Publicado en edición impresa de propuesta en uruguay  

Marihuana buena y barata: el plan de Mujica para derrotar a los narcos

Presentan el Marco Normativo para Regular el Mercado de Cannabis. El Estado controlará la producción y comercialización. Tarjetas magnéticas para los consumidores.

Conductor. El presidente uruguayo bajó la propuesta al Congreso a través de sus legisladores. |

El gobierno uruguayo de José Mujica tiene un plan para combatir al narcotráfico: que el Estado garantice la producción y venta de marihuana de calidad y barata. Los diputados del Frente Amplio presentarán la semana próxima el borrador del Marco Normativo para Regular el Mercado de Cannabis a los legisladores de la oposición, con la expectativa de que el proyecto pase al Senado antes de fin de año. La iniciativa tiene el doble objetivo de implementar una política de reducción de daños para los consumidores y, al mismo tiempo, desalentar la compra en el mercado ilegal.

El presidente Mujica bajó el proyecto al Congreso en agosto. Aunque el texto presentado consta de un único artículo que deja casi todo librado a la reglamentación de la ley, funcionarios del oficialismo adelantaron en los últimos días los fundamentos y detalles de la propuesta.

“En Uruguay existe una flagrante contradicción: el consumo es legal y la venta es ilegal –dijo a PERFIL la senadora y primera dama Lucía Topolansky–. Buscamos cortar un negocio que da enormes ganancias al narcotráfico y queremos ayudar a los consumidores problemáticos.” Uno de los principales argumentos del oficialismo es que la regulación del mercado de marihuana por parte del Estado ayudará a combatir el consumo de drogas duras, como la pasta base. “Sucede que a veces alguien va a buscar marihuana, le dicen que no hay y le ofrecen paco u otra droga adictiva, enganchando a esa persona en otro circuito”, subrayó Topolansky.

El diputado frenteamplista Sebastián Sabini, presidente de la Comisión de Adicciones y Drogas, detalló a este diario cómo piensan desplazar del negocio a los narcotraficantes. “El Estado va a competir en base a la calidad del cannabis. El gran defecto del narcotráfico es que el consumidor no sabe lo que compra: la marihuana viene con hongos, amoníaco y otras sustancias no saludables. El Estado competirá asegurando que en el proceso de cultivo se mantenga la pureza de la planta, y que exista la posibilidad de ofrecer diferentes variedades de cannabis.”
Otra cuestión es el precio. Desde el gobierno uruguayo señalaron que entre las medidas que se están estudiando figura la de vender 40 gramos de marihuana, por mes y por persona, a unos 700 pesos uruguayos (35 dólares). Es un valor competitivo, similar al que rige en el mercado ilegal.

En cuanto a la distribución, se creará un organismo estatal que entregará licencias para producir y vender. Siguiendo el modelo californiano, habrá espacios de comercialización que irán desde clubes cannábicos –que sólo podrán distribuir entre sus socios– hasta centros con asistencia especial para consumidores problemáticos.

Los beneficiarios de la ley estarán inscriptos en un registro innominado que preservará su identidad. Una posibilidad es entregarles una tarjeta magnética con la cual comprar el producto. La finalidad del registro es controlar que la marihuana se consuma en Uruguay y no haya fuga hacia otros países como la Argentina.

G Plus

Facebook

Twitter

¿Te gustó este artículo?
Temas
 

Comentarios

Comentá en Perfil.com

Para comentar debes estar logueado,
ingresá a través de:


 
Últimas noticias
Fotogalerías