ELESPIA ESPIA - EL PAÍS EN OFF -

Relajada “cumbre” reunio a politicos y empresarios en Retiro

- El festejo de Nelly Arrieta en Bajo Flores.
- Joan Laporta puso nervioso a Caselli.
- La boda esteña de la hija de López Mena.
- Corach y Cavallo, juntos... por un ratito.
- Cena filantrópica recauda $ 1.800.000.

Como cada año, otra vez fue nutrida la concurrencia al cóctel de fin de año de la productora de contenidos Silmar, de la familia Ortega, que cumplió 20 años. Más de un centenar de protagonistas de la política, la economía y el mundo empresarial colmaron el piso 24 del Sheraton y departieron animadamente sobre las últimas noticias generadas desde el Gobierno. Entre las entradas de verrines de pulpo, rolls de salmón ahumado y caviar, se vio conversar a los asediados encuestadores Hugo Haime y Fabián Perechodnik, con Martín Etchevers (Clarín), Gustavo Pedace (Roggio), Luis Betnaza (Techint), Juan Carr, Sergio Fandiño (Molinos), Gabriel Martino (HSBC) Luis Ribaya (Banco Galicia), Gregorio Goity (Banco Columbia), Jorge La Rosa (Dow), Miguel Maxwell (Deloitte), José Urtubey (Unión Industrial Argentina), Pablo Vaquero (Monsanto), Gustavo Castagnino (Mercedes Benz), Guillermo Baistrocchi (PAE) y Dante Ramos (Chevron) intercambiaron pareceres sobre las novedades oficiales, entre ellas la expectativa que genera en los bancos la llegada al Central de Juan Carlos Fábrega. “Conoce como pocos el sector”, dicen. También estaban quienes se mostraban interesados en saber cuánto podía influir en el horizonte 2015 de Scioli la irrupción de Capitanich en un lugar de tanta exposición como el actual, pero un hombre de consulta del gobernador zanjó las teorías que allí se esgrimían asegurando que, por un lado, faltaban aún dos años y eso en política es mucho tiempo, y que por otro, Scioli –quien el jueves había llegado de Europa– estaba tranquilo por esa misma cuestión y seguía con la camiseta puesta, como durante la última campaña.
Gastón Manes, presidente de Ineco y hermano del médico que atendió a CFK, relataba el viaje de Facundo Manes a Australia, donde viajó por unas conferencias. A la hora del pernil de ternera y del chop suey de ave, conversaban el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, con su hermano José, optimistas con la designación de Capitanich y el acuerdo con Repsol. El nuevo ministro porteño de Espacio Público e Higiene, Edgardo Cenzón, se planteaba como desafío lograr un cambio cultural respecto al reciclado de la basura, lo que era respaldado por otros miembros de la gestión PRO presentes: María Eugenia Vidal, Cristian Ritondo, Rogelio Frigerio, Marcos Peña, Federico Sturzenegger y Patricia Bullrich. Roberto Lavagna, Ricardo López Murphy y Carlos Melconian mostraban –como siempre– preocupación por los problemas económicos. Mientras los intendentes bonaerenses Jorge Macri, Gabriel Katopodis, Darío Giustozzi y Fernando Espinoza comentaban los avatares de la última elección y participaban también con entusiasmo y chicanas Alberto Pérez, Gustavo Marangoni, Jorge Telerman, Héctor Recalde y Pepe Scioli. Se movieron con comodidad los “debutantes” Miguel del Sel, Alfredo De Angeli y Héctor Baldassi, entre los ya curtidos Julio Cobos, Enrique Nosiglia, Mario Negri y Ricardo Alfonsín.

¿Desafio Michetti?
Como cada año, el protocolo se rompe cuando termina noviembre. El calendario impone la única excepción a la regla del cupo exclusivamente masculino en el Bajo Flores. El cumpleaños de Nelly Arrieta de Blaquier permite que ingresen invitadas mujeres al mítico quincho de los hermanos Mario y Roberto Guerrieri. Así, por décima vez consecutiva, el agasajo incluyó el soberbio asado, un sello de la casa. Entre los invitados, estuvieron Mirtha Legrand, Susana de Bary, Susana Reta y Gino Bogani, quienes disfrutaron también de los tangos que ofreció Juan Carlos Cornejo.

El amigo iberico
En la Legislatura porteña se vive por estos días una danza doble: mientras los nuevos diputados pelean por un buen despacho; para otros el problema principal es saber cómo quedará conformado cada bloque porque, con la llegada de varios apellidos de peso, muchas cartas deberán repartirse de nuevo. De esto se hablaba en el Teatro San Martín, donde los flamantes legisladores recibieron sus diplomas. Hubo ausencias notorias: Iván Petrella, Gustavo Vera y Graciela Ocaña. Sí estuvieron: Martín Sabbatella, Carlos Heller y Carlos Tomada. El debutante legislador del Frente de Izquierda y los Trabajadores, Marcelo Ramal, recibió su diploma con el puño en alto, mientras que el kirchnerista Garbiel Fuks fue el único que cumplió con el “protocolo peronista” y tomó su diploma con los dedos en V.

A Brasil
Con la ayuda de algunos amigos e invitados, y el carisma de Valeria Mazza como anfitriona, el Pabellón Pediátrico del Hospital Austral recaudó en su cena anual 1.800.000 pesos (ver fotos en Destacado de esta página). El remate de obras donadas por Noé, Maccio, Kuitca, Lockett, Genovesi y Roux fue de gran importancia para arribar a esa cifra, ya que algunas de las piezas lograron 80 mil y 140 mil pesos. Pero uno de los invitados que más felices se retiró fue Ricky Sarkany ya que en uno los juegos –cuya participación costaba 5 mil pesos– se ganó pasajes, estadía y ubicaciones para ver el partido inaugural de Argentina en el Mundial Brasil 2014.

Molesta confusion
Superadas las legislativas, las elecciones que ganan protagonismo de cara al cierre del año son las presidenciales, pero de River Plate. La banca que se pone en juego es la de Daniel Passarella. Por eso, los candidatos no escatiman recursos en los tramos finales de la campaña. Antonio Caselli trajo al país al ex presidente del Barça, Joan Laporta, quien fue presentado como una de las cartas ganadoras de su propuesta en un sencillo desayuno en un bar de Belgrano. El invitado generó carraspera entre los presentes al asegurar que un referente de la gestión deportiva del Barça era Johan Cruyff y que los riverplatenses contaban con un caso similar al del holandés para tomar como modelo, Enzo Francescoli. El detalle ignorado por el catalán es que el jugador uruguayo es la “carta ganadora” del principal rival de Caselli, Rodolfo D’Onofrio.

Se caso la nena
Al cierre de esta edición ya habían ingresado a la fiesta casi todos los invitados al casamiento de la hija de Juan Carlos López Mena, en Punta del Este. Quienes no conocían la propiedad de unos nueve mil metros cuadrados, ubicada en un cerro de la ruta que bordea a la Laguna del Sauce camino a San Carlos, estaban entre otras cosas impactados por los jardines y cascadas que el empresario naviero hizo diseñar e instalar por un paisajista que viajó especialmente de Japón. Otros estaban interesados en conocer uno de los sitios impactantes de la mansión: la cava de generosas dimensiones. Hubo pocos invitados argentinos, entre ellos Lili Sielecki, Bruno y Muriel Quintana.

Reencuentro
Probablemente Carlos Corach y Domingo Cavallo no compartían un mismo salón desde sus tiempos como ministros del menemismo. Pero lo hicieron en el auditorio del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales, durante la presentación del libro La Argentina en la Guerra Fría, 1950-1980, de Mariano Caucino. El ex titular de la cartera de Interior elogió la obra y, de paso, aprovechó para criticar a la intelectualidad kirchnerista: “Este libro no cae en las remanidas adulteraciones históricas del revisionismo actual”. También presentes Adalberto Rodríguez Giavarini, el embajador Jorge Hugo Herrera Vegas, Silvia Mercado, Jorge Rodríguez, Carlos Brown, Teresa González Fernández y el massista Pedro del Piero.



Ernesto Ise