ECONOMIA EL SOCIO EXTRANJERO DE LA PETROLERA

YPF apeló el fallo Chevron como una señal a inversores energéticos

PERFIL COMPLETO

Desde la retórica legal, YPF justificó la apelación del fallo que la obligaba a mostrar íntegramente el contrato firmado con la petrolera Chevron sobre la base de la defensa de secretos tecnológicos, científicos y comerciales incluidos en ese acuerdo que, de tornarse públicos, representarían una desventaja competitiva para la mayor empresa del país. Es la línea argumentativa que viene desplegando desde la rúbrica del documento en agosto de 2013. Sin embargo, la estrategia de la petrolera se explica también por una razón meramente coyuntural y de timing político. Concretamente, desde la Casa Rosada concluyeron que mostrar justo esta semana el contrato firmado con una de las mayores petroleras norteamericanas amenazaba con contaminar toda la agenda market friendly preparada para recibir al presidente de Estados Unidos, Barack Obama.
De hecho, si no apelaba la sentencia de la jueza de primera instancia Cristina Carrión de Lorenzo, YPF hubiese tenido que publicar el contrato con Chevron el próximo martes, el mismo día en que Obama llegue a Buenos Aires. El tema fue tratado el martes pasado en una reunión de directorio de la petrolera convocada en la que participó Miguel Angel Gutiérrez, presidente entrante de la compañía que asumirá su cargo en abril. Aunque una línea interna de YPF, apoyada por Miguel Galuccio, evaluaba publicar el documento (de cerca de cinco mil hojas y veinte anexos), finalmente se optó por recurrir la medida ante la Cámara Contencioso Administrativa para, de máxima, revertir la posición judicial y, de mínima, ganar tiempo hasta que Obama deje el país.
El mandatario norteamericano arribará con una extensa delegación de inversores y altos ejecutivos de ese país. Incluso es probable que figure Ali Moshiri, presidente de Chevron para Africa y América Latina junto con el vicepresidente global de Asuntos Públicos de la petrolera, así como también el líder mundial de Dow Chemical, otra empresa que está asociada con YPF para explotar Vaca Muerta, y el presidente de AES, una importante compañía de generación eléctrica. “¿Qué sentido tenía empañar una visita de tanto peso publicando el contrato justo esta semana?”, se preguntaron desde una empresa norteamericana con presencia en energía.



Nicolás Gandini