ECONOMIA EL QUINTO MEJOR RENDIMIENTO GLOBAL

Vuelve el ‘efecto fin de ciclo’ y las acciones locales figuran entre las que más crecen

La cercanía del cambio de gobierno pesó más que el estancamiento y la Bolsa ganó 6,43% en dólares en abril. Apuestan a que el país vuelva a ser “mercado emergente”.

PERFIL COMPLETO

Las acciones argentinas subieron en promedio 6,43% en dólares en abril. Con este gran rendimiento, la Argentina quedó en el quinto puesto entre las bolsas que más ganaron en dólares en el mundo, detrás de las bolsas de Emiratos Arabes Unidos (+13,66%), Qatar (+8,95%), Perú (+8,64%) y Turquía (+7,34%).
¿Por qué está subiendo la bolsa en un contexto en el que la actividad económica en Argentina cae? ¿Por qué los inversores (tanto externos como argentinos) comienzan a inclinarse por el país? La respuesta, una sola palabra: anticipación.
Luego de las elecciones primarias abiertas simultáneas y obligatorios (PASO), la Bolsa empezó a asumir que ya no habría una continuación del kirchnerismo en 2015. Y desde entonces estamos viviendo esa tendencia, que se truncó temporariamente con el susto devaluatorio de comienzos de año. Hay dos argumentos:
u Después de CFK, cualquiera sea su sucesor (Massa, Scioli, Macri), todo indica que será un presidente que sacará en buena medida la mano intervencionista que hoy tiene el Estado en la economía.
u Dado que el Gobierno ya no tiene margen para continuar financiándose con inflación como lo hizo en los últimos tres o cuatro años, ahora tiene que forzadamente ajustar. Menor salario real de empleados del Estado, menor poder adquisitivo para los jubilados, menos subsidios.
El hecho de que 2014 muy probablemente sea un año con caída de actividad no parece ser relevante porque 2015 está cerca y los mercados se están anticipando al fin de este ciclo. Y la actual caída en la actividad es consecuencia de un intento (parcial) de controlar la inflación a través de tasas de interés muy altas.
Muchos temen lo que podría suceder si se diera una profundización de la caída de la bolsa estadounidense que termine arrastrando a todos los mercados mundiales.
No hay de qué preocuparse. El volumen de acciones argentinas que se opera en Nueva York es realmente muy bajo. ¿Cuán bajo? En la última semana de abril se transaron, por ejemplo, US$ 6,7 millones de Edenor o US$ 61,6 millones de YPF. En la misma semana bajo análisis, Petrobras (Brasil) operó US$ 1.610 millones y Grupo Televisa (México) operó US$ 343 millones. Si hay instituciones interesadas en comprar carteras grandes, deberán hacerlo durante varias jornadas.
Argentina está clasificada como un “mercado de frontera”. Esta es una clasificación debajo de “mercado emergente”. Sin embargo, Argentina siempre perteneció a la categoría “emergente” y es casi garantizado que, con un mínimo ajuste económico, el país vuelva a clasificarse de esta manera. ¿Por qué es esto importante?
Porque muchos administradores internacionales replican el índice de mercados emergentes. Y si Argentina forma parte de este índice, comprarán Argentina, más allá de que les guste o no, simplemente por el mandato de tener que replicar el índice. El viento parece finalmente soplar a favor para las acciones de Argentina. No es momento de dejar pasar el tren

*CEO de Cartafinanciera.com.



Miguel Boggiano