ELESPIA EL ESPIA

Gines Gonzalez Garcia en la mira de la campora

- Pérsico hizo que el Papa bautizara a “Néstor”.
- Gerardo Werthein y un confuso enojo tuitero.
- La semana de Eduardo Eurnekian “para todos”.

Los cruces bilaterales entre Argentina y Chile por la expulsión de la empresa LAN del Aeroparque Jorge Newbery dejaron en el ojo de la tormenta al embajador argentino en suelo trasandino, Ginés González García. El ex ministro de Salud de Néstor Kirchner ha perdido desde hace meses el aprecio de importantes referentes de La Cámpora por el difuso rol que el diplomático ha tomado enlos duros cruces entre la conducción de la línea de bandera nacional y la empresa que fuera del presidente chileno, Sebastián Piñera. El malhumor camporista con Ginés se multiplicó exponencialmente en las últimas horas entre la militancia que comanda Aerolíneas Argentinas, y más de uno ha pedido la cabeza del hombre al que consideran “el embajador de LAN ante la República Argentina”.

Bautismo kirchnerista
El dirigente del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, logró que un kirchnerista desde la cuna fuera bautizado por el papa Francisco. Pérsico y su mujer, Patricia Cubría, fueron recibidos por el Sumo Pontífice en su residencia de Santa Marta, y en una ceremonia muy emotiva realizada en la capilla del lugar fue bautizado su hijo Néstor Vicente. Junto a la pareja estuvo también el dirigente Juan Grabois y, según explicaron, aprovecharon para hablar “sobre la situación de la Patria Grande” con el ex arzobispo de Buenos Aires. Tan contentos regresaron los referentes sociales de su visita al Vaticano que decidieron compartirlo en la página de Facebook de su organización, donde a través de muchos comentarios quedó claro que no toda la militancia aplaude el brote confesional del kirchnerismo desde que Jorge Bergoglio se convirtió en el hombre fuerte de la Iglesia Católica.

Estrategia dual
En la Cancillería no deja de causar cierta sorpresa la estrategia dual de la Argentina en el tema de las Islas Malvinas, que mezcla cada semana pequeños gestos de lucidez estratégica con arranques y declaraciones de barricada que pueden tener peso en el plano simbólico, pero que a su vez embarran cada vez más el tablero. En los últimos días, como para contribuir a esta contradicción, en el Palacio San Martín destacaban la decisión de Argentina de abrir cada vez más embajadas en países del Caribe –muchos de ellos ex colonias británicas– y de ese modo tratar de ganar aliados y posibles votos en el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas. En los últimos meses, fueron inauguradas representaciones nacionales en Barbados, Santa Lucía y Belice, y también en los estados sudamericanos Surinam y Guyana. Mañana, en esa misma línea, visitará el país el primer ministro de Santa Lucía, Kenneth Antony; mientras la agenda oficial de la visita era diseñada, las poco felices declaraciones de la embajadora en Gran Bretaña, Alicia Castro, contra el primer ministro británico, David Cameron, cayeron como un baldazo de agua helada.

Anfitrion en palacio
Otro de los comentarios diplomáticos de la semana fue cómo han subido las acciones de Noah Mamet para ser el nuevo embajador de Estados Unidos en la Argentina. El puesto está vacante desde que hace un par de meses Vilma Socorro Martínez dejó el cargo para irse a descansar a California; quien quedó al frente de la sede norteamericana fue Kevin Sullivan. Durante un cóctel que se realizó a mitad de semana en el Palacio Bosch para presentar oficialmente al nuevo consejero de Asuntos Políticos, Kennet Roy, algunos de los presentes señalaban que el posible desembarco de
Mamet podría significar un revival de las mejores épocas del mediático diplomático James Cheek y de otro carismático diplomático como Earl Anthony Wayne, que solía codearse con artistas locales de amplio espectro. Es que Mamet fue uno de los recaudadores de la campaña presidencial de Barack Obama en Hollywood y es uno de los nexos de Washington con la comunidad artística de Los Angeles y con empresarios de la industria cinematográfica.

Tuitero quejoso
A eso de las 2 de la mañana del jueves, algunos noctámbulos tuiteros se sorprendieron al leer una catarata de tuits escritos por Gerardo Werthein donde el empresario, visiblemente enojado, expresó algunas frases como las siguientes (N. de la R.: se transcriben textuales): “Si alguien piensa en ir al Four Seasons, descártenlo. Mala atención y actitud mala onda. No se lo recomiendo”; “Qué feo que discriminen a nuestros atletas en el Four Seasons. ¿Quién se creen que son?”; “Boicot a los racistas del Four Seasons”, o “Si no respetan, que se vayan”. Al enterarse de esto, la gerencia del hotel intentó comunicarse con el empresario para saber de su boca lo sucedido, ya que los empleados del hotel que lo atendieron explicaron que Werthein se enojó cuando le dijeron que para ingresar al concurrido bar del hotel tenía que esperar, como el resto de la gente que estaba en la puerta, porque la capacidad del lugar estaba colmada.

Corazones y campaña
Casualmente, tres respectivos dirigentes del Frente para la Victoria, Frente Renovador y PRO coinciden en cuestiones donde “el corazón” puede usarse como factor de campaña para octubre próximo. Por un lado, Martín Insaurralde continúa con el discurso histérico de mostrarse con Jésica Cirio solamente como “amigos”. En el segundo caso, los asesores de Darío Giustozzi no deciden cuándo publicitar que éste formalizará ante la ley la relación que mantiene con su actual pareja. Pero quien más complicado sigue es Diego Santilli, ya que en el PRO temen que Nancy Pazos deje su tregua post divorcio y se transforme en otra “Zulema apenas expulsada de Olivos”.

Nuevo club rosarino
Rosario ha sido cuna de grandes agrupaciones políticas. Y en los últimos días ha visto nacer al autodenominado Club de la Reforma, que nuclea a un grupo de dirigentes santafesinos que en algún momento pasaron por Franja Morada; y por eso su nombre rinde tributo a la Reforma Universitaria de 1918. El nacimiento del think tank tuvo lugar alrededor de un chivito a la parrilla en la casa del diputado nacional de la Coalición Cívica Carlos Comi. El legislador –que en las próximas legislativas planea volver a hacer pie en su ciudad luego de cuatro años en el Congreso– reunió al intendente de Santa Fe, José Corral, al secretario general de la CC-ARI, Pablo Javkin, al ex presidente de la FUBA Daniel Nieto; al economista socialista Roberto Mionis y al dirigente del GEN Nino Bottai. Además de destrozar el cabrito asado, los autoconvocados se prometieron trabajar por una alternativa nacional de cara a 2015 que incluya a sus respectivos espacios políticos. Y el balance de la tenida político-gastronómica fue tan bueno que ya se habla de un encuentro en Buenos Aires; la idea para sumar es incorporar cuestiones de género a la agenda e incluir a referentes políticas mujeres.

Estilo vintage
Apenas vieron pasar al empresario periodístico, principal beneficiario de la pauta K, los habitué del Palacio Duhau que disfrutaban de las obras expuestas en una galería del lugar se sorprendieron por su atuendo. Observaron el jogging estilo vintage del hombre y pensaron que era un vestuario propio de un transgresor como Rogelio Polesello. Pero en este caso, quien lucía el polémico estilo era Sergio Szpolski.



Ernesto Ise