ELESPIA ESPIA - EL PAÍS EN OFF -

La tensa espera para disputarse a Martin Lousteau

.

Hubo quienes trazaron un “hilo rojo” que uniría a Martín Lousteau y Enrique Nosiglia luego de conocerse la renuncia del primero a la preciada embajada de Estados Unidos. En poco tiempo se conocerá que ese hilo rojo no une sólo dos puntos sino que, por las interconexiones, es algo más que un hilo. Pero para quienes abonan la primera teoría, podrían seguir reafirmándola si hubieran participado de un asado que a mitad de la última semana se realizó en la casa que los Nosiglia tienen en Villa Rosa. La excusa fue reunir a un grupo variopinto para jugar  un partido de fútbol que enfrentó al Equipo PRO contra el Equipo UCR. El primero lo integraron Fernando Rovello, director ejecutivo de Lotería de la Provincia; Manuel Mosca, presidente de la Cámara de Diputados bonaerense; el diputado provincial  Daniel Ivoskus, Sebastián Neuspiller, concejal de Pilar y director en IOMA; Mariano Pernía, ex jugador del Atlético Madrid; Gastón Fossati,  titular de ARBA; el intendente Jaime Méndez y Alex Campell, secretario de Asuntos Municipales. Los locales fueron Juan Nosiglia, Gonzalo Gorbea, Sebastián Salvador, hijo del vice de Vidal; el legislador  Maxi Abad, el directivo de Boca, Facundo Zambarbieri; Emiliano Raso, de Casa Rosada, y el ex jugador César La Paglia. Ganó UCR 6 a 4, y en el asado posterior no faltó quien analizara la coyuntura aunque mucho se centró en el regreso de Lousteau al ruedo porteño. Por momentos, éste pasó a ser disputado por ambos “bandos” a ser descartado por los PRO por no considerarlo tan necesario para su armado.

En turista y atento
El ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda viajó el martes a la Asamblea del BID que se realizó en Paraguay. Luego, en nombre de Macri formó parte del acto de conmemoración a los Caídos y Veteranos de Guerra en Malvinas junto a la gobernadora Rosana Bertone, en Río Grande. En ambos casos Rogelio Frigerio hizo los viajes en Aerolíneas Argentinas y en clase turista. Incluso se negó a pasar a primera cuando la tripulación le ofreció hacerlo. Al funcionario le resulta muy productivo escuchar comentarios que le hacen algunos pasajeros cuando logran identificarlo.

En bicicleta
Con remera naranja –no amarilla– Marcos Peña aprovechó la mañana del domingo bicicleteando con su hijo mayor por los bosques de Palermo.

Festejo “intimo”
Hay palabras que permiten más de un significado. Al menos eso entienden algunos. En los días previos al festejo propiamente dicho de los 50 años de Diego Santilli, su entorno insistía en que la celebración sería “íntima”. Preguntas obvias: ¿sería entonces en el living de su departamento porteño? ¿O quizás en el quincho de la casa que alquiló con vista al lago en Castores, para pasar los fines de semana? No, ni en Capital ni en Nordelta sino en un trendy galpón palermitano donde realizó su boda civil en 2014 y su jefe, Horacio Rodríguez Larreta, también sus 50 años en 2015. Ahí lo “íntimo” se transformó en una fiesta que, con la familia numerosa del vicejefe porteño incluida, completó un listado de doscientos invitados. Es decir que esa sencilla palabra, que entre sus significados tiene sinónimos como “acotado”, adquiere en el diccionario de cierto círculo político uno diferente; más bien opuesto.

Instagram & politica
“Hay diferentes interpretaciones de compromiso; algunos pensaron en casamiento, y no es tan así. Se trató de un compromiso por seguir compartiendo aventuras”, dijo Albi Czernikowski sobre los rumores de boda con Karina Jelinek por una foto que ella publicó con un anillo. La pareja ni siquiera convive. “Nuestras actividades nos requieren a mí en Malvinas Agrentinas y a ella en Capital”, aclara. Albi es director provincial de Juventud Buenos Aires del PRO y sobre cómo repercute lo de Jelinek en ese espacio dice: “Para unos es parte de mi vida privada; para otros, soy un pícaro”.