ELESPIA DOMINGO


El espía

Subasta solidaria con resultado inmune a la crisis

Subasta solidaria con resultado inmune a la crisis
Hay espacios donde se evita mencionar la palabra “crisis”, por motivos varios. Incluso para que no se lo tome como una crítica a la situación coyuntural y así dar origen a un innecesario y ocasionalmente acalorado contrapunto. Mucho más si ese ámbito es uno donde se estimula a que quienes asisten aporten, donen, paguen  y demás sinónimos en pro de una causa solidaria. Igualmente, como sucede en toda subasta de este tipo, hay un nerviosismo inicial que se va aplacando con cada sucesivo martillazo del profesional a cargo. En este caso, esa neurálgica ubicación corrió por cuenta de Rodrigo Rueda, quien nuevamente para Make-A-Wish tuvo una performance no sólo desinteresada económicamente, sino que también alentó con igual entusiasmo la puja de las 32 obras donadas por artistas consagrados y también por alguno que otro por demás novel. Hubo momentos de “tensión”, es decir, algunas piezas demoraron en tener dueño porque la puja se fue extendiendo y, por ende, se fue elevando el monto. Esto sucedió, por ejemplo, con la de José Luis Anzízar  –sin nombre pero colorida y gran tamaño–, y con Paeonia suffruticosa, una tinta de Zelmira Peralta Ramos. El resultado final superó las expectativas de los organizadores quienes al cierre del remate contabilizó la suma de 400 mil pesos; un récord en este décimo aniversario de SoñArte Sueños pintados a beneficio de Make-A-Wish.

Verdadero o falso
En el cóctel previo y teniendo en cuenta que la convocatoria se daba en el marco de un remate de cuadros, una charla interesante se dio entre algunos invitados que comentaron que asistirían al  Congreso Internacional de Peritaje de obras de artes, anunciado como el primero en su tipo que se realiza en Buenos Aires. En especial, uno de los que habló dijo que, aunque no es experto en ese rubro, se decidió a estar ahí motivado por algunos datos que desconocía, como que en la National Gallery de Londres hubo exhibiciones con obras falsas o mal atribuidas, o que el Museo Metropolitano de Nueva York tuvo un director preso por falsificar más de 2.500 obras o que incluso en Estados Unidos hay autenticados ocho mil cuadros de Camille Corot cuando el francés pintó sólo 700; o el colmo de que un experto internacional en autenticaciones de obras de arte terminó con un proceso por falsificación. Estos “chimentos” sumados a otros similares contados con entusiasmo por este asistente al remate animó a otros a, al menos, interesarse por ver de quienes serían los disertantes internacionales del mencionado congreso.

Festejo demorado
En unos días se cumple ya un mes que Cristian Ritondo ostenta cincuenta años. Pero será recién la semana próxima que el ministro de Seguridad de María Eugenia Vidal lo celebre como a él le gusta o como lo soñó ya en 2015: con una gran fiesta en la que reuna, además de su familia, a amigos y sobre todo a políticos que acompañaron su deambular político hasta llegar al puesto que hoy ocupa. La cita no será en ningún espacio bonaerense sino en un edificio emblema de la escenografía porteña, el Hipódromo de Palermo. Ya todas las invitaciones están repartidas, ahora resta saber quiénes dirán presente y quienes enviarán un mensaje o un regalo acorde.
 
Sin operador
Gran incógnita se cierne sobre una de las unidades de negocios de Cristina Kirchner, la del hotel Los Sauces, ubicado en  El Calafate. Ahora cerrado por temporada invernal, la gerenciadora de la familia Relats entregó la semana pasada las llaves de la operación. Involucrada en las causas por enriquecimiento ilícito pero por fuera de Hotesur, Los Sauces es propiedad de la ex presidenta y de los sucesores de Néstor Kirchner. Después de una década de haber operado el hotel “premium”, que seguía con alta ocupación en temporada, los Relats le dijeron a otros operadores turísticos del sur que no lograban ser atendidos por representantes de la ex presidenta, y que decidieron no seguir exponiéndose con ese contrato que había vencido hacía seis meses. ¿Reabrirán en primavera?

El espía