ELOBSERVADOR PITROLA Y CASTILLO

A la izquierda de los ‘gordos’ hay mucho más que una pared

PERFIL COMPLETO

Todos los referentes de los partidos de izquierda coinciden en que la autonomía política del movimiento obrero no  existe. “El kirchnerismo se ha vinculado con lo más podrido de la burocracia sindical. La semana pasada Cristina Kirchner llevó en la delegación para la entrevista con el papa Francisco en el Vaticano a Omar Viviani y Omar “el Caballo” Suárez, dos elementos tenebrosos de la patota sindical. Esta elección ubica la construcción que hizo el kirchnerismo del movimiento obrero”, dice el precandidato a gobernador bonaerense del Partido Obrero Néstor Pitrola.
En relación con los dichos del líder de la CGT Azul y Blanca sobre un mejor diálogo con la dictadura que con el gobierno actual, Pitrola dice: “A Barrionuevo lo traicionó el inconsciente. Buena parte de ellos fueron socios de las Tres A e integraron las comisiones asesoras de la dictadura militar. El forma parte de una casta que está involucrada con la represión al movimiento obrero y la izquierda. Los dirigentes sindicales representan más el interés de la patronal y el
Estado que a los trabajadores. Están asociados al régimen de barras bravas y están íntimamente ligados a los punteros políticos”. En relación con este tema, el dirigente Nacional del PTS
Christian Castillo agrega: “Los dirigentes viven en una situación que nada tiene que ver con los trabajadores. Cuando detuvieron a José Pedraza por el crimen de Mariano Ferreyra, él vivía en un piso en Puerto Madero. Ningún ferroviario puede acceder a eso”.
El jefe del Gabinete de ministros Aníbal Fernández, luego del paro del jueves dijo: “Lo esencial es invisible a los troskos”.
A lo que Pitrola opinó: “A él le resulta invisible la explotación de los trabajadores. Este gobierno niega la pobreza, la inflación, la caída del salario real y ha condenado a los jubilados a la mínima para pagar la deuda externa con su dinero”.
En lo que respecta a los jóvenes dentro del sindicalismo, Castillo explica: “Todavía el sector combativo sigue siendo una minoría. La precarización laboral afecta sobre todo a la juventud”. En esta línea Pitrola comenta: “La juventud trabajadora actual tiene un gran despertar. Muchas veces es ahogada por falta de democracia sindical. El joven honesto les escapa a las mafias que dominan los sindicatos, y por eso sufre represalias. Confiamos en que si la clase obrera supera al peronismo y a la burocracia sindical tiene grandes chances de liderar el proceso político. También creo que La Cámpora es una mentira.
No tiene existencia en el movimiento popular ni estudiantil. Son un simple funcionariado”. Luis Campos sostiene: “En los últimos quince años, jóvenes trabajadores se sumaron al mercado de trabajo y desarrollaron una experiencia sindical muy interesante. Estos dirigentes que no superan los 40 años no son tomados por la prensa, pero están recuperando salarios por encima de los techos que se suelen poner a nivel de las paritarias nacionales”.
El pasado miércoles, el referente del Partido Obrero cedió su banca como diputado nacional a Myriam Bregman por el sistema de rotación acordada en el FIT. “Hemos iniciado una nueva etapa para la izquierda argentina en el Parlamento. Espero que Myriam también respete la característica de banca rotativa y gestión colectiva, ya que Nicolás del Caño no lo respetó”, dice.

F.T.