ELESPIA ESPÍA | EL PAÍS EN OFF

Apostillas varias del mundo politico en epoca de campaña

Se agranda la familia. / Workaholic. / Sorprendida. / Mejor afuera.

Mauricio Macri y Juliana Awada en el gimnasio.
Mauricio Macri y Juliana Awada en el gimnasio. Foto:cedoc

Apostillas varias del mundo politico en epoca de campaña. Se cierra un ciclo en un espacio icónico de Barrio Parque: cierra el gimnasio donde, por ejemplo, se conocieron –según cuenta la historia oficial– Mauricio Macri y Juliana Awada. Renovado hace una década Ocampo clausurará sus puertas para, dicen, dar paso a un emprendimiento inmobiliario que no incluye un club o gimnasio abierto. Su cartera de clientes premium es ya motivo de disputa por dos de la empresas que monopolizan el mercado de gimnasios en la Capital. Algo similar sucede con los personal trainers quienes, a la espera de que los asociados se reubiquen, buscan teléfonos y emails para ofrecer sus servicios personalizados.  

Se agranda la familia. En la recta final de la “dulce espera” está Pablo Avelluto. Su novia Carolina Azzi, aquella joven que al comienzo de la gestión del ministro de Cultura generó cierta polémica, está por ser mamá. Así, a los 51 años, el funcionario sumará un cuarto hijo a su prole: ya es padre de dos varones y de  una niña.

Workaholic. Casi no había mesa disponible el domingo en el brunch del Hotel Alvear, hasta el salón que balconea sobre la calle Ayacucho estaba ocupado con una extensa mesa donde se festejaba un cumpleaños. Pero llegar casi al cierre de la cocina facilita encontrar un lugar para dos. Y allí se ubicaron Javiera y Guillermo Dietrich. Mientras la mujer del ministro de Transporte iba y venía a la isla de sushi, él no se despegaba de su tablet atento a las noticias.  

Sorprendida. Más sorprendido que Oscar Aguad teniendo que articular excusas por la privatización del satélite Arsat se puso Patricia Bullrich cuando hace unos días, en un festejo con gente cool en Palermo, un grupo de invitados algo entonados le dijeron: “¡Pato, a ver si la cortás con los decomisos que cada vez nos cuesta más conseguirla!”.

Mejor afuera. Primó la cordura o llegó una sugerencia de arriba:  Martiniano Molina desistió de sumar a su mujer en un cargo electivo del PRO en octubre próximo.