ECONOMIA LOS MERCADOS TRAS EL FALLO POR TARIFAS


Wall Street revisa más el golpe en el crecimiento que en el déficit

.

SACA CUENTAS. Prat-Gay, en la foto junto a José Cano, mide el impacto del freno de la Corte.
SACA CUENTAS. Prat-Gay, en la foto junto a José Cano, mide el impacto del freno de la Corte.
Foto:twitter @alfonsopratgay
El fallo de la Corte que anuló el aumento de tarifas del gas para los usuarios residenciales tuvo, previsiblemente, una mala acogida entre los analistas de Wall Street, donde se asume –aunque el Gobierno no lo  admite por ahora– que el equipo económico irá a buscar los fondos que tenía previsto ahorrar en subsidios. Pese a esto, descartan que no tendrán dificultades en cubrir las “nuevas necesidades de financiamiento” dadas la indiferente reacción de los inversores en títulos públicos. “La primera reacción fue sorprendentemente resiliente, prácticamente sin cambios en los spread. Suponemos que esa tolerancia se debe al favorable contexto global de alta liquidez y también a una visión subyacente positiva respecto de una respuesta acertada al nuevo desafío fiscal”, asegura a sus clientes Siobhan Morden, del banco de inversión Nomura. El analista destaca que parte de los fondos para cubrir el bache podrían provenir del blanqueo, “lo cual pondría en riesgo los recursos para afrontar el pago de las sentencias a los jubilados el próximo año”.
El número final de ese desafío fiscal es aún incierto: mientras los cálculos oficiales preliminares indican un costo fiscal de $ 20 mil millones, para Fernando Díaz, del Citi, es un “impacto limitado”.  Sin embargo, en su informe la entidad advierte a sus inversores que no se descarta que este monto sea más alto en función de lo que ocurra con las tarifas de electricidad y también con la de los usuarios industriales y comerciales de gas. En la misma línea, Goldman Sachs calcula un costo de $ 18 mil millones, “lo que no altera significativamente la dinámica fiscal, que ya estaba de por sí deteriorada”. “El fallo sólo hace menos probable que se pueda reducir el déficit fiscal este año y disminuye en el corto plazo las chances del Gobierno de apostar a las inversiones de infraestructura para reactivar la economía”, asegura el economista del banco Mauro Roca.

Virginia Porcella