ECONOMIA UN EMPRESARIO ‘PINGÜINO’, EN LA MALA

Wagner, pope de la obra pública, pierde licitaciones y un contrato con China

Uno de los principales contratistas de la obra pública, Carlos Wagner, el ex presidente de la Cámara Argentina de la Construcción y dueño de la empresa Esuco, está a punto de perder el contrato para la construcción de una de las obras clave en los acuerdos con China.
En el último mes, Esuco despidió a noventa trabajadores de la base espacial china que construye en Neuquén bajo un contrato con la China Harbour Engineering Company Ltd. (CHEC), desde 2013.

La empresa de Wagner aduce que su contraparte china le debe $ 80 millones mientras que la compañía asiática cuestiona los atrasos de siete meses en la obra.
“Esuco dice que si no recibe pagos en estos días, el 15 de julio se estaría yendo. Nosotros optamos porque ellos resuelvan su problema y, a la vez, el de nuestros compañeros”, dijo Aldo Espinoza, uno de los delegados de la empresa, al diario de Río Negro.

En los últimos días, Esuco también perdió la licitación para equipar tecnológicamente el Centro Cultural Néstor Kirchner, en lo que, según la explicación del Ministerio de Planificación a cargo de Julio De Vido, califica como un “error de principiante” para una empresa que ejecuta obras nacionales en distintos puntos del país.
De acuerdo con la explicación de la cartera de De Vido –que emitió un comunicado para desvincularse de haber otorgado la obra al Grupo Cirigliano–, Esuco no consiguió la adjudicación del contrato que le hubiese significado unos $ 400 millones porque que “no integró la garantía correspondiente para garantizar la oferta”.

Wagner fue vinculado también a otro de los grandes beneficiarios de la obra pública, Lázaro Báez, aunque él mismo buscó aclarar que no tuvo negocios con el empresario santacruceño.
En una entrevista concedida a Perfil en abril del año pasado aseguró que siempre fueron competidores, aunque reconoció que ofertaron juntos para la construcción de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic.



Patricia Valli