ELESPIA ESPIA - EL PAÍS EN OFF -

La ‘literatura’ hizo su Agosto en la feria del libro 2014

- Mauricio Macri: almuerzo y afiliación.
- Daniel Angelici tuvo un festejo “legal”.
- En junio, se casa un hermano de Máxima.
- Diego Ritondo y una reunión incómoda.
- Las fotos políticas de la semana.

La política argentina juega su partida también a través de la literatura. Y la Feria del Libro aparece cada año como el tablero ideal para entender por dónde pasa esa batalla para los lectores. En una edición de la feria en la que todo indicaba que las estrellas serían las obras vinculadas con Julio Cortázar –cuyo centenario de su nacimiento se celebra este 2014–, Gabriel García Márquez o el Mundial de Brasil que comenzará en menos de un mes, y superada tímidamente la fiebre de 2013 por el papa Francisco, los títulos relacionados con la política vernácula dominaron las ventas de no ficción y tuvieron las presentaciones más convocantes. Las editoriales no tienen aún números firmes, pero la tendencia que dejó la tradicional feria luego de su cierre es clara. Uno de los actos con mayor asistencia fue el lanzamiento del último trabajo de Sandra Russo, Fuerza propia, que cuenta la historia y el trabajo de La Cámpora; Andrés “Cuervo” Larroque, diputado y uno de los líderes de la agrupación kirchnerista, fue uno de los participantes de la presentación. Esto ayudó a ubicar el libro entre los más pedidos; y seguramente ayude la promoción indirecta que realizó la propia Cristina Kirchner cuando le obsequió un ejemplar a su par chilena, Michelle Bachelet, en su paso por Buenos Aires. Como para graficar la dispersión de ideas de la Argentina actual, otro libro que explotó fue 10K. La década robada, flamante trabajo de Jorge Lanata, que en menos de un mes vendió más de 50 mil ejemplares. Este libro ha generado interés incluso en la prensa extranjera, y el propio Lanata compartió sobre el cierre de la semana un almuerzo en el Four Seasons junto a corresponsales de los principales medios del mundo (AP, The New York Times, El País, Televisa, entre otros) para hablar de él. La dueña, de los periodistas Miguel y Nicolás Wiñazki, publicado por la editorial del conductor Luis Majul (Margen Izquierdo), también se ubicó entre los más solicitados. Y ubicado en la otra vereda ideológica de los periodistas mencionados, Víctor Hugo Morales también logró que Audiencia con el diablo. Retrato de una época de política, periodismo y poder apareciera entre los más pedidos por los consumidores de literatura política, y en su presentación convocó a más de mil personas. También hubo interés por biografías no autorizadas como la de Capitanich. De El Impenetrable a la Casa Rosada, de los periodistas Cristian Solís y Marcelo López, y El creador, trabajo sobre Carlos “Chino” Zannini, escrito por Eduardo Zanini, con una sola “n” y sin relación con el funcionario kirchnerista. Frente a este panorama, las editoriales no tienen muchas dudas de cuál será la tendencia del próximo año, con elecciones presidenciales a la vista.

Tu cara me suena
Los alumnos de la Maestría en Gestión del Agua de la Universidad de Buenos Aires miraban a su nueva compañera. “A esta chica la conocemos de algún lado”, parecían decir. La dama se sintió observada y atenta a estas dudas de sus vecinos de banco, la ex diputada y compañera de fórmula por UNEN de Fernando Solanas, Fernanda Reyes, decidió presentarse para poner fin al misterio en las aulas de la Facultad de Veterinaria.

Futuro socio
Mauricio Macri no tiene fama de cabulero pero, por las dudas, siguió el consejo. El jefe de Gobierno porteño caminaba por las instalaciones del Club del Progreso a mitad de semana, donde había sido invitado para encabezar uno de los tradicionales almuerzos. En las galerías del lugar, el presidente de la institución, Guillermo Moreno Hueyo, le mostró las fotos de antiguos socios destacados. Y entre ellos, aparecían 17 ex presidentes de la Nación. Sorprendido por el dato,
el ex hombre de Boca no lo dudó y apenas terminó la comida pidió una planilla para poder sumarse como miembro. Entre quienes acompañaron a Macri, estuvieron el ministro de Modernización de la Ciudad, Andrés Ibarra; el ex secretario de Energía Emilio Apud, y el referente agropecuario del PRO, Jorge Srodek. Entre
los cien comensales presentes, se vio también a la embajadora de Austria, Karin Proidl, pero a quien sin dudas deberá agradecer Macri si llega a presidente es al diputado Pablo Tonelli, ideólogo de la invitación.

Doble festejo
No hubo mil invitados como en la fiesta que realizó en el Hilton el fin de semana pasado para celebrar sus cincuenta años, sí unas 300 personas que hicieron un brindis doble: el triunfo en las elecciones del Colegio Público de Abogados porteño –con 63%– y el cumpleaños de uno de los factótums de la alianza gestada para esa contienda, Daniel Angelici, que tuvo así un segundo festejo. Entre los invitados estuvieron Jorge Enríquez, José López –flamante presidente “escolar”–, Agustina Olivero, Carlos Valenzuela, Marcelo de Jesús, Osvaldo Natansohn, Juan Kelemen, Zenón Ceballos, Juan De Stéfano, Daniel Lipovetzky y Daniel Fábregas. El menú ofrecido fue sencillo y, aunque se bebió con discreción, por las dudas y para no “desbanquinarse” los oradores eligieron la técnica discursiva más apreciada en estas reuniones: “Lo bueno, si breve, dos veces bueno”.

Boda en puerta
La familia Zorreguieta se encuentra en la recta final de los preparativos para un viaje con destino a Austria, donde el 7 de junio estarán celebrando en Viena el casamiento de Juan Zorreguieta con Andrea Wolf, una joven política austríaca que –como ya pasó por el registro civil de aquel país– utiliza en su vida pública el apellido Zorreguieta. Como detalle de color se sabe al menos que la madre de Máxima lucirá un vestido salmón de Edouard Vermeulen, el diseñador belga que vistió en varias ocasiones a su hija reina.

Ensayo mediatico
En este tablero de ajedrez donde de ensayan aún las jugadas para la partida final, que será en 2015, un encuentro auspiciado por Diego Kravetz reunió a Cristian Ritondo con Sergio Massa. En menos de 24 horas aparecieron comentarios sobre qué significaba esa reunión puertas adentro del PRO cuando –al menos mediáticamente– parece extenderse la distancia entre el tigrense y Macri. Por otro lado, ese encuentro pareciera un paso tomado por Ritondo para demostrar que no le será fácil al PRO convencerlo de que postergue su cada vez más firme deseo de competir por el sillón de Macri y que las alianzas aún no están cerradas con nadie ni para nadie.

Compas de espera
Se comenta que el divorcio en la cúpula de la consultora Poliarquía está en stand by y que el acuerdo final entre Sergio Berensztein y sus ex socios demandará más tiempo de lo pensado.



Redacción de Perfil.com