ELESPIA EL ESPÍA, EL PAÍS EN OFF

Plan mediatico: Macri “prescindiria” de interlocutores

Lo analizan porque el presidente fue el mejor vocero a la hora de explicar el “Correogate”. Además, vestuarios de la gira española y los planes familiares de Lousteau.

Macri, en la Patagonia
Macri, en la Patagonia Foto: DyN
De lejos, dicen, se ve más claro. Y el ánimo expresado en las sucesivas imágenes que se vieron estos días de Macri en España avizora la esperanza de lograr lo que se fue a buscar: inversiones. Qué, cómo, cuándo y por cuántos millones se verá a lo largo de 2017. Elogios de los anfitriones –Mariano Rajoy y el rey Felipe– a la gestión macrista los hubo casi tanto como los que deslizaron los medios ibéricos al estilo de Juliana Awada. A 12 mil kilometros de Madrid, el clima social se mantenía como antes del inicio de la gira presidencial. El calor extremo mitigado temporariamente por tormentas se sucedió –al menos en Capital y Gran Buenos Aires– de manera consecutiva por tres días con cortes de luz, y en el Centro porteño se sumaron marchas que, sobre un asfalto de más de 40 grados de sensación térmica, generaron un escenario propicio para reencarnaciones de Bill Foster, el personaje de Michael Douglas en Un día de furia. La luz al final del camino pregonada por Gabriela Michetti aún no está a la vista y las esquirlas del caso de la deuda del Correo marcaron una bisagra comunicacional. En la semana que pasó se apuraron nuevas encuestas donde el tema se incluye como tópico, sumado a los de opinión de gestión y percepción económica, y de figuras políticas. Y por otro lado, en el entorno del Gobierno se avanza sobre la idea de poner al frente de la defensa de la gestión al propio Macri. La conferencia de prensa que dio forzado por los ribetes que tomó el asunto del Correo y del descuento en las jubilaciones sostienen esto. Ninguno de los actores que se sucedieron para explicar ambos temas pudieron cumplir con su cometido. Y a pesar de las críticas lógicas, el Presidente fue el único que supo conducir ese momento arduo. El regreso de España seguramente lo ocupará a él y su equipo en sesiones de coaching para que de darse un nuevo contacto con cierta prensa, Macri pueda manejar  aún mejor su performance.

Con “coronita”
Algunos de los veinte argentinos elegidos por Macri para participar de la cena que éste tuvo con el rey Felipe se encargaron de hacer circular esa “distinción”. Ese era el número de invitados que, por protocolo, tenía asignados el Presidente para que lo acompañen. Pero hubo un par de argentinos que también fueron al banquete en el Palacio Real invitados por la corona española: Santiago Soldati, amigo del padre del rey, y Aníbal Jozami.

Interrogante
¿Estarán Martín Lousteau y Carla Peterson pensando en agrandar la familia? Es un interrogante que ni siquiera cuando no era embajador él se molestaría en contestar. La actriz, quizá pueda deslizarlo, pero de cosas privadas también es de poco hablar. Sin embargo, al posible candidato a diputado en 2017, se lo vio hace unos días en farmacia palermitana comprando cierta medicación  que las mujeres utilizan cuando tienen intención de ser madres.

Presidente fashion

Cambiar la manera de hacer política. Esa fue una de las tantas frases que el Presidente expresó durante la campaña. Quizá alguno de su equipo entendió que una forma de demostrar cuán cierto es ese publicitado cambio de estilo le sugirió hacer público una información fashion de la gira por España. No sólo se pudieron conocer qué firmas vistieron a Juliana Awada sino que esta vez se supo que Macri se llevó cuatro equipos de Rochas París en “géneros siempre oscuros y livianos para buscar confort, con un mínimo de brillo para las actividades nocturnas”.

Mineria vs. ecologia
En Santa Cruz, grupos ecologistas comenzaron una campaña para pedir a Alicia Kirchner que impida que la empresa minera Patagonia Gold obtenga el permiso de explotación en una área que pondría en peligro una zona de yacimientos arqueológicos, paleontológicos y especies en peligro de extinción. Una fundación está trabajando para lograr esto y convertir esa zona en parque nacional o anexarlo al existente Parque Nacional Patagonia.