ELESPIA EL ESPÍA, EL PAÍS EN OFF


El diccionario PRO para las recorridas de campaña electoral

"Yo te pago el sueldo", les recuerdan a los funcionarios en el norte de la ciudad. Además, Sergio "Rocky" Massa y la interna Solbizer - Millman.

El equipo porteño del PRO sigue de campaña para ayudar a Macri.
El equipo porteño del PRO sigue de campaña para ayudar a Macri.
Foto:Cedoc

Pasatiempo PRO en la ciudad: el libro del “argot” del vecino. Al final del día o en alguna  mesa de mediodía, los que acompañan a los candidatos en esta etapa final muestran síntomas de cansancio. No sólo se manifiesta en las ojeras o en el aumento de masa corporal, sino en que por momentos, la mención del ballottage les provoca taquicardia o agobio anticipado. Pensar que habría que seguir con reuniones hasta el 22 de noviembre, leyendo encuestas, tendencias, consejos, focus group, pasearse por canales para responder lo mismo a similares preguntas emitidas por caras harto conocidas, resulta un escenario poco alentador.  Y quienes también están algo así, son los integrantes del Gobierno porteño que aun habiendo ya ganado siguen con las reuniones con los vecinos y los  livings en las plazas que sólo se suspenden por tormentas, no por bajas temperaturas. Para relajarse, algunos de ellos comenzaron a anotar en borrador modismos, palabras y anécdotas que usan los vecinos en los sucesivos encuentros. Y en algunos detalles la diferencia “norte -sur” se manifiesta de manera ostensible. En Barrio Norte, Recoleta y ciertos sectores de Palermo al sucesor de Macri lo llaman con familiaridad “Horacio”, en el sur “Larreta”. En ambos sectores coinciden en agradecer por las mejoras en las plazas pero se quejan de la “suciedad” o “mugre”. Y sólo en los barrios ABC 1 los funcionarios que acompañan a Larreta han recibido frases como “yo que te pago el sueldo”. Entre las anécdotas, las que más recuerdan es la de una mujer que se les quejó porque las ratas le habían comido su tortuga y la de un joven algo fumado que le habló todo el tiempo a Patricia Bullrich como si fuera Gabriela Michetti, incluso le preguntó dónde había dejado la silla de ruedas.

Cholulos. Selfie, una palabra que engloba un concepto por demás democrático ya que no hay integrante de la pirámide social que no la aplique, tenga o no el último modelo de smartphone a mano. Y cual fans teens de los youtubers que la semana pasada visitaron Buenos Aires, muchos de los ejecutivos presentes en IDEA dejaron cualquier protocolo de lado y se entregaron al cholulismo en la noche de la cena inaugural de dicho foro cuando disertaron el ingeniero Marcelo Loffreda –más conocido por ser ex DT de los Pumas–, la “leona” Vanina Onetto y el carismático Javier Zanetti, ex jugador de la Selección y del Inter. En especial por la presencia de este último se lo vio muy contento a Natale Rigano, CEO de Pirelli, italiano y, por supuesto, fanático del Inter.

“Rocky” Massa. Todo es según el cristal con que se mire. Por eso, varios de los de IDEA se quedaron a ver la presentación de Sergio Massa. Su manera de ingresar al salón remitió a la de un boxeador: caminó  por el centro del salón hacia el escenario como si éste fuera un ring. En esa larga caminata al escenario lo acompañaron Felipe Solá, Ricardo Delgado, José de Mendiguren, Carlos Garetto, Aldo Pignanelli y Marco Lavagna. Y mientras avanzaba saludaba a colegas como el santafesino Miguel Lifschitz, Pablo Tonelli o Juan Curuchet.

Sin valet. Como no podría ser de otra manera, también hubo varios empresarios que viven en Barrio Norte y en Recoleta que comentaron que tuvieron que bajar las valijas –o los carry on– por la escalera para ir a IDEA por el corte de luz que provocó la tuneladora que trabajaba en la avenida Figueroa Alcorta. Cuando llegaron a Mar del Plata bromeaban con que esperaban a los candidatos para ver “la luz al final del túnel”. Y bueno... a veces el humor al paso no es lo que mejor tienen para ofrecer los empresarios y afines.

Gelidez partidaria. Haya o no ballottage, los políticos están en la recta final de una agotadora carrera electoral. Por eso, si hay diferencias, no es momento para disimularlas porque, como en el mundo del espectáculo, la política también permite esos roces y por supuesto los olvida. Gerardo Milman, ex diputado nacional, actual director de la Afsca por la oposición y además candidato a intendente de Avellaneda , evitó cruzarse en el estudio de TN con quien encabeza la lista de su propio partido, Margarita Stolbizer. Sucedió en A dos voces: Milman estuvo un bloque después de Stolbizer y, como la cosa está tirante entre ambos, para no verse cara a cara, cuando ella salió del aire él se fue al baño. El enfriamiento entre ambos se dio cuando él perdió en su afán de que Stolbizer aceptara aliarse con Macri. Para colmo, ahora dice a boca de jarro que él votaría al candidato PRO en caso de ballottage, cuando para ella Macri es “funcional al regreso de Cristina”. Así las cosas, Margarita seguirá sin atenderle el teléfono.

Nuevo rumbo. El Mayling es un country que, por ejemplo, ayudó o inspiró a Claudia Piñeiro a escribir su libro Las viudas de los jueves, luego llevado al cine. Fue allí donde hace unos meses el camarista Jorge Ballestero tuvo un cruce con algunos vecinos que lo increparon cuando lo vieron cenando en el club house. Hubo incluso un comunicado de la administración de dicho complejo sobre el comportamiento apropiado a tener dentro de esa comunidad, o al menos en las áreas comunes. Como sea, parece que el funcionario judicial ha decidido poner
en venta su propiedad.



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • El espía
  • El país en off
  • Diccionario PRO