ELECCIONES2017 #PERFILELECTORAL

¿Qué está en juego en Mendoza?

A nivel nacional, la provincia renueva 5 de sus 10 bancas en la Cámara de Diputados.

Foto:Dyn

El domingo 13 de agosto se realizarán las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) en Mendoza para elegir los candidatos para cargos legislativos nacionales, provinciales y municipales que competirán en las elecciones generales del 22 de octubre. A diferencia de 2015, el calendario electoral provincial está unificado con el nacional (a excepción del departamento de San Carlos que postergó sus primarias para diciembre) y hay 1.407.348 electores mendocinos habilitados para votar. Este año la provincia renueva 5 de sus 10 bancas de Diputados nacionales; la mitad de los integrantes de la Legislatura provincial (24 Diputados y 19 Senadores) y la mitad de las bancas de los 18 Concejos Deliberantes Municipales.

Se oficializaron 8 frentes electorales, pero sólo 2, Cambiemos y el peronismo, presentaron más de una lista para competir por los cargos nacionales y sólo el último también tiene competencia para las candidaturas locales. Al oficialismo representado por Cambiemos le surgió, sobre el cierre del plazo para la presentación de listas, un listado opositor dentro de su alianza encabezado por el radical Fernando Armagnague, quien pese a sus escasas chances electorales volvió, como en elecciones anteriores, a entrar en carrera. El peronismo, en cambio, repitió el panorama de fracturas internas que exhibió hace dos años, aunque con enroques dentro de los tres grupos partidarios que rivalizan y estrenando un nuevo nombre para la alianza que lidera: Somos Mendoza.

Cambiemos es el frente con posibilidades de sacar más votos en las primarias y a la cabeza de su estrategia electoral se encuentra el gobernador radical Alfredo Cornejo quien ha planteado los comicios como un “plebiscito” de su gestión. Un triunfo lo fortalecerá para enfrentar los dos años que restan de su gobierno y mantener las mayorías legislativas con las que cuenta. Cornejo es protagonista de afiches callejeros y spots mediáticos junto a la precandidata a diputada nacional, la actual ministra de Salud provincial, Claudia Najul. El gobernador fue además quien armó el listado completo de precandidatos para las bancas legislativas, para el que ponderó a jóvenes y a mujeres. Esta decisión indignó a dirigentes de la UCR y del resto de los partidos que componen el frente en Mendoza (como Libres del Sur, el massismo y el socialismo) porque a diferencia del 2015, esta vez no los sentó a la mesa para acordar cargos. Otra característica que presenta Cambiemos en la provincia -cuyo sello local es Cambia Mendoza- es una identificación clara con el gobierno del presidente Mauricio Macri, quien participó del acto de lanzamiento de la campaña electoral en Mendoza que se hizo al finalizar la Cumbre de Presidentes del Mercosur el 21 de julio pasado.

Con el resultado de las primarias el peronismo pone en juego la definición de liderazgos internos. Las tres listas oficializadas son Nueva Conducción, que tiene el respaldo de intendentes; Construyendo Mendoza, impulsada por legisladores; y la Unidad Ciudadana por un Futuro Mejor –kirchnerista-. El listado que cuenta con el aval de los jefes comunales peronistas está encabezado por el ex diputado nacional Omar Chafí Félix y este grupo es acusado por el de los legisladores – que postula al actual diputado provincial Jorge Tanús como cabeza de lista- de no representar una férrea oposición a Cornejo. En ambas listas se reflejan los reacomodamientos que se produjeron en los últimos años en el PJ local, donde integrantes del histórico sector azul (comandado por el fallecido ex operador y asesor presidencial de Néstor Kirchner, Juan Carlos Mazzón) están dispersos. La tercera lista se presenta en la campaña electoral como “la lista de Cristina”, aunque también el kirchnerismo sufrió una escisión ya que un grupo conformado en su mayoría por gremialistas se presentó en otro frente denominado Encuentro por Mendoza, que también aglutina a seguidores de los hermanos puntanos Rodriguez Saa, entre otros peronistas.

La izquierda, representada por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (integrado por el PTS y el PO en la provincia), es desde hace cuatro años la tercera fuerza provincial. Apuesta a renovar en octubre su banca nacional como así también sus actuales bancadas provinciales y municipales alentada por el sorpresivo triunfo que en junio pasado logró la lista que avaló en el sindicato de docentes provinciales (SUTE). El resto de las agrupaciones partidarias provinciales que se presentan tiene como objetivo principal pasar a las elecciones generales ya que en Mendoza necesita el 3% de los votos afirmativos válidamente emitidos, un umbral superior al nacional (1,5%) que no es fácil de atravesar.

En estos comicios no se aplicará la aprobada reforma electoral local que, entre otras cosas, prohíbe algunos tipos de listas colectoras y prevé el uso del voto electrónico. Al decidir unificar las elecciones provinciales con las nacionales, el gobernador dejó sin efecto la aplicación de la norma que él mismo impulsó.

(*) Licenciada en Comunicación Social UNCuyo, periodista política e investigadora de Cuadernos Electorales de CIPPEC.



Laura Fiochetta (*)