ELESPIA ESPIA -EL PAÍS EN OFF-

Intrigas argentinas para el organo oficial del Vaticano

.

Mientras en Roma el papa Francisco avanza con la reformulación de las políticas de comunicaciones, que incluyen una fuerte y revolucionaria presencia de la Santa Sede en el mundo digital, acá en la Argentina ya está casi todo preparado para que, antes de Navidad, vea la luz la edición argentina de L’Osservatore Romano, el órgano oficial del papado. Para ambos objetivos, Jorge Bergoglio convocó a Roma a un hombre de su estrechísima confianza, Marcelo Figueroa, el teólogo protestante que coconducía por el Canal 21 del Episcopado el programa Diálogo vigente. Allí los tres, con el entonces cardenal Bergoglio y el rabino Abraham Skorka, conversaban sesudamente sobre la Biblia. El demorado lanzamiento de L’Osservatore, que semanalmente se repartirá en iglesias, colegios y entre líderes de opinión, despertó muchos recelos en la Santa Sede pero también en Buenos Aires. Porque se trata del primer experimento de este medio fuera de Italia, y además lo dirigirá Figueroa, que no pertenece a la Iglesia Católica Apostólica Romana, quien será seguido muy de cerca por monseñor Víctor Fernández, rector de la UCA y voz del Papa en Buenos Aires. También genera resistencias en la Iglesia tradicionalista el hecho de los contenidos propios que se generarán en el país. Pero la decisión de Francisco también apunta a terminar con uno de los focos que más lo irritan: la multiplicidad de personas y personajes que se autoatribuyen ser sus voceros en asuntos terrenales en su terruño. A partir de ahora, no habrá dudas en Buenos Aires de lo que piensa Bergoglio sobre la Argentina, y la bajada de línea oficial estará escrita   en L’Osservatore.

Vacaciones en orden
A partir de las tensiones sociales por la demora en la reactivación económica (y por los cortocircuitos internos generados al respecto), el Gobierno decidió instruir desde la Jefatura de Gabinete de Marcos Peña a todos los ministros una estricta agenda vacacional. La idea es aprovechar el período de las Fiestas de fin de año y no mucho más, como para que antes de que se cumpla la primera quincena de enero estén todos a disposición de Mauricio Macri. El Presidente anticipó que pasará las fiestas en Villa La Angostura y volverá a Buenos Aires en los primeros días de 2017. Menos formalmente, desde el despacho de Peña se les sugirió a los funcionarios que mantuvieran bajo perfil durante su descanso veraniego, aunque las alertas están encendidas con algunos ministros que en el pasado se dejaron ver en ciertos eventos de Punta del Este. ¿Se repetirá?

Papelon sin red
Se comentaba con un sinfín de ironías en los pasillos del Congreso la patinada vía Twitter de Aníbal Fernández, quien en la semana “denunció” con un tuit que el titular de Anses, Emilio Basavilbaso, había incorporado a la entidad a dos sobrinos (hijos de su hermana) con sueldos de $ 40 mil cada uno. La desmentida fue tan contundente como inmediata y por la misma vía: los sobrinos de Basavilbaso, como él mismo explicó en la red, son chicos que no superan los 8 años de edad.


Otra Historia
Es el nombre del proyecto por el que el Foro Ecuménico Social premió a AA2000. La obra, realizada junto a la asociación civil Amaltea, promueve la integración de jóvenes y adultos víctimas de la problemática de las drogas e incluye una donación hecha en Ciudad Oculta. La entrega fue en el Palacio San Martín y el presidente de la empresa, Rafael Bielsa, recibió el reconocimiento en nombre de Eduardo Eurnekian.

Se busca socio
Tal como adelantó el domingo pasado este diario, el Gobierno sondea a otros bancos para que se sumen al Hipotecario en lugar de IRSA, de Eduardo Elsztain, que comparte las acciones con el Estado. Es más, ya fueron consultadas al menos dos entidades privadas muy conocidas, ambas de capitales argentinos. Esta historia continúa.