ELESPIA ESPIA - EL PAÍS EN OFF -


Aunque Macri ya sea presidente, ‘el Leon’ debe esperar

.

Portal Perfil.com
Portal Perfil.com
Foto:Perfil.com
Hay al menos quince integrantes del amplio espectro que hoy representa el poder macrista que son egresados del colegio Cardenal Newman. Además del propio Macri y Horacio Rodríguez Larreta, hay ministros de alto rango como Alfonso Prat-Gay, subsecretarios, directores, algún asesor y por supuesto el hombre que por su amistad con el Presidente y por su peso específico en la mesa chica, es considerado por los medios como si fuera un funcionario más del gabinete, Nicolás Caputo. Por su supuesto no todos integran la camada de egresados del mandatario –la 1976–, pero cuando hablan de esa institución que a la  Argentina llegó a través de clérigos irlandeses pueden enumerar las virtudes y los valores que se esmera por  inculcar el Newman en su comunidad educativa, además del egreso propiamente dicho. En mayo pasado, Alberto Olivero, director del colegio, dijo a Noticias que “el Newman no forma chicos para que sean políticos, sino que formamos personas que en determinado momento de su vida eligen una vocación que les gusta. No trabajamos para ‘hacer’ sino para hacer personas felices.” Este es un lema al que, si duda, podrían suscribir instituciones similares. También, quizá, indique el por qué de la no modificación de una cuestión que llamaremos “decorativa”. Cuatro días después de la consagración de Macri como presidente, el Newman envió a ex alumnos, padres, alumnos y miembros de la Comunidad Newman una carta donde además de felicitar a su egresado, explicaron el motivo de porqué no aplicaría  una propuesta hecha en 1964 por David O’Connor, un christian brother que diseñó el escudo con el león –símbolo del lema del Newman “Lucha la buena lucha”– para la Asociación de Ex alumnos del Newman. O’Connor pensaba que ese león “podría llegar a ser coronado por la comunidad (Newman) el día que un ex alumno fuera presidente de la Nación o que el equipo de rugby del club saliera campeón de primera división”. Lo último nunca sucedió; lo primero sucede desde hace ocho meses. Y por ahora el Newman no prevé hacer modificación alguna a su “heráldica” ya que parece mantener la posición tomada en la carta mencionada. Esto es, poner la humildad como  un valor por encima de ese reconocimiento que se ganó Macri al ser Presidente, y también sostener el mencionado lema del tradicional colegio y comunidad “Lucha la buena lucha”.
 
Un limite edilicio
No se sabe si fue la empatía que Martiniano Molina siempre generó con sus vecinos la que terminó haciendo de su actividad como intendente de Quilmes un trabajo de 24 horas sin descanso. Pero algo de eso debe haber motivado al ex chef para dejar su colorida y original casa próxima a la costa quilmeña –que él mismo diseñó– para mudarse a un edificio ubicado en pleno centro del municipio pero que, por la obvia diferencia de su construcción, pone un freno natural a las visitas espontáneas que con su familia recibían en el anterior domicilio. 

Diplomacia oral
En la Facultad de Derecho de la UBA se realizó el  seminario “La gestión integral de los sistemas penitenciarios a la luz de las reglas Mandela”. El moderador aprovechó
que estaba Margarita Stolbizer y le preguntó sobre el fracaso de la mediación con Cristina Kirchner –ocurrido horas antes– pero la legisladora no se explayó y se remitió a decir que no era una denunciadora serial ya que su denuncia se basaba en documentación respaldatoria. Como se retiró antes porque tenía que viajar a Rio para ver jugar a su hijo basquebolista, muchos se quedaron sin saber si existía un enfriamiento en la relación política con Sergio Massa ante el eventual acercamiento de éste con sectores del peronismo, algo que demoraría un frente común con el GEN. Esta duda no fue disipada por Graciela Camaño ni tampoco por el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, que participaron del panel. Ambos fueron diplomáticos al respecto.