ELESPIA ESPIA - EL PAÍS EN OFF -

Maxima, el mundial de Brasil y una fidelidad algo cuestionada

Días después de que la selección argentina dejara sin final al equipo holandés, aún resuenan comentarios en torno a la figura de Máxima Zorreguieta como un tópico más de esta pasión mundialista que, de lograrse la dorada copa por tercera vez para el país, promete extenderse, al menos durante la semana que comienza mañana. Como explicó en algunos medios locales Henry Juriaan De Vries, embajador holandés en Argentina, al renunciar a su ciudadanía y ser reina de los Países Bajos, ella no tiene otra opción que alentar a los naranjas. Aunque, en broma y horas antes del partido, comentó en radio América, que “igual habrá que ver quién la consuela cuando Holanda le gane a Argentina”. Un tono similar tuvo en su sitio de internet De Telegraaf, uno de los diarios holandeses de mayor tirada. Antes del partido había publicado una nota irónica bajo el título “¿A quién alentará hoy la reina?” e incluso publicado viñetas sobre la distancia que había provocado este partido en el matrimonio real. Al día siguiente de la victoria argentina, dedicaron una extensa vidriera fotográfica con imágenes de Máxima alentando a distintas selecciones deportivas naranjas . Cabe destacar que los medios de ese país dieron cuenta de una carta que los reyes les enviaron a su selección, alentándolos y prometiendo acompañarlos en Río de Janeiro; algo que no se cumplirá. Pero el apoyo de Máxima a Holanda genera situaciones en Argentina como la siguiente: en el sitio online de una tradicional publicación femenina ABC 1, la única vez que ella genera un ostensible número de comentarios negativos es cuando se suben fotos de ella apoyando a un equipo deportivo holandés. En el plano más “íntimo”, sus amigas argentinas, aunque entienden su situación, comentan que tanto fervor naranja les molesta. Incluso algunas de ellas, que participaron del reciente casamiento del hermano en Austria, le  enviaron mensajes acerca de si ahora había convencido a Guillermo de ser un poco “argentino”.

Festejo retro
Que el Mundial ocupó todo los espacios no es novedad. Por eso, sobresalió la idea que tuvo una empresa alimentaria para celebrar sus 150 aniversario. Convocó a famosos para que contaran anécdotas relacionadas con sus productos. Lamentablemente, no hubo políticos que se animaran a mostrar un costado lúdico al respecto; sí personajes como Guillermo Francella, Agustín Pichot, Luis Landriscina, Sebastián Wainraich o Milo Lockett. Muchos de ellos coincidieron en destacar a las Meregandas como las galletitas más asociadas a su infancia. Francella se inclinó por las Melba y contó la “travesura” que de adulto hacía con ellas. Landriscina eligió una edición de Tentaciones, que ya no existe.

Despiste
Los salones del hotel Castelar estaban colmados para escuchar, convocado por Consenso Republicano, a Carlos Pagni. Como adolescentes en un  meet&greet, algunos estaban excitados ante la presencia del orador. Tal el caso del duhaldista Daniel Basile, quien luego de reverencial saludo, explicó que había llegado tarde porque tuvo que “contestarle a Fernando de la Rúa por su falta de cortesía con Duhalde” en un charla en el Club Italiano.  Al parecer, el ajetreo de su cargo de ex secretario de Comunicación Social en la gobernación duhaldista no le propició buen tino ya que, junto a Pagni, estaban dos delarruistas, Rafael Pascual y Jorge Enríquez. La situación generó sólo un par de miradas fulminantes y un pase a las preguntas para distender del incordio y alejar al “despistado” del escenario.  

Borrador 2015
Sergio Massa venía ventilando en off, entre sus allegados y algunos periodistas, que Carlos  Reutemann iba a ser su compañero de fórmula. Pero en las últimas mediciones algo se le pinchó, y no fue precisamente una rueda. Al parecer, los jóvenes en su mayoría distan mucho de conocer al Lole. Mientras tanto, en la Capital, sus opciones venían siendo Roberto Lavagna o Martín Redrado. Al ex golden boy se le complicó un poco con las acusaciones de su ex, Luciana Salazar, quien igualmente esta semana quedó anestesiada –o neutralizada–, tras el comunicado del economista. Y Lavagna, hasta ahora, sigue respondiendo que está para algo más que para ser jefe de Gobierno porteño. Mientras tanto, su armador, Diego Kravetz, sigue trabajando en otras alternativas que algunos creen podría ser, al menos para tentarlo, Martín Lousteau.

Pro parrillada
El clima optimista post triunfo sobre Holanda se coló en las reuniones y pareció que la tensión consumida durante los penales dejó sin energía para discusiones de temas sensibles y, con acuerdo tácito, todo se postergó para la semana por venir. Algo de esto se dio en el almuerzo de los jueves que reúne a funcionarios del PRO, quienes incluso esta vez dejaron la comodidad capitalina y aceptaron el convite de Néstor Grindetti de una parrillada en la sede del club Lanús, su territorio. Menos Emilio Monzó, hasta Marcos Peña se sumó al grupo formado por, entre otros, Hernán Lombardi, Carolina Stanley, Edgardo Cenzón, Esteban Bullrich, Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta. A este último no se le preguntó sobre cómo le había caído la mención de Macri sobre Gabriela Michetti como vicepresidenta. Sí se habló de si finalmente el jefe porteño lograría la foto con Messi, ya que éste hizo la campaña por la Ciudad en el exterior.

Previsores
A diferencia de otros mundiales, esta vez varios intendentes del Conurbano organizaron sus propias fan fests en las plazas de sus municipios, y no les fue mal. En Ituzaingó, San Isidro, San Miguel y José C. Paz, sacan cuentas para ver dónde se congregaron más espectadores. Por ahora, dicen, el primer puesto se lo lleva Carlos Urquiaga, quien, optimista y previsor, contrató dos pantallas gigantes para José C. Paz, “para cuando Argentina llegara a la final”. Otros, menos confiados en la suerte del Seleccionado, buscaban sobre la hora alquilar pantallas para la final de hoy.



Ernesto Ise