ELECCIONES2017 ELECCIONES 2017

Mercados, bonos, dólar y el riesgo país: el impacto económico tras la elección

La economía tuvo su primer impacto post electoral luego de un arrollador triunfo de Cambiemos en todo el país.

Mercado de Valores de Buenos Aires
Mercado de Valores de Buenos Aires Foto:Cedoc

Como suele ocurrir luego un resultado electoral contundente, sobre todo en la provincia de Buenos Aires, los mercados reaccionaron de buena manera y hasta el presidente Mauricio Macri advirtió que la toma de deuda continuará para bajar el déficit.

En primer lugar, el dólar caía a 17,65 pesos para la venta en el promedio de bancos y casas de cambio porteñas, en línea con la trayectoria de la divisa en el segmento mayorista. Esa divisa cedía a 17,30 pesos. En el circuito paralelo, el dólar se vendía a 17,95 pesos, en equilibrio en relación con el cierre del viernes. “Sería muy inteligente del Gobierno plancharlo al menos un mes o dos al billete. Subiendo la tasa y teniéndolo en $ 17 el mayorista. De otra forma es difícil bajar la inflación. Por más que digan que no, el atraso es necesario a corto plazo, por más que se compre volatilidad a futuro”, analizó el economista Mauro Mazza ante El Cronista.

Planteó además que “hay tarifas como combustibles que ajustan con precios semestrales del dólar” por lo que subrayó que “sino lo pisan y sigue el tendencial para los ajustes de tarifa de marzo van a tener problemas de vuelta con servicios, que pesa en el IPC”. El economista Amilcar Collante analizó que el billete “va a estar planchado sin evento externo que lo afecte”.

“En principio, es razonable que el primer impacto sea una presión a la apreciación nominal. Obviamente que el resultado electoral que garantiza la continuidad de (el presidente Mauricio) Macri elimina el riesgo político o de gobernabilidad, y esto hace que los dólares financieros sigan llegando y se incremente la oferta”, analizó.

Sin embargo, aconsejó “ser cautos y no solo mirar a la Argentina como ombligo del mundo. Hay que esperar novedades desde los Estados Unidos para proyectar el dólar, ya que la decisión sobre el sucesor de Yanet Yellen en la FED puede traer presiones en el sentido contrario”. 

Por otra parte, los papeles líderes sumaban 1,87 por ciento en la Bolsa de Comercio porteña, en una jornada con mayoría de ganancias en el panel MERVAL, en respuesta al triungo que logró en las elecciones legislativas de la víspera, mientras los bonos soberanos operaban en baja en el mercado doméstico y el Riesgo País cedía a 340 puntos básicos. El MERVAL subía a 27.433,88 puntos en la Bolsa doméstica, que negociaba 590 millones de pesos en acciones, con ganancias destacadas para Banco Macro (+4,70 por ciento) e YPF (+4,10), en una rueda en que comenzó a regir un aumento en los combustibles líquidos. En el mercado de renta fija, el bono BONAR 2020 perdía 0,36 por ciento a 1.957 pesos por cada lámina de 100 dólares y el BONAR 2024 caía 0,51 por ciento a 2.116 pesos, en la Bolsa porteña. 

En cuanto al déficit de la balanza comercial, sumado a la deuda que crece sin pausa desde 2016, el presidente Macri advirtió que su gobierno seguirá tomando deuda pública para financiar el déficit fiscal de la economía, que pretende bajar a menos de 3,2 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI) este año, y poder también reducir la inflación. "Mientras la Argentina tenga déficit fiscal, va a seguir teniendo que tomar deuda. Tenemos un compromiso central que es reducir la pobreza. Y el primer camino para reducir la pobreza es bajar la inflación. Si uno no va a financiar el déficit con inflación, lo tiene que financiar con deuda", subrayó.

En la primera conferencia de prensa tras el triunfo el mandatario aclaró, no obstante, que ese mecanismo de endeudamiento "no es algo que podamos seguir haciendo eternamente", por lo que reiteró la necesidad de bajar en forma gradual el déficit fiscal. Al 31 de agosto, la deuda pública ascendía a 302.700 millones de dólares, según datos oficiales. "Parte de lo que vamos a hacer de acá a fin de año es aprobar en el Congreso de la Nación un Presupuesto que comprometa una reducción del déficit que el año que viene debería ser menor al 3,2 por ciento (del PBI). Esperamos lograr entre todos, discutiendo en el Congreso y con el apoyo de los gobernadores, ese compromiso", aseveró.

El jefe de Estado insistió que "tenemos que tener un país normal, con una inflación de un dígito" y advirtió que "los argentinos no pueden pagar más impuestos, tenemos que ir hacia una lenta reducción de los impuestos". "Argentina no puede seguir endeudándose a esta velocidad eternamente", reiteró Macri, quien no obstante destacó que el país tomó deuda porque "el mundo cree en nosotros y piensa que Argentina tiene mucho para aportar a este mundo que vive cambios acelerados". Y concluyó: "Cada uno tiene que hacer los deberes para, lentamente, encausar el gasto público para que Argentina pueda bancarse con nuestros impuestos".