ELESPIA EL ESPIA

Las reformas que se avecinan en la rosada

- Cábala PRO: viernes de asado y fútbol, en Barrio Parque.
- Eduardo Eurnekian y un inesperado repudio personal.
- José Mujica tendrá su documental, por Kusturica.

La debilidad de Cristina Fernández de Kirchner por las reformas edilicias no descansa. La mandataria –quien ha señalado que en otra vida debe haber sido un arquitecto egipcio, y eso explicaría su afán remodelador– dispuso ahora una serie de refacciones en uno de los ingresos de la Casa Rosada. Mientras avanzan las obras iniciadas hace algunas semanas en la azotea del palacio presidencial, ahora la mandataria quiere restaurar la entrada de la calle Balcarce 78. El proyecto, que está en manos de la Secretaría General de la Presidencia y demandará una inversión de más de $ 600 mil, incluye la restauración por pulido y empastinado del piso de mosaicos de granito ajedrezados y de solías de mármol mediante un complejo proceso, la instalación de zocaloductos para ocultar cableados a la vista, pintura en el cielo raso y retoques en los muros. Además, se instalarán pisos vinílicos de alto tránsito en las zonas de mayor circulación, donde actualmente hay alfombra, se reemplazarán los vidrios por nuevos blindex laminados y se renovarán las luminarias obsoletas.

Futbol y asado
Aunque no hubo sondeos previos ni boca de urna, era previsible que Mauricio Macri ganaría la interna futbolística del PRO. En la mañana del viernes, durante las primeras horas de veda electoral, el jefe de gobierno porteño encabezó uno de los tres equipos de fútbol que disputaron un minitorneo partidario en Barrio Parque: se trata de una ceremonia deportiva que ya se ha convertido en una cábala para el macrismo antes de cada elección. Los capitanes de los otros dos equipos fueron Marcos Peña y Cristian Ritondo, que padecieron la mañana inspirada del equipo de Macri, que ganó los dos partidos que disputó: el primero fue 6 a 0, y el segundo, 4 a 0. El team vencedor estuvo integrado además por Guillermo Dietrich, Sergio Costantino, Marcelo Bouza, Alejandro García y Federico Suárez. Pero la estrella del cuadro ganador fue el vocero Iván Pavlovsky, a quien le tocó defender el arco y se tomó la tarea tan en serio que lo hizo incluso con la cara: un tremendo pelotazo le hizo sangrar la nariz y hubo que parar el juego durante unos minutos. La figura del equipo de Peña fue Federico Sturzenegger, pero en su caso no fue por su buen desempeño: el hombre demostró que como futbolista es un notable presidente del Banco Ciudad. En el caso de Carlos Melconian, como era de esperar, se la pasó dando indicaciones y analizando jugadas. El tercer tiempo luego de los partidos fue un asado preparado por tres parrilleros –y a 100 pesos por comensal–, al que se sumaron otros funcionarios como Esteban Bullrich, Federico Pinedo y Sergio Bergman.

Inesperado rechazo
Luego de que Eduardo Eurnekian oficiara como anfitrión de Sergio Massa durante una almuerzo empresarial en el Hotel Alvear, algunos referentes de La Cámpora con quienes el dueño de Aeropuertos Argentina 2000 ha tenido varios encontronazos hubieran querido nombrarlo definitivamente persona non grata. Por eso sintieron un poco de envidia cuando se enteraron de que eso es exactamente lo que hizo con Eurnekian el gobierno de la República de Azerbaiján, que figura en la posición 134 de una lista de apellidos que tienen prohibido el ingreso al país. Al parecer, el enojo tiene que ver con la ayuda que el repudiado suele brindar a la comunidad armenia de esa nación.

El ‘Pepe’ al cine
Primero fue Lula, después Néstor Kirchner (por partida doble), y ahora le tocará el turno a José Mujica. El mandatario uruguayo tendrá su documental. Aunque en este caso el director será ni más ni menos que el serbio Emir Kusturica, que anunció que hará un film del estilo del que realizó sobre Maradona. La intención, por lo que ha trascendido, es que el rodaje comience en septiembre u octubre, cuando Mujica visite a Obama en Washington. El título de la obra sería El presidente de la gente.

PNT para la Piba
No está claro hasta dónde llegará el acuerdo electoral entre Patricia Bullrich y el macrismo de cara a las elecciones legislativas de octubre. Pero más allá de la cantidad de legisladores que Unión por Todos logre ubicar en las listas, algunos de los beneficios de esa nueva alianza política ya pueden verse en la vía pública; más precisamente, en las pantallas ubicadas en las estaciones de las líneas del subte: desde hace algunas semanas, además de los habituales spots promocionales de la gestión macrista en la Ciudad, en los televisores de los andenes pueden verse videos con publicidades del libro Yo propongo, en el que la diputada ha volcadosus últimas propuestas políticas.

Parada copada
Independientemente de lo que hoy digan las urnas, los candidatos del PRO pueden decir que lograron ganarles a sus rivales del frente UNEN en el barrio de Villa Devoto. Así fue, al menos, en lo que se refiere a una de las últimas actividades de la campaña de cara a las elecciones internas de hoy. Por azares del calendario de eventos partidarios, los referentes de UNEN llegaron a la plaza principal de ese barrio para desplegar su promoción, pero advirtieron que allí se encontraban los postulantes del macrismo. Atenta a esta superposición, la tropa de UNEN propuso improvisar una merienda en el tradicional café barrial Pablo’s para hacer tiempo. Pero la segunda sorpresa fue que también en el local advirtieron que no eran los primeros en llegar: adentro de la confitería, decenas de militantes del PRO aguardaban que sus candidatos finalizaran su tarea en la calle.

Pizza a la uruguaya
Ameno almuerzo al paso disfrutó a mitad de semana el embajador de Uruguay en Argentina, Guillermo Pomi Barriola: de traje, como un oficinista más, el diplomático atacaba con entusiasmo una porción de mozzarella al molde en El Palacio de la Pizza. Junto a otros tres comensales, ocupaban una mesa cercana a la ventana en el mediodía porteño. El tema cantado en la mesa fue la tranquilidad que se respira en el Frente Amplio luego de que Tabaré Vázquez aceptara ser el candidato presidencial del oficialismo para las elecciones de 2014.

Extremo oriente
Cuando decidió instalarse por negocios en la República Socialista de Vietnam, Jorge Pereyra de Olazábal creyó que lo más difícil sería adaptarse al idioma y a la diferencia horaria respecto de Argentina. Pero lo que nunca imaginó es que debería poner el despertador para poder seguir –vía internet– los partidos de Boca Juniors durante la madrugada asiática. Tanto sacrificio, para colmo, para una de las peores campañas de la historia del club xeneize. De paso por Buenos Aires, el ex hombre de la Ucedé se mostró conforme de todos modos con las oportunidades comerciales que encontró en suelo vietnamita, y destacó el aval que recibió del embajador de ese país en Argentina, Dao Nguyen Van, y del secretario de Comercio, Guillermo Moreno, para promover productos argentinos en aquel país. El optimismo con el que llegó Pereyra de Olazábal a Buenos Aires se vio algo opacado por una intervención quirúrgicade alta complejidad a la
que debió ser sometido luego de un problema en un brazo.
 



Ernesto Ise