ELECCIONES2017 ELECCIONES 2017

Dónde quedaron ¿parados? los peronistas tras el derrumbe electoral

Cristina, Urtubey, Massa y Randazzo salieron peor de lo que esperaban. No hubo ganadores dentro de un espacio que necesita replantearse todo.

El peronismo recibió un golpe de KO
El peronismo recibió un golpe de KO Foto:Cedoc

El país se tiñó de amarillo y Cambiemos disfruta el mejor momento político desde su fundación. Del otro lado está la desazón del peronismo, que observa atónito como las urnas le dan la espalda y teme que el derrotero pueda continuar en 2019. Ante el derrumbe electoral, ¿dónde quedan parados los principales dirigentes del espacio que supo gobernar 12 años de forma ininterrumpida y parecía imbatible?

-Cristina Fernández de Kirchner. Le dieron vuelta la elección y perdió contra un candidato poco conocido como Esteban Bullrich. Hubo un voto anti CFK imposible de eludir producto de las sensaciones -a favor y en contra- que genera la expresidenta. Pasó del 54% del 2011 a 37% en 2017. Si bien tiene un buen caudal de votos, el peronismo busca sacarla de la cancha porque creen que garantiza una derrota en 2019. Asumirá el 10 de diciembre en un Senado que la mira de reojo. "Unidad Ciudadana llegó para quedarse", señaló ayer.

-Juan Manuel Urtubey: El gobernador de Salta atraviesa su tercer mandato, por lo que esperaba un buen resultado el domingo para lanzarse como presidenciable dentro de dos años. Pero su oposición al gobierno de Macri fue tan liviana que el público terminó confundiéndolo con el oficialismo. ¿La consecuencia? En las PASO, su candidato ganó por más de 10 puntos, pero ayer quedó 6 puntos abajo. La derrota truncó el lanzamiento del marido de Isabel Macedo, que reconoció rápido la derrota. Tendrá que volver a construir liderazgo para estar al frente del peronismo en 2019.

-Sergio Massa: En 2013 se animó a enfrentar al kirchnerismo y lo derrotó en Buenos Aires. Tuvo aspiración presidencial en 2015 y quedó tercero. Ahora mantuvo ese lugar pero muy lejos de Cambiemos y UC: se desplomó entre las PASO y las generales, al perder más de 4 puntos y terminar con solo 11. Fue tal el desastre electoral que en Tigre, su pago chico, quedó tercero. Y ahora el intendente Julio Zamora no tendría problemas en enfrentarlo. ¿Vuelve al peronismo o apuesta a la sociedad con Margarita Stolbizer?

-Florencio Randazzo: Quedó cuarto en la pelea por los senadores y quinto, detrás del FIT, en la carrera por los Diputados. Conservó la mayor parte de los votos de las PASO, aunque lejos estuvo de pelearle a Massa el podio. El único representante propio de sus listas que habrá en el Congreso será Eduardo "Bali" Bucca, intendente de Bolívar. Dispuesto a "renovar" el peronismo, quiere a Cristina bien lejos. Tendrá su lugar en la mesa.

-Rodríguez Saá / Carlos Verna: Los gobernantes de San Luis tuvieron una remontada épica. Perdieron las PASO por casi 20 puntos y ayer ganaron por 12 (55 a 43). "Vamos a limpiar de traidores", anticipó previo a la elección Adolfo. La respuesta causó efecto. Les falta proyección nacional, un problema histórico para los dos: cada vez que salieron a probar suerte fuera de las fronteras puntanas, el resultado fue pésimo. Por su parte, Carlos Verna se recuperó del traspié en La Pampa. Había perdido por más de 10 puntos las PASO, y el domingo su triufo fue por 598 votos. No puede relajarse para 2019 si quiere conservar la provincia.

-Juan Schiaretti: El gobernador de Córdoba pecó de "opo-oficialista", al igual que Urtubey. Los cordobeses le dieron la espalda y le será difícil posicionarse como un armador estratégico para el PJ en el transcurso del 2018 para enfrentar la presidencial.

-Intendentes. La mayor parte de los jefes comunales acompañaron a Cristina ante la necesidad de votos que les mantengan el distrito en paz pero nadie garantiza la lealtad a partir de hoy con CFK. Ahora, si María Eugenia Vidal va por la reelección, ¿buscarán un candidato perdedor en Buenos Aires o será mejor acompañar y colgarse de una boleta ganadora?