ELESPIA EL ESPÍA, EL PAÍS EN OFF

Oyarbide planea sus vacaciones y pidió un aumento de crédito

El juez tramitó una suba del límite de su tarjeta. Además, la cena de Facundo Manes y el conflicto puntano de Scioli.

Foto:Cedoc

Las vacaciones de Oyarbide. Hay apellidos que por su difusión mediática –lograda por los motivos que fueren– son imposibles que pasen desapercibidos, incluso para quienes no sigan de cerca los temas candentes como de “importancia coyuntural” o meramente frívolos. Norberto Oyarbide es uno de esos nombres y apellidos que remiten inevitablemente a un juez que por cuyo quehacer al frente de causas de alto impacto es reconocible hasta por el más taimado. Por eso, muchos clientes siguieron atentos la conversación que sucesivos empleados mantuvieron a comienzos de semana en la sucursal de Banco Nación ubicada en Carlos Pellegrini y Paraguay con el nombre del magistrado como protagonista. Al parecer, Oyarbide tiene planeado, en breve o hacia fin de año, tomarse unas vacaciones en un lugar para realizar compras o donde el alojamiento y sus atracciones son elevadas. O quizá un descanso de tiempo prolongado. Pero vacaciones fue la razón que esgrimió para pedir un aumento en el límite de la tarjeta. Cabe aclarar que el pedido fue telefónico, pero la tramitación fue el comentario lógico entre varios empleados de dicha sucursal.

Cerebro saludable. Este año, el tema de la neurociencia se consolidó fuera de los círculos académicos, y la venta de los libros al respecto que especialistas argentinos han publicado –escritos en un lenguaje didáctico– y vendido con éxito es un ejemplo de ese interés creciente. También lo ha palpado en persona uno de los impulsores de la instalación de este tópico, Facundo Manes, quien en sus charlas por todo el país concita tanto público como algunos espectáculos que salen de gira. Anécdotas al respecto tiene este médico que en mesa chica a veces suele contar para explicar cómo lo entusiasma dicho interés inusitado de la gente por querer saber y conocer. Más difícil es hacerlo confesar si ésta será la plataforma que utilizará en un futuro para cruzarse a un espacio que lo apasiona tanto como hablar del cerebro y sus virtudes: la política. Algunos buscaron ser presidentes de un club, otros podrían implementar una seducción similar con el conocimiento. Como sea, la cena 2015 que Manes organizó para recaudar fondos para la Fundacion Ineco en el Yacht Club de Puerto Madero, además de colmar todas las mesas tuvo tanto políticos como empresarios invitados. La broma que alguno de ellos siempre repite en el cocktail previo es: “Más que invitados somos posibles pacientes así que mejor llevarse bien con el doctor”. Esta fundación tiene como objetivo seguir promoviendo la investigación científica en neurociencias y sobre todo la formación académica de profesionales. Como parte del organigrama de la cena, además de generar situaciones que permitan recaudar más fondos, Manes y su equipo implementaron un premio anual que llamaron obviamente “Cerebro saludable”. Fue Mirtha Legrand quien abrió la lista de premiados en la primera convocatoria, le siguió Magdalena Ruiz Guiñazú y esta vez ingresó el primer  hombre en esa lista: Alberto Cormillot.

Conflicto puntano. En un fin de campaña como el que se vive, en el entorno de Scioli están viendo cómo resolver una situación en San Luis que podría restar votos y que a esta altura son necesarios. El candidato que figura cuarto en la lista de diputados por el oficialismo –y actual funcionario de la UOM local– por esa provincia mantiene hace ochenta días un bloqueo a una planta de capitales nacionales que produce tubos de acero con costura y que tiene a YPF como principal cliente. Los llamados a integrantes del círculo celeste y blanco, por ahora, no han tenido resultados satisfactorios aun cuando funcionarios de máximo jerarquía del Gobierno prometieron una solución inmediata.

Bajo perfil. No hubo políticos invitados, ni personajes que por presencia o vestimenta sedujeran a editores para completar páginas de revistas, ni siquiera el conductor fue una carita conocida sino la anfitriona Constanza Oxenford, titular de Germinare. Sólo estuvo Juliana Awada, quien llegó, saludó y se ubicó en una mesa de mujeres con Paula y Lulú Cahen  D’Anvers o Ana Luisa Bruchou. Desde hace seis años, esta ONG prefiere un bajo perfil mediático pero sí se asegura apellidos de peso en sus mesas para continuar el programa de padrinazgos de chicos cuya educación cubren desde los 10 años. Y en la cena que se hizo el martes sumaron 33 nuevos padrinos que pagan al año 24 mil pesos y vendieron los 32 lotes de obras que se subastaron.

Simulacro 22N. Los que ganaron, los que perdieron, los que no participaron y los que ya quieren volver... Todos pensando en 2017. Esa fue la sensación que se vivió en el seminario del politólogo Juan Manuel Sabaris. Escenarios electorales posibles y las encuestas de cara al ballottage, infaltables. Y una simulación electoral del 22N, sólo con dos boletas en un cuarto oscuro, que divirtió a los presentes. Situación de elegir entre dos opciones, a la que se enfrentarán los electores en pocos días y, como recordaba el consultor, desde el regreso a la democracia se produjo a nivel nacional, una sola vez. En 1984, por el plebiscito del Acuerdo con Chile había dos boletas en el cuarto oscuro: una por el sí, otra por el no. Inmediatamente, en clave 22N, los presentes apostaban al resultado. Será un sí a la continuidad y un no al cambio... o viceversa.



Ernesto Ise