ELESPIA ESPIA - EL PAÍS EN OFF -

Gala anual record a favor de los hospitales porteños

Este año pueden declararse contentas las integrantes de COAS porque, de las reuniones solidarias que integran el calendario anual, marcaron un récord. En los salones de La Rural convocaron a 907 invitados, algo que ninguna de las cenas de este tipo alguna vez lograron. También pudieron recaudar por venta de entradas y sponsors 6.255.927 pesos cuya finalidad fue la compra aparatología para el Hospital Muñiz. Como todos los años, esta gala tiene dos oradores centrales, la titular de la entidad y el jefe de gobierno porteño de turno. En el primer caso, correspondió a Any Mestre el comienzo de los discursos y detallar mucho de los hechos conseguidos en más de dos décadas y que pueden traducirse en los 54.096.142 millones de dólares que donó esta Ong a los hospitales de la Ciudad. Para romper la formalidad discursiva, irrumpió en escena Diego Scott –ex integrante de la troupe radial de Fernando Peña– quien caracterizado como Mauricio Macri realizó un monólogo que hizo poner colorado a algunos funcionarios de la gestión PRO y que prologó el ingreso del verdadero Macri. Ya en el escenario y luego de los agradecimientos a la Ong, el político repitió parte del discurso que había pronunciado la noche del domingo último en ocasión del festejo por el triunfo de su partido. Después, la noche continuó con la rutina que cenas como éstas siguen: sorteos, subastas y baile. Fue en este tramo de la reunión donde, como otras veces, Guillermo Dietrich y su mujer pusieron de manifiesto que al funcionario bailar le gusta tanto como andar en bicicleta. Entre los invitados estuvieron otros integrantes del gabinete porteño, también Karina Rabolini con su grupo de amigas de siempre –Teresa Calandra, Teresa Frías y Ada Maso–, Bruno Quintana, quien sentó en su mesa a María Laura Leguizamón, al presidente de La Rural, Luis Miguel Etchevehere, a Héctor Mendez, a Alejandro Bulgheroni y a Lili Sielecki. En otras de las mesas estaba Maxi Patanian, hombre de confianza de Eduardo Eurnekian en Aeropuertos Argentina 2000 quien, esa noche, respondió más preguntas sobre su postulación como integrante de una de las listas que en diciembre compiten en las elecciones en River que sobre cuánto hay de cierto sobre el avance de La Cámpora en la empresa de su jefe. Fue en este marco distendido donde se comentó que el tema del impuesto al juego que Macri impulsó en la Ciudad le generó rispideces con unos de sus mejores amigos, Nicolás Caputo, quien si bien apoya y es recontra PRO también es muy amigo de Cristóbal López. Otro de los temas fue cuánto hay de cierto en lo que postuló Macri en su discurso triunfal el domingo post elección cuando dijo que su idea era formar equipos con gente que no haya integrado gabinete de gobiernos precedentes. De ceñirse a esa máxima: ¿Horacio Rodríguez Larreta, Hernán Lombardi, y Federico Sturzenegger y Patricia Bullrich, por ejemplo, deberían buscar horizonte en en otras agrupaciones en 2015? Dicen que ésta última, cuando lo escuchó a Macri decir eso se codeó con los que tenía cerca y dijo con tono irónico: “¿Qué le pasa? No me proscribieron ni los militares, menos lo va a hacer él.”

Tributo en Houston
En una semana, Nelly Arrieta será homenajeada en el Museum of Fine Arts de Houston, en el marco de la Gala del Arte Latinoamericano, un evento back-tie que se realiza cada dos años y que celebra a la cultura latinoamericana en Houston. En ese marco también habrá una gran retrospectiva de Berni, curada por Mari Carmen Ramírez –del museo anfitrión– Marcelo Pacheco, ex curador del Malba, llamada Antonio Berni: Juanito y Ramona. En esa gala Nelly será distinguida por su papel como gran mecenas de las artes y como sucedió hace unos cuando recibió un tributo similar en Nueva York, casi toda su familia viajará para acompañarla.

De viaje, no
El triunfo de Sergio Massa en la provincia de Buenos Aires lo puso más que contento porque él se siente parte de ese logro. Tan a gusto está por los resultados obtenidos y por los comentarios elogiosos que ha recibido que incluso no extraña viajar a España a dar alguna de las clases que solía dar desde que dejó su puesto de jefe de gabinete de la gestión kirchnerista. La docencia en claustros allende el océano, es una actividad gratificante para Alberto Fernández, más allá de lo económico: entre 1.300 y 1.500 euros era lo que solía cobrar por esa experiencia académica y su única exigencia “premium” era viajar en primera clase. En algunos foros de alumnos y ex alumnos, sus charlas registran interesantes comentarios porque el ex funcionario K, parece, es pródigo en anécdotas y generoso ya que, según se relata en un foro, regaló ejemplares –autografiados– de Políticamente incorrecto, donde, como se explicó en 2011 cuando presentó el libro, él ofrece “un relato pormenorizado e inédito de la creación de la fuerza política que llevó a Néstor Kirchner a la presidencia”.También en esos foros hay una anécdota sobre una comida que el ex funcionario pagó de su bolsillo en un restaurante de Puerto Madero para unos veinte egresados de una universidad española que, de paso por Buenos Aires, le pidieron reunirse con él y allí incluyeron acotaciones sobre los consejos que él les dio sobre qué vinos argentinos elegir. Y además, otra sobre un malogrado encuentro
en su casa de Zona Norte que Fernández canceló cuando los chicos llegaron porque estaba en una reunión con Eduardo Duhalde, que se había extendido más de lo previsto.

Feliz , ma non troppo
Pese a la ya tradicional celebración PRO de sus triunfos en la Capital, que el domingo por la noche se repitió con el plus de las remeras “Macri 2015”, el lunes a media mañana arrancó la habitual reunión de gestión, esta vez con caras más adormecidas pero también más felices de lo normal. Los comentarios postelectorales abundaron, con las consabidad chicanas internas incluidas, aún en en la victoria. Uno de los que se mostró más entusiasta fue el vicepresidente 1º de la Legislatura, Cristian Ritondo, responsable político de la campaña electoral en la zona sur del distrito. Su alegría no era para menos: en esos populosos barrios porteños, el PRO amplió sus ventajas con UNEN y obtuvo 36 mil votos más que en las Primarias de agosto.

Confusion “real”
Algo de solemnidad siempre rodea a los actos donde se homenajea a figuras que ya no están. Esto sucedió
en la inaguración de una plaza de la porteña calle Warnes, donde se hizo un tributo a pilotos como Juan Manuel Fangio, Juan Manuel Bordeau y –el único vivo–a Carlos Alberto Reutemann. Allí estuvieron las dos viudas de Bordeau, Graciela Borges y Patricia Langan, ésta última es también madre del legislador PRO, Fernando de Andreis.
Luego de los discursos, el clima de cierta emotividad se rompió con sonrisas cuando unas vecinas señalaron en voz al alta al legislador Juan Pablo Arenaza, a quien confundieron nada menos con el marido de Máxima,
el rey Guillermo de Holanda. Alto y con el cabello más que rubión, el dirigente macrista ya había sido objeto de similar “confusión” durante la reciente campaña electoral porteña.



Ernesto Ise