de Cristina a Colombia. Será una oportunidad para ver quiénes se animan a seguir defendiéndolo.



Gabriel Ziblat