ELESPIA EL ESPÍA, EL PAÍS EN OFF


Manes podria sacar de carrera a Carrió y a Jorge Macri

El científico podría ser en 2017 uno de los candidatos a senador de Cambiemos en la Provincia. Además, la esposa de Rico con De la Torre.


Foto:Cedoc

Hace menos de diez días, el gobierno bonaerense anunció que había convocado a los científicos Facundo Manes y Esteban Carmuega para integrar un consejo asesor ad honorem –detalle destacado en el comunicado– para colaborar “en la lucha contra la pobreza, a favor de la inclusión y –también subrayado en el texto– el cuidado del capital mental de los ciudadanos”.  Capital mental es un término muy propio de Manes, tanto que quien lo repita debería pagarle copyright, y en la presentación que hizo junto a Carmuega, María Eugenia VidalFederico Salvai lo repitió casi en cada frase. Con la supervisión de los mencionados científicos, un equipo de cinco personas –no ad honorem obviamente– se encargarán de plasmar en hechos y sobre todo en resultados lo enunciado en la presentación formal.

Hasta ahí la historia oficial de un proyecto que entusiasma especialmente a Vidal, quien conoció en profundidad a Manes cuando lo consultó por un tema que involucraba a una amiga suya. La otra historia podría llamarse 2017, un número que  ocupa la cabeza de PROpios y ajenos. Todavía no hay nombres definidos porque la coyuntura política es demasiado intensa para todos, aunque se cuelen nombres de posibles cabezas de listas a través de operadores y compañía. Si fue la mera mención de Jorge Macri como “el candidato” del PRO en la provincia de Buenos Aires lo que hizo explotar a Elisa Carrió la semana pasada con su denuncia sobre el jefe de la Bonaerense Pablo Bressi es ya una anécdota o, como dicen quienes rodean a Vidal, “una situación que dañó pero que está por ahora controlada”. En estos borradores con miras a 2017 es donde la figura de Manes aparece como incipiente más que potencial candidato a jugar en ese territorio clave. Y se lo comenzará a medir usando como plataforma los resultados del programa presentado sumando el plafón de conocimiento masivo que ya tiene desde que lideró el equipo que operó a Cristina Kirchner en octubre de 2013 y con las charlas que da por todo el país con el cerebro como tema central. Si ser radical de boina blanca le genera ruido interno teniendo que vestirse de amarillo, ésa será una cuestión que seguramente tendrá que tallar su mentor político, el mendocino Ernesto Sanz.

Transitividad. Las reglas matemáticas y la política no siempre se llevan bien. A la sensibilidad  que genera en el gabinete bonaerense y en organismos de Derechos Humanos la incorporación del intendente de San Miguel, Joaquín de la Torre al gobierno de Vidal, se le sumó otro y de “carácter transitivo”. En medio de la polémica por la participación de Aldo Rico en el desfile militar del Bicentenario, De la Torre, cumpliendo con el pacto electoral que lo une a Rico desde hace varios años, nombró jueza de faltas en San Miguel a la mujer del carapintada, Marisa Guilanea. Por las dudas en el entorno de la funcionaria con mejor imagen del país, sacaban cuentas de cuántos puntos podría perder la gobernadora si la opinión publica resuelve la relación matemática: si De la Torre es aliado de Rico, y a su vez de Vidal, entonces Vidal se relaciona con Rico... Poco probable pero con una buena campaña y una respuesta desacertada de la gobernadora, todo es posible.

Futbol en Olivos. En medio de una semana álgida para el Gobierno, volvió el fútbol a Olivos y Ministerios quebró la racha y venció al equipo Casa Rosada gracias a la destreza de la dupla Hernán Lacunza y Gastón Gaudio: el primero convirtió 2 de los 3 goles de la victoria. Por su parte, en el equipo contrario Martín Ocampo y el gobernador mendocino –invitado– Alfredo Cornejo, lograron 2 goles. El radical José Cano –del equipo perdedor– fue amonestado por juego brusco y como la falta fue marcada por el ex referí mundialista Héctor Baldassi no tuvo espacio para quejarse.



Ernesto Ise