Publicado en edición impresa de supuesta amante  

El misterio de Corinna, la alemana que compromete al rey Juan Carlos

La Casa Real española atraviesa una crisis por nuevas revelaciones del presunto affaire del monarca. Quién es la mujer que sacude a la Corona.

¿Amigos?. Los rumores sobre Corinna Wittgenstein y el rey comenzaron luego de que compartieran una cacería en 2012. Ahora se supo que se conocían desde 2004. |

Una misteriosa mujer desató una tormenta perfecta en el seno de la Casa Real española. Se trata de Corinna zu Sayn-Wittgenstein, una aristócrata alemana señalada como la supuesta amante del rey Juan Carlos desde que lo acompañó a una cacería de elefantes en Botswana el año pasado. Una investigación judicial sobre el yerno del monarca, Iñaki Urdangarín, reveló que Juan Carlos y la bella Corinna se conocen al menos desde 2004. El escándalo preocupa seriamente a la Corona, a tal punto que ayer se supo que el rey debió postergar un viaje que tenía previsto para mañana.

Las indagaciones de la Justicia no se vinculaban a priori con la relación entre Wittgenstein y Juan Carlos, pero inesperadamente reavivaron las sospechas sobre su presunto vínculo amoroso. El juicio investiga si Urdangarín, duque de Palma, cometió malversación de fondos públicos a través de su fundación, el Instituto Nóos. Durante una audiencia el jueves, un ex socio de Urdangarín –ahora su máximo enemigo en los tribunales– reveló una serie de mails entre los que figura un mensaje de 2004 en el que un socio del yerno real felicita a un empleado de Nóos por haber conseguido que Corinna, de 47 años y amiga del rey, asistiera a un evento organizado por la fundación.

En paralelo, la revista Vanity Fair publicó ayer que en febrero de ese mismo año Corinna había acompañado a Juan Carlos en una cacería en Mozambique que había organizado para él. Por aquel entonces, la noble alemana trabajaba como relacionista pública en la prestigiosa armería británica Boss&Co, desde la cual organizaba cacerías y eventos de lujo para personalidades destacadas y reconocidas.

Antes de dejar su trabajo en la compañía, a comienzos de 2006, Wittgenstein recibió en la oficina una visita muy especial: don Juan Carlos. “Ella ejerció de anfitriona. Fue todo muy formal, nada, desde luego, que pudiera hacer pensar que entre ellos existiera otro tipo de relación”, reveló a la edición española de la revista una fuente que estuvo presente aquel día.

La relación entre el monarca y Corinna se hizo pública el año pasado, cuando comenzaron las sospechas de que allí había algo más que amistad. Ahora, vuelve a estar en el centro de la escena. Según informó el diario español El Mundo, a raíz de la nueva crisis abierta por el “intento de chantaje contra el rey” provocó que la Casa Real suspendiera un viaje a Abu Dabi que Juan Carlos tenía previsto para mañana.

Zu Sayn-Wittgenstein era una mujer de clase media cuyo padre trabajaba como ejecutivo de una línea aérea brasileña en Europa. Su segundo matrimonio fue con un príncipe alemán y, aunque la pareja duró poco, Corinna mantuvo el apellido noble de su ex.

 

Denuncian una maniobra de Díaz Ferrán por Aerolíneas

El ex titular del grupo Marsans, Gerardo Díaz Ferrán, habría urdido una trama para apropiarse de la eventual indemnización que se fije por la expropiación de Aerolíneas Argentinas por parte del gobierno argentino.
Según una investigación del diario El País, Díaz Ferrán y su testaferro, Angel de Cabo, “tienen trabada en favor de una empresa radicada en un paraíso fiscal parte de la indemnización que reclaman en los Estados Unidos al gobierno argentino, unos 800 millones de euros”. Tanto Díaz Ferrán como De Cabo mantienen un pleito con Argentina ante el tribunal del Ciadi para que éste fije si cabe o no una indemnización por la expropiación de la aerolínea.

Sin embargo, según El País, “parte del dinero que se estipule ya está pignorado. Es decir, Díaz Ferrán y De Cabo, a través de la firma Possibilitum, tienen empeñada parte de la eventual indemnización que se fije”. El diario dice tener documentos que acreditan que el 14 de julio de 2010, Díaz Ferrán y De Cabo pignoraron parte de la eventual indemnización del pleito en favor de la sociedad denominada Burford Capital Ltd., radicada en la isla de Gensey.

“En una escritura pública anterior a ésta, la citada sociedad de Gensey suscribió un contrato de financiación por el cual asumía los gastos del pleito suscitado ante el citado organismo de mediación, y exige ser resarcida por ello –reseña el periódico–. La persona que representó a Burford Capital Limited fue Mariano F. I. R., convertido en apoderado de esta sociedad cinco días antes. Y, supuestamente, alguien de confianza de ambos para sacar tajada del dinero de la expropiación”.

G Plus

Facebook

Twitter

¿Te gustó este artículo?
Temas
 

Comentarios

Comentá en Perfil.com

Para comentar debes estar logueado,
ingresá a través de: