ELECCIONES2017 #PERFILELECTORAL

El kirchnerismo espera una diferencia de dos puntos arriba o abajo

Cristina está recluida con su hijo Máximo y un grupo de colaboradores esperando los números finales.

Cristina columna EDi
Cristina columna EDi Foto:CeDoc

Incertidumbre es lo que predomina en el búnker de Unidad Ciudadana, en el estadio de Arsenal. Sin resultados propios de boca de urna (no contrataron el servicio de ninguna encuestadora), los dirigentes kirchneristas manejan sondeos ajenos y mesas testigo. Con esa información, pronostican una diferencia de dos puntos. Pero la clave es que no saben si esa ventaja ungirá como ganador a Esteban Bullrich o a Cristina Kirchner. “La elección está muy cerrada”, confiaron a PERFIL muy cerca de Cristina.

El entorno de la ex presidenta se desalentó con la carga de las primeras mesas oficiales. Aunque esperaban números adversos en el cómputo inicial, no creían que la diferencia sería amplia. Sin embargo, la atribuían a que las mesas que empezaron a aparecer primero eran las del interior bonaerense, donde el oficialismo pisa fuerte.

Cristina sigue en el segundo piso del edificio administrativo de la cancha de Arsenal, que habitualmente es utilizado por los jugadores para la concentración previa a los partidos. Está con su hijo Máximo y un grupo de colaboradores. En el primer piso aguardan los otros candidatos: desde el ex gobernador Daniel Scioli hasta el ex ministro de Economía, Axel Kicillof. Y en la planta baja está la prensa.

De todos modos, el análisis de algunos dirigentes y candidatos era, a esta hora, que si Cristina ganaba por dos puntos, pero con un porcentaje alto (cerca de 37 puntos) y el oficialismo también perforaba los 30 puntos, las cartas estarían echadas para octubre, porque el famoso “voto útil” ya habría operado hoy.

“Igual, dos puntos arriba es una mala elección”, reconocían en el búnker K. “Con la economía como está, la diferencia tendría que ser muy abultada. Si es de dos puntos, es complicado mantenerse firme”, precisaron cerca de CFK. 

Otro panorama desalentador para el kirchnerismo lo conformaba la victoria que Cambiemos obtenía con comodidad en la Ciudad de Buenos Aires y en otros distritos del país. Más allá de que Unidad Ciudadana no presentó candidatos en otras provincias (sí en Capital, donde se sabía que Elisa Carrió arrasaba), los triunfos del oficialismo contribuían al desánimo kirchnerista.

Las palabras de Cristina Kirchner ante los periodistas estaban previstas para más entrada la noche, cuando los cómputos oficiales marquen una tendencia definitiva.  


La redacción de Perfil usó tecnología 4G de Personal para la cobertura de las PASO 2017