ELESPIA

Sección El espía

El embajador suizo hizo su debut como anfitrión en el país. Con la casa llena y algunas demoras ya que Barrio Parque se torna algo complejo para estacionar cuando hay celebraciones de vecinos, el embajador suizo Hans Peter Mock reunió a colegas diplomáticos y a algunos políticos para festejar el 724º aniversario de la Confederación Suiza y los doscientos años del ingreso a esa unión de los cantones de Ginebra Neuchatel y del Valais. Afuera el día estaba algo templado a pesar del invierno porteño, y dentro de la casa, aunque la temperatura era apenas más elevada, los invitados hicieron cola para probar la tradicional raclette, mientras otros rodearon la mesa donde se ofrecía fondue de chocolate negro y blanco con pinchos frutales, algunos más la de quesos, y más allá a la que ofrecía salmón: allí justamente se detuvo Roberto Alemann para engullir varios bocados antes de retirarse junto a su hermano Juan. Entre los embajadores estuvieron los de Colombia, Nueva Zelanda, Francia, México y el de Alemania, quien fue consultado sobre la obra que están haciendo en el gigantesco jardín que da sobre la calle Luis María Campos. Según comentó Bernhard von Waldersee, están desmalezándolo para recuperar su otrora esplendor y esperan que a los vecinos les guste. No hubo mucho run-run político a pesar de la proximidad de las PASO, pero en un rincón se armó una linda charla respecto del tema encuestas, y quien concitó interés fue un ex integrante de la Policía Federal que explicó que desde 2010 ese cuerpo dejó de hacerlas, aun cuando sus resultados eran muy consultados por políticos y asesores. Este ex funcionario contó
que en 2009 sus encuestas le daban el triunfo en territorio bonaerense a Francisco De Narváez por sobre Néstor Kirchner y que ni Aníbal Fernández se animó entonces a darle esos resultados a su líder.

Messi a la carta. No muy lejos de ahí, en la embajada española y en el marco de una gira similar a la de un rock star, Joan, Jordi y Josep Roca lograron una convocatoria de prensa inusual y colmaron el salón más grande de la residencia del embajador ibérico. Con mucho humor, estos tres chefs que tienen estatura de estrellas son responsables de El Celler de Can Roca, el restaurante español que ostenta tres estrellas Michelin y que este año fue elegido el mejor del mundo por la revista especializada Restaurant. Pero aun con estos lauros, estos hermanos explican su métier con humildad y fuera de toda pose. Llegaron a la Argentina en el marco de una gira organizada por el banco BBVA con 35 integrantes del restaurante para seleccionar a dos argentinos que trabajarán en la cocina de aquél. Varias fueron las anécdotas que relataron, pero en boca de Jordi –quien se encarga de la pastelería del restó– la explicación de cómo creó el postre dedicado a Messi se llevó risas y aplausos. Fanático del Barça y de Leo, quien para él “no es ni argentino ni catalán, es marciano”, Jordi imaginó una preparación con dulce de leche, cítricos, eucalipto, menta y mango, y la inspiración fue sobre una final Argentina-Brasil en la que la consagración del gol de Messi por sobre tres jugadores brasileños provoque en la boca esa alegría que Leo tendría al ganar un Mundial.

Ping pong. Del recorrido que los candidatos presidenciales hicieron la semana pasada por programas de radio y TV, no sólo los estrictamente políticos, sorprendió que Mauricio Macri respondiera, aunque brevemente, sobre el affaire Agustina Kämpfer y Jorge Rial. En Intratables y sometido a un ping-pong con dos únicas opciones de respuestas, Santiago del Moro le preguntó: “¿Agustina Kämpfer con Amado Boudou o Kämpfer con Jorge Rial?”. Ella estaba presente en el panel y se sorprendió por dos motivos: primero, por la pregunta; luego, por la respuesta: “Ella mejoró; Rial está por verse”.

Interna economica. Guillermo Nielsen fue candidato a jefe de Gobierno porteño en las PASO por el Frente Renovador. Tenía la intención de posicionarse en la Ciudad y contaba con el compromiso de Sergio Massa de ir como primer candidato a diputado nacional porteño en estas PASO. Pero el resultado en la elección anterior fue tan desalentador que Massa lo corrió, y en ese lugar puso a Marco Lavagna, el hijo —¡otro hijo en la política¡—de Roberto Lavagna, el ex ministro de Economía, quien había sido el  jefe de Nielsen  cuando éste fue secretario de Finanzas, en los gobiernos de Duhalde y Kirchner. Ante la decisión, Nielsen quedó muy enojado y se lo hizo saber a través de un intermediario al propio Lavagna padre, en algo que ya parece una interna de Palacio... de Hacienda.

¿Será victoria? El hermetismo rodea la  llegada de la hija de Florencia Kirchner, pero esta semana se coló un nuevo nombre a los supuestos elegidos por la hija de la Presidenta y Camilo Vaca Narvaja. Ya se había hablado de Eva –demasiado obvio–, Juliana y Adriana; ahora se sumó Victoria.



Redacción de Perfil.com