Publicado en edición impresa de relevamiento en todo el pais  

2012 récord: aumentaron 52% las protestas callejeras respecto a 2011

Sólo entre enero y noviembre se registraron 4.897 cortes, contra 3.214 del año pasado. Provincia y Ciudad son los distritos con más piquetes.

0
Comentarios
| Este artículo fue leído
0
veces

Reclamo. Los empleados estatales encabezan la lista de los grupos que más protestas registran. |

Diciembre siempre es complicado. Cuando se acercan las fiestas comienza la temporada de tomas, de saqueos, de muertos. Pero hay algo distinto esta vez: los disturbios que empezaron en Bariloche, y se extendieron rápidamente a otras provincias, coronan el año con mayor conflictividad social desde 2009. Sólo desde enero hasta noviembre hubo 4.897 cortes de calles y rutas por protestas, 52,36% más que en 2011. Y todavía quedan diez días.

Los datos surgen de un relevamiento de la consultora Diagnóstico Político (sobre más de 180 medios periodísticos nacionales y provinciales) y muestran, además, que la provincia más conflictiva fue Buenos Aires, con 933 cortes durante los primeros once meses del año. La Capital le sigue muy de cerca con 756.

Sorprendentemente, las organizaciones sociales piqueteras no fueron las protagonistas: realizaron tan sólo el 14,11% de los piquetes. Los trabajadores estatales, en cambio, fueron responsables del 24,5%. Y los vecinos de distintos barrios del país, casi el 15%

Los analistas suelen utilizar el índice de cortes de calles y de rutas como termómetro para medir el humor social. Si bien el récord de piquetes no puede relacionarse directamente con otras manifestaciones de conflicto, sirven como parámetro para poder predecir si se avecinan tiempos difíciles.

“La principal diferencia con respecto el año pasado es que ahora el malestar atraviesa todas las clases sociales, cuando en 2011 se restringía a los sectores medios y medios altos”, indica Patricio Giusto, director de Política Argentina de la consultora. Y explica: “La clase media urbana, que tuvo en los últimos tiempo poca visibilidad en el espacio público, ahora tiene una agenda más amplia que incluye la economía, la seguridad y la democracia”.

Los problemas económicos, con la inflación en primer plano, actuaron como detonantes de muchas protestas, pero las causas de la creciente conflictividad no pueden reducirse a hechos aislados. Según explica, forman en realidad una red de factores que se potencian unos a otros: la fractura de la CGT, la disociación entre la agenda oficial –que prioriza la pelea por la Ley de Medios– y la popular –que se preocupa más por la seguridad y el aumento de precios–, y los problemas financieros de las provincias.

“Argentina vive una crisis más política que económica”, sintetiza Rosendo Fraga, director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría. “Sin embargo, cuando Moyano dice que hay gente que está sufriendo privaciones está en lo cierto. Una cosa es 24% de inflación anual con un crecimiento del 8%, como sucedió en 2011, y otra es la misma inflación con la economía creciendo al 1%. Al freno de la economía y sus efectos sociales se suman los conflictos políticos y sindicales y los problemas internos en el área de seguridad”, agrega.

El Secretario General de la CTA opositora Pablo Micheli, que lideró muchas de las protestas de este año coincide con el diagnóstico: “Los conflictos se deben a que cada vez hay más riesgo de pérdida de empleo, hay más trabajo precario y los salarios son cada vez más bajos. El que tiene un sueldo en blanco se perjudica con el impuesto a las ganancias o por el tope de las asignaciones familiares. A eso se le suman las dificultades de algunas provincias para pagar los aguinaldos. Es un combo explosivo”.

 

Comentarios

Comentá en Perfil.com

Para comentar debes estar logueado,
ingresá a través de:


 
Últimas noticias
Fotogalerías