ELECCIONES2017 HABÍA 15 MIL PRESOS HABILITADOS

Lázaro Báez y Ricardo Jaime votaron en la cárcel de Ezeiza

El contador de Báez, Daniel Pérez Gadín, también votó en ese penal. José López no pudo porque no tiene su DNI y Víctor Manzanares, contador de Kirchner, no estaba en el padrón.

Lázaro Báez, Ricardo Jaime, José López, Víctor Manzanares y Daniel Pérez Gandín
Lázaro Báez, Ricardo Jaime, José López, Víctor Manzanares y Daniel Pérez Gandín Foto:Cedoc

El empresario patagónico Lázaro Báez, y el ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime, votaron esta noche pese a estar detenidos. Ambos se encuentran alojados en la Unidad Penal de Ezeiza y fueron habilitados por la Justicia electoral para participar de los comicios. Báez y Jaime emitieron su voto en el módulo seis del Complejo Penitenciario N°1 de Ezeiza. Lo hicieron minutos antes de las 20 porque en esta unidad el sufragio se demoró más de la cuenta por las visitas que recibieron. ¿A quiénes habrán votado?

José López, el ex secretario de Obras Públicas del kirchnerismo que arrojó casi 9 millones de dólares en un convento y compañero de pabellón de Báez y Jaime, no pudo votar porque no tiene documento (está en poder del juzgado que lo procesó por enriquecimiento ilícito).

El contador de la familia Kirchner, Víctor Manzanares, tampoco votó porque no figuraba en el padrón. Manzanares, que está procesado junto a Cristina Kirchner, sus hijos Máximo y Florencia y los empresarios Cristobal López y Lázaro Báez por lavado de dinero en la causa "Los Sauces", fue detenido el 18 de julio pasado y permanece detenido en la cárcel de Marcos Paz.             

Otro preso mediático que emitió su voto fue el contador de Lázaro Báez, Daniel Pérez Gadín, también alojado en el módulo seis de Ezeiza, un sector de la unidad carcelaria que fue reacondicionado el año pasado y que aloja a internos que tienen alto poder adquisitivo, como narcotráficantes o acusados y/o condenados por delitos de criminalidad económica. En ese mismo módulo, además de Báez, Jaime y Pérez Gadín, votaron otros 25 internos que están procesados por distintos delitos. 

En tanto, en los penales de la provincia de Buenos Aires, más de 16 mil detenidos fueron habilitados para votar. De acuerdo a los voceros consultados por este medio, se abrieron 65 mesas en 51 unidades penitenciarias. 

De acuerdo a la Cámara Nacional Electoral, 15.648 internos cumplían las condiciones aunque, en algunos casos, dependían de que sus familiares les acerquen el DNI. Según explicaron las fuentes, en las cárceles el sistema es de boleta única y los votantes colocan un sello en el espacio político que deseen.

En el caso de los presos que tienen su domicilio en un lugar distinto del que permanecen detenidos, se llevaron al penal las boletas que corresponden a su provincia, lo que le permitió optar entre las listas de candidatos a cargos de senadores y diputados nacionales del lugar de su domicilio originario.