ELECCIONES2017 #PERFILELECTORAL

De Jones Huala a los presos K: así se votó en las cárceles

Unos 4.242 internos alojados en unidades del Servicio Penitenciario Federal (SPF) estaban habilitados para votar. José López, el ex secretario de Obras Públicas K no pudo hacerlo porque su DNI estaba en el juzgado.

Facundo Jones Huala.
Facundo Jones Huala. Foto:Cedoc

Los presos de la cárcel de Ezeiza que estaban habilitados para votar tuvieron que madrugar. A las 8.30 de la mañana, el empresario patagónico, Lázaro Báez, su contador, Daniel Pérez Gadin, y el ex secretario de transporte del gobierno anterior, Ricardo Jaime, entre otros, se alinearon en la fila para sufragar en el módulo seis del Complejo Penitenciario Federal I.  

En las últimas PASO habían votado después de las 7 de la tarde porque se demoraron con las visitas. Según fuentes penitenciarias consultadas por PERFIL, José López, el ex secretario de Obras Públicas del kirchenrismo y compañero de pabellón de Báez y Jaime, no pudo votar porque no tiene documento (está en poder del juzgado que lo procesó por enriquecimiento ilícito). 

En las cárceles el sistema es de boleta única y los votantes colocan un sello en el espacio político que deseen. En el caso de los presos que tienen su domicilio en un lugar distinto del que permanecen detenidos, se llevaron al penal las boletas que corresponden a su provincia, lo que le permitió optar entre las listas de candidatos a cargos de senadores y diputados nacionales del lugar de su domicilio originario.

De acuerdo a los voceros, 4.242 internos alojados en unidades del Servicio Penitenciario Federal (SPF) estaban habilitados para votar en esta elección. En el penal de Marcos Paz, donde está alojado Roberto Baratta, ex subsecretario de Coordinación y Control de Gestión del Ministerio de Planificación y hombre de máxima confianza de Julio De Vido, no se informaron datos de la votación.   

Facundo Jones Huala, el líder de la comunidad Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), también votó. Lo hizo en la cárcel federal de Esquel, donde está preso a la espera de que se resuelva el pedido de extradición de Chile. 
En las cárceles de la provincia de Buenos Aires fueron habilitadas 65 mesas para que puedan sufragar 15.744 internos. En las PASO anteriores apenas votó el 27 por ciento de los presos que figuraban en los padrones.