ELESPIA


El 25 de mayo en la embajada de Del Sel: vino, empanadas y Los Nocheros

El embajador en Panamá celebró la fecha patria y organizó un gran festejo. Qué pasó con el pianista Bruno Gelber en el CCK. 


Foto:Cedoc

Aniversario patrio diplomático y debut de embajadores. El festejo patrio del 25 de Mayo marcó el debut social de varios nuevos embajadores argentinos. En Panamá, por ejemplo, no hubo alusiones a los famosos papers pero Macri sí estuvo presente a través de un mensaje vía Skype. La fiesta donde Miguel Del Sel fue el anfitrión se realizó en el hotel Wyndham y fue por demás populosa. “Parece que hubiera llamado a todos los argentinos residentes”, relató a Espía un periodista invitado. “Se sirvió vino y cerveza argentinos, bebidas espirituosas, empanadas, y el broche de oro fue la presencia de Los Nocheros, además de una banda de rock".

Otro perfil tuvo la  presidida por tres diplomáticos y fue en Roma donde conviven el embajador Tomás Ferrari, el embajador ante el Vaticano Rogelio Pfirter y el que representa al país ante la FAO, Claudio Rozencwaig. Hubo brindis, ofrenda floral a la estatua de San Martín y un discurso a cargo de monseñor Lucio Ruiz, el argentino que en 2015 fuera desginado por el papa Francisco como subdirector del ente que centraliza toda la comunicación de la Santa Sede.

En Washington, el agasajo fue con numerosos invitados, pero sobresalió una nutrida delegación de la Asociación de Mujeres Jueces de Argentina encabezada por Elena Highton de Nolasco, la Defensora General de la Nación Stella Maris Martínez, Susana Medina –quien ayer asumió en Washington como presidenta de la Asociación Internacional de Mujeres Jueces–, Germán Garavano, María Eugenia Vidal y su ministro de Economía Hernán Lacunza. También con presencia de funcionarios de Macri se realizó en Madrid  la celebración patria que tuvo a Ramón Puerta como protagonista de la ofrenda floral a San Martín y luego agasajo en la residencia.

Volvió una tarde... El comunicado oficial del Gobierno del jueves dio cuenta de la visita de Gerardo Martino a Macri. Pero los periodista acreditados tuvieron que acercarse a la oficina de Iván Pavlovsky para corroborar –con una graciosa respuesta– que también había estado el polémico Fernando Niembro.

Cambio de estilo. El estilo Michelle Obama, con producción para Vogue España incluida, sirvió como modelo a seguir en un momento. La coyuntura social parece exigir otro perfil mediático a imitar, y Juliana Awada también encaja perfecto en el esquema que de a poco comienza a asomar y que ahora tiene a Karina Rabolini como role model de esposa de político. En ese marco se incluye el viaje –y sobre todo el estilo de cobertura fotográfica– a Monte Quemado (Santiago del Estero) y a Catamarca, ambos en compañía de Carolina Stanley, la ministra de Desarrollo Social.

Calor amigo. Con tropiezos, se realizó la gala del 25 de Mayo en el CCK, con un concierto de la Sinfónica Nacional y el pianista Bruno Gelber como solista invitado. En el Gobierno transpiraron porque tenían la pretensión de reiterar un experimento de cerrar algunos conciertos al público en general para realizar invitaciones, ya que quizá iba Macri. La idea tropezó con la negativa del propio Gelber, quien amenazó con no tocar. Así, abrieron en la web brevemente la entrega de tickets, pero muchos ya habían sido distribuidos entre la “PROpia tropa”, de forma tal de garantizarse calor amigo. Pero Macri no fue. Sí hubo significativa presencia del Gabinete: Pablo Avelluto, Hernán Lombardi, dueño de casa y que llamativamente se sentó lejos del corralito oficial que albergó también a Ricardo Buryaile. Muy relajado estaba Paolo Rocca junto a su inseparable compañía, Adriana Rosemberg, y cerca Julio Le Parc, cuya obra Esfera azul seguirá en el CCK.



Redacción de Perfil.com