ELECCIONES2017 #PERFILELECTORAL

Una campaña inconclusa, hasta en Twitter

Santiago Maldonado fue, por omisión o por mención, el único sujeto que dio paso a un domingo electoral dónde ya no quedan dudas sobre su paradero, sólo un tenso silencio y reclamos copiados y pegados de justicia.

En Twitter no trascendieron los temas políticos este domingo
En Twitter no trascendieron los temas políticos este domingo Foto:Cedoc

Se puede encarar la conversación sobre que pasó en las redes sociales en esta última campaña electoral de diferentes formas. Varios miden la cantidad de likes, o retuits, o alguna otra métrica. Otros tratan de encontrar correlaciones entre las métricas y otros indicadores como la intención de voto, o los votos efectivamente conseguidos. Aquí exploraremos otro ángulo, que dicen los actores políticos en las redes. Que textos salen al lado de sus nombres y caras. Para luego tratar de entender si nos dicen sólo lo que dicen en un tuit, o si podemos leer más allá.¿Qué pasa cuando un cierre de campaña se cruza con un evento trágico e inconcluso con profundas ramificaciones y posturas políticas? 

Esta columna pretendía originalmente analizar que era lo que iba a pasar en Twitter con los actos de cierre de campaña, parte del folklore que de forma necesaria se configura como uno de los hitos de este período. Y de hecho arrancamos con ese análisis ya que el acto de cierre de Unidad Ciudadana en PBA en Ferro fue el 16 de octubre, hace varios meses de agenda de noticias, pero sólo 6 días atrás. El 17 de octubre, día emblemático para la política argentina si los hay, el frente Cambiemos llegó a hacer su cierre de campaña en Santa Fe, más específicamente en Rosario, cuando a media tarde emergió una noticia en los medios, en la calle, en el centro de la agenda pública. Comenzaban a difundirse los resultados del rastrillaje realizado en el Río Chubut y se confirmaba la aparición de un cuerpo sin vida en el mismo.

Este primer hecho que luego fue encadenándose con nuevos hallazgos hasta llegar a la confirmación pública de la identidad de Santiago por parte de su hermano Sergio (ya en tiempos de veda) configuró un escenario único que podríamos categorizar como un sismo político y comunicacional. La comunicación de crisis en general analiza los casos en que un individuo o una organización reaccionan frente a un hecho que puede afectar su reputación o posicionamiento. En este caso se dio un fenómeno similar, salvo que no fue un solo partido el que entró en instancia de sentir su reputación afectada, fue todo el sistema político argentino.

El día después.

Para realizar este análisis observamos el comportamiento en Twitter de más de 70 candidatos, pero centraremos el foco en ver que hicieron los candidatos de Unidad Ciudadana y Cambiemos de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires. Miramos entonces que tuitearon (sin contar los retuits) los dos primeros candidatos a Diputados y Senadores de cada partido en PBA y los dos primeros candidatos a Legisladores y Diputados en CABA.



 
Lo primero que emerge de los datos es que las cuentas de los candidatos de Cambiemos han emitido en general muchos menos mensajes. De hecho en este período analizado de los últimos días de campaña, el primer candidato a Senador por Cambiemos, Esteban Bullrich, no emitió ningún mensaje. Aun así, podemos ver como el 18, técnicamente el anteúltimo día de campaña, la cantidad de mensajes cayó de forma abrupta en ambos frentes. Sólo Elisa Carrió de Cambiemos emitió tres tuits, dos de ellos pidiendo disculpas a la familia Maldonado por sus dichos televisivos la noche anterior. 

Así como en Cambiemos el silencio fue la principal reacción, en Unidad Ciudadana se unificó el mensaje: “Respeto. Verdad Y Justicia.#SantiagoMaldonado” junto con una foto de Santiago fue el mensaje de cinco de sus candidatos en un lapso de unas horas (Cerruti, Vallejos, Recalde, Taiana y Espinoza). También el 18 fue el último tuit de Cristina Fernández en campaña, aunque en él publicó la carta pública escrita por su ex canciller Timerman sobre su vínculo con el Memorándum firmado con Irán y la causa AMIA.

Resumiendo, esta fue una campaña inconclusa, donde un gran conjunto de textos e imágenes preproducidas que seguramente iban a acompañar a los actos de cierre de campaña quedarán en mails no enviados, o en publicaciones en borrador que nunca serán aprobadas. Santiago Maldonado fue, por omisión o por mención, el único sujeto que dio paso a un domingo electoral dónde ya no quedan dudas sobre su paradero, sólo un tenso silencio y reclamos copiados y pegados de justicia.


(*) profesor de la Escuela de Posgrados en Comunicación de la Universidad Austral.