ELESPIA

Sección El Espía

Reuniones de fin de campaña y cenas post debates en televisión. Entre brindis y brindis, lo que llamó la atención de los comensales fueron los camiones de bomberos que comenzaban a pasar, e incluso el helicóptero que sobrevolaba la zona. Desde la terraza del restaurante Mirasol Campo y Mar, en Puerto Madero, resultaba difícil ver que lo que ardía era la Reserva Ecológica. El siniestro, de todos modos, no impidió que la cena continuara su cauce normal: el viento sur barría el humo hacia el río. En la mesa del lugar estaban los precandidatos del frente UNEN Elisa Carrió, Fernando “Pino” Solanas y su mujer, Angela Correa, Alcira Argumedo, Fernando Sánchez, Fernanda Reyes y Julia Raffo, y el motivo del encuentro era festejar la performance en el debate entre los candidatos a diputados de este espacio opositor, organizado en el canal Todo Noticias. Aunque la emisión aún no había salido al aire, los compañeros de lista de Carrió no tenían dudas de que Lilita –que siempre ha sabido moverse en este tipo de rings– había ganado la batalla de cara a las internas del próximo domingo. Su buen desempeño le dio derecho a elegir la única mesa ubicada afuera para poder fumar sin problemas. El resto de los presentes, por su parte, saboreó las variedades de pescado de la carta, y minutos antes de las 21 hubo una huida general para poder confirmar por televisión las impresiones del vivo.

Escándalo en puerta. En breve, es probable que Miguel Angel Pierri o una de las abogadas de su estudio también tenga que enfrentar a los medios por la acción legal que lleva contra el  “primogénito” –tal su apodo– de un poderoso empresario argentino. Este deberá finalmente responder cartas documento que viene rechazando y en las que se le pide, entre otras cosas, que cese el acoso personal y hasta profesional que ejerce sobre su última ex novia. Hace menos de un año, esta joven, ex modelo y actualmente economista, decidió poner fin a la relación –que duró casi trece años– , y desde entonces, ante la complicada situación generada por su ex –divorciado y padre de cuatro hijos–, ha tenido que, por ejemplo, mudarse de la propiedad donde vivía hasta hace dos semanas. Además, luego de cambiar dos veces de número de celular, debió activar una línea monitoreada por una fiscalía para registrar todas las llamadas que recibe.

Cena de los K porteños. La cena de campaña del kirchnerismo de la Ciudad tuvo una especie de prólogo en la Bolsa de Comercio, donde Cristina Kirchner encabezó el tradicional acto por el aniversario de esa casa. Por ese festejo, muchos de los invitados llegaron algo demorados a Parque Norte. Pero a la hora del primer plato, el salón Dorado estaba colmado: Daniel Filmus y Juan Cabandié dieron el presente. Paula Español, Liliana Mazzure y Carlos Heller estuvieron entre los oradores; éste último fue el encargado de seducir a los representantes del empresariado presentes. Una curiosidad fue que estuvieron los legisladores porteños kirchneristas, que pertenecen a tres bloques diferentes, incluido Aníbal Ibarra. En el marco de una campaña que lo ha hecho caminar como nunca, Cabandié recorría las mesas para sacarse fotos; lo mismo hizo Alex Freyre. Antes del fin de fiesta y tras una cena cuyo sobrio menú recibió elogios, pasada la medianoche hubo un brindis improvisado para celebrar el cumpleaños del apoderado de la lista del FPV y titular de Cascos Blancos, Gabriel Fuks.

Factor Lousteau. Si la idea de incorporar a Martín Lousteau en la lista que lideran Rodolfo Terragno y Ricardo Gil Lavedra fue que volvieran a acercarse los jóvenes radicales e incorporar nuevos militantes, muchos de los asesores que acompañan a estos dirigentes en sus acciones partidarias deben darse por satisfechos porque, al parecer, según sondeos caseros y optimistas percepciones, confieren a Lousteau ese “milagro” que tuvo su máxima expresión esta semana, cuando con Terragno a su lado reunió en Ciencias Económicas a 1.200 jóvenes para la presentación de la lista. Ahora resta saber cuánto de ese caudal se materializa en lo buscado: votos.

¿Y esto es tango? Cuando fue destinado como encargado de negocios de la Embajada de Estados Unidos en Argentina, Kevin Sullivan habrá descontado que escucharía tangos de todo tipo durante su estancia en el país. Lo que seguramente no imaginaba el diplomático es que llegaría a escuchar uno cantado en finés y en el Teatro Colón. Pero eso fue lo que sucedió días atrás, durante la presentación de la soprano finlandesa Karita Mattila, que se despachó con una notable pieza milonguera de su país durante el concierto lírico que brindó junto al pianista Martín Katz.

Sin nafta.
De viaje por la localidad cordobesa de Cruz del Eje, la defensora adjunta de la Ciudad, Graciela Muñiz, aprovechó para visitar la casa del ex presidente Arturo Illia, pocos días después de cumplirse 47 años de su derrocamiento. Y casi medio siglo después del golpe de Estado que lo derrocó, Muñiz pudo confirmar que las tensiones con las empresas petroleras que caracterizaron la gestión de Illia no han desaparecido: para poder cargar nafta cuando decidió dejar el pueblo, tuvo que hacer magia porque no hay ninguna estación de servicio cerca.

Otro “de-pro-tista”. En su reclutamiento de gente vinculada al deporte, el PRO no sólo buscó “jubilados” como Carlos Mac Allister sino que también hurgó en las divisiones menores del fútbol argentino. En el municipio de Laprida –pago de Gabriela Michetti–, el PRO llevará a Pablo Draghi, el marcador central del equipo campeón de la liga local.

Soy tu fan. No son todos palos para Axel Kicillof. El secretario de Política Económica gozó del fervor femenino el último miércoles al término del discurso de Cristina Kirchner, en el acto del 159º aniversario de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. “Una foto, Axel”, le gritaban varias chicas que lo rodearon y abrazaron para retratar el momento con el celular. “¿Se ganan más chicas ahora?”, preguntó un cronista de PERFIL para sacarle al menos una respuesta, ya que preguntas sobre la coyuntura el funcionario no responde a este medio. “No, por favor, estoy casado”, respondió el funcionario estrella del staff económico gubernamental, que no tiene el mismo sex appeal dentro del Gabinete.

Cumpleaños. Medio siglo de vida celebró Jorge Rizzo, el presidente del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal. Y para dar cuenta de que esa profesión –al menos para varios– es rentable, lo celebró a lo grande y en el Club Hípico Argentino con un festejo que culminó a las 5 de la mañana con invitados que, a esa hora, mejor no acercarles expediente alguno o pedirles consejos sobre estrategias judiciales. Entre los presentes, unas 300 personas, se pudo ver a los jueces Miguel Angel Caminos y Marcos Grabivker, también al titular de ese gremio, Julio Piumato, a Guillermo Lipera, Jorge Enriquez, Gisela Candarle, Juan Pablo Más Vélez, Miguel Pierri, Marcelo Biondi y además a algunos periodistas. En esta fiesta también se habló de la que planea realizar el mencionado “colegio” para celebrar el día del abogado el próximo 30 de agosto, en el Palacio San Miguel y con Palito Ortega como artista invitado.



Redacción de Perfil.com