Publicado en edición impresa de la epoca marplatense de boudou  

En su militancia en UPAU, criticaba la "burocracia estatal"

A tono con el discurso liberal de la agrupación juvenil, el ministro cuestionaba el ingreso irrestricto a la universidad. Así lo dejó expresado en un par de entrevistas.

Diálogos. En entrevistas publicadas en La Capital, en 1987 y 1988, Boudou explicó sus ideas. |

Amado Boudou no sólo es candidato a vicepresidente y ministro de Economía. Es también uno de los más férreos defensores del “modelo” kirchnerista y se codea con hombres que provienen de la izquierda y el progresismo. Sin embargo, en su juventud pregonaba ideas liberales.

Aimé (Amado en francés), como lo conocen en su Mar del Plata natal, estudió en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de esa ciudad. En esos años, Boudou se unió a la UPAU (Unión para la Apertura Universitaria), una agrupación que surgió en 1983 en la UBA de la fusión de dos expresiones de centroderecha, el Partido Demócrata y el Partido Federal.

La UPAU de Aimé se transformó en la tercera fuerza en importancia de la Universidad marplatense: peleaba con la Manuel Belgrano (vinculada al socialismo y a la histórica Franja Morada (UCR). Por ello, comenzó a competir por los cargos universitarios: a fines de agosto de 1987, se presentó para presidente del centro de estudiantes. “Nuestra actitud tiende a defender los intereses del alumnado y los principios de la libertad como base de un estilo de vida”, comentó Aimé en una nota del diario marplatense La Capital. En ese entonces, rechazaba el ingreso irrestricto de jóvenes estudiantes y proponía un curso de ingreso. En cuanto al modelo de facultad, comentó que no quería que sea “un órgano más al servicio de la ineficaz burocracia estatal”. 

Carismático y locuaz, quienes estudiaron con él recuerdan a un hombre seductor y divertido. “Lo querían todos, aunque cantaba mal, tocaba la guitarra y era el centro de atención”, comenta una ex compañera de militancia. Un par de ex alumnos recordaron que, producto de un acuerdo con otras agrupaciones, Aimé llegó a la Secretaría de Cultura del centro de estudiantes que manejaba Franja Morada. Desde allí consiguió que Andrés Calamaro fuera a tocar al Aula Magna de la facultad. “No teníamos ni para pagarle el alojamiento, entonces terminó yendo un hotel de un compañero”, cuenta una fuente que conocía a Boudou en esos años. Entre otras actividades, también se organizaban jornadas solidarias, caminatas y se juntaban alimentos no perecederos para comedores. También, los jóvenes de UPAU pintaban sus propias remeras y contaban las monedas para los afiches que tenían.

En 1988, el futuro ministro de Economía se presentó como candidato para el Consejo Académico de la Universidad. Ya se había recibido con 8,19 de promedio, pero le gustaban los claustros. Boudou volvió con su propuesta de restringir el ingreso de estudiantes: “Es necesario un sistema de selección que podría ser mediante exámenes o cursos de verano”, le dijo a La Capital.

Ahora bien, ¿qué relación tenía la UPAU con la Ucedé? Uno de los fundadores de la agrupación, Guillermo Vattuone, contó a PERFIL que, en rigor, “el vínculo con la Ucedé era más publicitario que real”. Y agregó: “La idea era afiliar gente a la Ucedé para que el partido se sintiera representado en la universidad”.  Sobre la irrupción de Boudou, Vattuone contó: “Fue una sorpresa para nosotros que hubiera estado en UPAU, tenemos un foro con más de cien ex militantes y nos consultamos entre nosotros porque nadie lo conocía”.

G Plus

Facebook

Twitter

¿Te gustó este artículo?
Temas
 

Comentarios

Comentá en Perfil.com

Para comentar debes estar logueado,
ingresá a través de: