ELESPIA ESPIA - EL PAÍS EN OFF -

El famoso broche de evita cambio de dueño y a mitad de precio

- Análisis 2015 en reunión de opositores.
- Adrián Pérez debutó en festejo peronista.
- Laura Alonso se considera “desperfilada”.
- Alejandro Roemmers y su poema al Papa.
- Cenas filantrópicas, premios y agasajos.

Dicen que una joya pierde un porcentaje relativo de su valor de reventa –algunos estiman que hasta el 40%– cuando un particular la compra en una joyería, pertenezca ésta a cualquiera de las firmas de renombre internacional o no. Salvo que la poseedora sea un personaje como Jacqueline Kennedy, Lady Di o Elizabeth Taylor, o que la pieza tenga una historia interesante construida por sus poseedores anteriores. El broche de zafiros y diamantes que perteneció a Eva Perón entra en la primera categoría y, por eso, el catálogo que preparó Christie’s para la subasta de Magnificent Jewels (joyas magníficas), que se realizó esta semana en Nueva York, le dedicó las últimas cuatro páginas, con detalles históricos incluidos, a la mencionada pieza creada por Van Cleef & Arpels, y por supuesto, una gran foto de la mujer del general argentino. Ningún otro lote mereció ese despliegue, ni siquiera los tres diamantes más exóticos de la subasta, que se remataron en US$ 6,325 millones, 3,973 millones y 1,265 millones respectivamente. El Sol de Mayo, tal el nombre del broche de Evita, fue creado en 1948 por la famosa joyería y se dice que el poderoso empresario Alberto Dodero fue quien se lo regaló. En el mencionado catálogo se detalla desde la técnica creada por la joyería para montar las piedras y crear el efecto de bandera flameante hasta su significado histórico para la Argentina. Esta pieza salió a la venta por primera vez, también en Nueva York, el 6 de abril de 1998. En aquel entonces, en el catálogo se detalló que el broche era “propiedad de un distinguido caballero” y Christie’s, por razones obvias, nunca confirmó si quien se lo llevó por US$ 992.500 fue el sultán de Brunei. El pasado martes 15, dos días antes de la celebración del Día de la Lealtad, el broche de Evita se ubicó en el puesto número 12 de las piezas más caras de la mencionada subasta y por US$ 461 mil volvió a cambiar de manos. El nombre de su comprador también sigue siendo una incógnita.

Analisis 2015
“Son las encuestas, estúpido.” Alguien podría reformular, de ese modo, aquella famosa frase sobre la economía que guió la campaña presidencial de Bill Clinton en 1992. Por estos días, pocas cosas logran tanta atención en la política vernácula como los sondeos frente a las próximas elecciones. Como muestra de ello, a mitad de semana las mesas del Club Español tuvieron un lleno por anticipado para escuchar a Eduardo Fidanza, uno de los cinco directores de la consultora Poliarquía. En el encuentro, organizado por Consenso Republicano –el espacio que comandan Guillermo Alchouron y Jorge Enríquez–, se vio al economista Mario Blejer, al ex ministro de Economía de la dictadura José María Danino Pastore, a Luciano Miguens, al ex embajador en Venezuela Eduardo Sadous, y a Alejandro Fargosi, Hugo Biolcatti y Enrique Duhau. El invitado lanzó una docena de títulos y provocó algunas carrasperas en varios comensales. Fidanza explicó, por ejemplo, que más allá de la fragmentación política, el 90% vota al peronismo o al radicalismo, y que el PRO está mostrando un estancamiento a nivel nacional; dijo, además, que no hay que subestimar la imagen positiva que aún conserva la Presidenta, y que la oposición no peronista está en problemas porque ni Hermes Binner ni Julio Cobos ni Ernesto Sanz tienen perfiles presidenciales. Como sucede a veces, aquello que parece obvio, dicho en boca de quien tiene cifras y porcentajes a disposición para fundamentar su análisis, resulta más convincente y eso sucedió, por ejemplo, cuando Fidanza dejó en claro que el tipo de transición de cara a 2015 estará dictado por la economía –como sucedió tantas veces en la Argentina democrática– pero también por los acuerdos políticos que puedan alcanzarse entre el poder saliente y el entrante. Y en ese sentido señaló que una de las incógnitas es si Cristina optará por “un modelo de salida racional, conducir, o uno carismático como el de Eva Perón, que decía que dejaba jirones de su vida”.

Debut peronista
El ex diputado nacional de la Coalición Cívica Adrián Pérez supo desde el principio que su salida del espacio comandado por Elisa Carrió para sumarse a las filas de Sergio Massa traería nuevos desafíos. Lo que probablemente no imaginó es que terminaría encabezando un acto enmarcado en los festejos por el Día de la Lealtad peronista del 17 de octubre. Pero eso fue lo que sucedió días atrás, durante un encuentro con referentes de la Mesa Sindical del Frente Renovador en Mar del Plata.

Cumbre petrolera
Pese a que la XXIIIª Cumbre Iberoamericana que se realizó en Panamá no tuvo el brillo de otras ediciones por la ausencia de los presidentes de Brasil, Venezuela, Argentina, Chile, Uruguay, Ecuador y Cuba, dotaron de cierta entidad al cónclave el príncipe Felipe y Mariano Rajoy. Ante tanta presencia española y la ausencia de funcionarios de primera línea argentinos, el que “jugó” con camiseta albiceleste fue Alejandro Bulgheroni. El hombre –cuya firma anunció la compra de US$ 500 millones en bonos destinados a financiar inversiones en Vaca Muerta– fue uno de los oradores en un panel del encuentro de negocios que prologó la cumbre presidencial en el Marriott Hotel de la capital panameña, y lo hizo pocos minutos después de que hablara sobre inversiones en la región ni más ni menos que el presidente de Repsol, Antonio Brufau.

La ‘desperfilada’
En la revista institucional de La Cámpora, el kirchnerismo lleva meses engordando una especie de diccionario con términos y giros usados por sus militantes. Y parece que esta práctica de ampliar el lenguaje no es sólo oficialista. Lo comprobaron quienes presenciaban desde la tribuna el debate entre candidatos a senadores que se realizó esta semana en TN. La diputada macrista Laura Alonso comentaba cierta preocupación a Horacio Rodríguez Larreta por algunas discusiones eufóricas que ha tenido tanto en la Cámara baja como en foros informales y usó una palabra que los kirchneristas presentes consideraron digna de ser incorporada al repertorio de la nueva política: “Mauricio me dijo que soy muy impulsiva, y que me estoy ‘desperfilando’”.

Incansable
Durante las últimas semanas recorrió plazas y avenidas, logró que el canillita de su barrio repartiera dentro de los ejemplares vendidos volantes con su candidatura, y se reunió con vecinos de distintos rincones de la Ciudad para apuntalar su propuesta electoral. Pero parece que eso no es suficiente para Fernanda Reyes, candidata a senadora del frente UNEN. La ex diputada nacional también busca votantes cuando viaja en taxi... y los consigue. Días atrás viajaba para encontrarse con Pino Solanas y Alfonso Prat-Gay cuando el chofer del vehículo se quedó mirando un enorme cartel en la vía pública en el que aparecían los rostros de Lilita Carrió, Pino y Martín Lousteau. El conductor advirtió entonces que la cuarta integrante de la foto era ni más ni menos que su pasajera. “¿Esa es usted?”, dijo, y Reyes aprovechó la ocasión. “Yo siempre voto a la izquierda”, confesó el hombre, y habló de su simpatía por Jorge Altamira. “Tenemos que ganarle la banca en el Senado a Filmus”, intercedió Reyes. El taxista dudó, intercambiaron ideas, y cuando llegaron al destino en Recoleta, el conductor había cedido y dijo que pensaría en cortar boleta, al menos en los candidatos a senadores.

Poema de regalo
La familia Roemmers completa fue otra de las familias argentinas que tuvieron un encuentro privado con el papa Francisco, y fieles a su estilo, no quisieron distribuir la foto de esa reunión que duró una hora. Sólo en algunos sitios médicos online publicaron el poema que le compuso y regaló el escritor del clan Alejandro Roemmers.



Ernesto Ise