Publicado en edición impresa de la hisToria la escribo yo  

El poder de Tinelli para decidir dónde y cómo hablar de amor

Estrategia y contrainteligencia. El hombre más importante de la TV controla que los capítulos de su vida privada que están en los medios sigan el relato que él estipula. El decide cómo, cuándo y a quién.

El gran dt. Su vida privada es su "producto" más protegido. |

Contenido relacionado

Como el gran ojo de Gran Hermano: él todo lo vigila. Avanza y retrocede; levanta el teléfono, decide no sólo si hablar o no, sino qué hablar y cuándo. Marcelo Tinelli ha sabido entrenarse a la hora de ver dónde contar o a quién darle la primicia sobre algún aspecto de su vida privada. Siempre en el foco de los medios, el zar de la TV se posiciona en un lugar que lo tiene muy lejos de papel de víctima. Muy por el contrario, se maneja como pez en el agua a la hora elegir la revista o el periodista que más confía, para anoticiar por dónde van los destinos de su corazón. Hay que decirlo: después de todo, Marcelo Hugo Tinelli es periodista.
Consciente del poder que representa, el conductor sube su pulgar o lo baja de acuerdo al momento y las ganas que tenga de hablar. El lunes pasado, puso fin a una relación de cuatro meses con Guillermina Valdés. Caras lo vino anunciando en dos tapas: una el 2 de octubre y otra el 30 del mismo mes. Sin embargo, Tinelli nunca salió a desmentir ninguna de las publicaciones. En un año diferente, el conductor sí supo digitar cada jugada, como una pieza de ajedrez, y esperó el momento exacto para oficializar la ruptura. Al igual que lo hizo con Rial cuando le mandó un mensaje para que diera la primicia del comienzo de la relación, el pasado jueves confió en “el Intruso” para que él confirme la ruptura. “Estoy separado”, le escribió Marcelo a Rial en un mensaje. Rial le re-preguntó: “¿Estás bien?” Y Tinelli respondió: “Sí, estoy muy bien, necesito estar solo”.

La historia con Valdés había comenzado como un rumor que tardó unas semanas en madurar para salir a la luz como noticia. Nadie entendía bien cómo era que el ex socio de Sebastián Ortega, salía con la que había sido su mujer hasta hace poco tiempo. Aquella primicia hizo tambalear la relación entre Rial y su amigo, Luis Ventura quién, doce horas antes, y sobre el cierre de su revista, Paparazzi, confió cuando Tinelli le decía que no estaba con Valdés. Finalmente el 2 de agosto confirmó lo que era un secreto a voces a través de un mensaje de chat a Rial. El lunes 6, a la 1:30 AM, la pareja fue retratada por Caras arriba de su auto. Al día siguiente, una nueva imagen superó a la de ellos en el auto: Fabián Paz, amigo de Guillermina, subió a Twitter una foto de ella a caballito de él. La foto fue directo a ser tapa de Gente.

Sol... Si bien Marcelo sabe cómo salir bien parado en estas cuestiones, hubo una excepción que rompió la regla. Fue en enero de 2011, cuando la revista Caras no hizo caso a aquel código que decía que Tinelli podía ser retratado de vacaciones en Punta del Este, de cualquier forma, menos, con una mujer. En la época que sonaban fuerte las candidatas Magalí Montoro y Silvina Luna, un fotógrafo de la revista lo sorprendió dándose un beso con Solange Calabró –hasta el momento– una total desconocida. Tinelli había logrado mantener dos años en secreto aquella relación con esta secretaria de Ideas del Sur que asombró desde el minuto cero por su parecido con su ex esposa, Paula Robles.

Desde la ciudad esteña, Tinelli se habría comunicado con los directores de la revista e intentó sobre el cierre parar aquella tapa. No hubo caso. Estaba claro que no era el momento de contar la verdad: en la revista Gente de esa misma semana, Tinelli aparecía con una declaración:
“Estoy bien solo”. Increíblemente, Marcelo estuvo casi un año negando aquella relación.

Seis meses después, con la relación totalmente afianzada, Tinelli eligió nuevamente con qué periodista contar la historia de Sol. Se trató de Viviana Canosa a quien le concedió un móvil exclusivo. Por aquel entonces la pregunta del momento rondaba por saber quién era el número dos de Ideas del Sur, en relación a una disputa de popularidad que llevaban José Maria Listorti y Mariano Iúdica. “La numero dos es… Sol”, dijo Marcelo, mostrando una vez más su comodidad frente a la cámara.
Por estas horas, corren nuevos rumores por los pasillos de Ideas del Sur. Se trata, nuevamente, de Sol Calabró, la mujer que supo acompañarlo en silencio y de la que –dicen– ahora, nunca se habría separado completamente. Será cuestión de tiempo y ver en qué lugar él elige contar su próximo capítulo amoroso. La prensa no dejará de estar atenta nunca.

G Plus

Facebook

Twitter

¿Te gustó este artículo?
Temas
 

Comentarios

Comentá en Perfil.com

Para comentar debes estar logueado,
ingresá a través de:


 
Últimas noticias
Fotogalerías