ELOBSERVADOR ÑOQUICRACIA

El Congreso, a contramano de la austeridad que reclama Macri

Un estudio revela que, contrariamente a lo que propugnó el Presidente en su propuesta electoral, la cantidad de empleados del Poder Legislativo tuvo un aumento importante en los últimos dos años.

Anuncios. El discurso poselectoral de Mauricio Macri incluyó definiciones ideológicas sobre cómo debería ser el trabajo en el área estatal.
Anuncios. El discurso poselectoral de Mauricio Macri incluyó definiciones ideológicas sobre cómo debería ser el trabajo en el área estatal. Foto:CEDOC

Desde que Mauricio Macri inició su gobierno, el Poder Legislativo Nacional (PLN) incrementó los empleados en un 6%. En efecto, de los presupuestos nacionales correspondientes a los años 2017 y 2018 surge que la burocracia legislativa incorporó un total de 948 nuevos empleados, la mayoría de ellos en la Cámara de Diputados.

Reformas. Existen investigaciones y antecedentes para una reforma político-administrativa en el PLN. Sólo falta apertura y decisión política por parte de Cambiemos para implementar una reforma eficaz.

En su discurso del 30 de octubre en el CCK, el presidente Mauricio Macri se refirió a los consensos básicos sobre el rumbo de la Argentina. Entre otras cosas, Macri señaló:

◆ “La modernización del Estado es una tarea fundamental. Estamos construyendo un Estado abierto, moderno y democrático; un Estado ágil, que simplifique trámites, agilice procesos, jerarquice al empleado público”.

◆ “Nuestro sistema político, por momentos, pareció más enfocado en beneficiar a los políticos y no a quiénes tienen que representar. Hay repartidos por el Estado rincones y recovecos, donde funcionarios de todos los gobiernos, en todos los niveles logran ubicar amigos, parientes, militantes de sus agrupaciones. Un ejemplo –que descubrí hace muy poco – es el de la Biblioteca del Congreso de la Nación, que tiene más empleados que las bibliotecas más grandes del mundo, que pasó de menos de 500 a más de 1.700 empleados en los últimos años. ¿Qué ha pasado en este tiempo para que aumentara así?, ¿qué compromiso tienen con la gente, quiénes la administran? 1.700 es un número escandaloso para una biblioteca, una vergüenza y sobre todo si comparamos con la Biblioteca del Congreso de Chile, que tiene menos de 250 empleados. Este tipo de estafas, sí porque son estafas se tienen que terminar, no hay más lugar para esto”.

◆ “Otro caso es el de las Legislaturas provinciales, que ya eran escandalosos hace 15 años y desde entonces siguieron aumentando de tamaño. Hay varias provincias donde la cantidad de empleados de la Legislatura viene aumentando a más de 10%, por año. Hay casos de legisladores que tienen más de ochenta empleados, sí ochenta empleados por legislador. Estoy seguro de que hay maneras mucho mejores de trabajar, mucho mejor que armar quioscos para los amigos de la política”.

¿Y por casa? Todo muy cierto lo que señaló Macri, pero desde que se inició su gobierno el Poder Legislativo Nacional (PLN) incrementó sus empleados en un 6%. En efecto, de los presupuestos nacionales correspondientes a los años 2017 y 2018 surge que la burocracia legislativa incorporó un total de 948 nuevos empleados, la mayoría de ellos en la Cámara de Diputados, presidida por un hombre de Macri, el bonaerense Emilio Monzó.

Mientras que en el Senado de la Nación se produjo una disminución de 241 empleados respecto al legado del kirchnerismo, en la Cmara baja siguió aumentando el empleo público en 595 nuevos agentes. En estos dos años de gobierno de Cambiemos también aumentaron los empleados legislativos en la Biblioteca (113), la Imprenta (104) y la Obra Social DAS (cien). Sin embargo, luego de años de prometidas reformas político-administrativas en el PLN entre los 90 y hasta la crisis del 2001/2002, fue durante el kirchnerismo que se produjo un incremento inusitado de la burocracia legislativa.

Durante los gobiernos kirchneristas, el Poder Legislativo Nacional (PLN) incrementó su personal en un 59% y en el caso particular del Senado el crecimiento de los empleados fue del 127%. Los datos surgen de comparar la información publicada en las partidas del PLN correspondientes a los años 2003 y 2016, es decir, con el presupuesto que recibió Néstor Kirchner y el último que dejó Cristina Kirchner. Al respecto, en 2003 el personal legislativo llegaba a los 9.605 agentes y, para el 2016, alcanzaron los 15.248. Los mayores incrementos porcentuales del personal en el PLN, además de la Cámara alta, fueron en la Defensoría del Pueblo (146%), la Biblioteca (68%) y la obra social (53%).

Boudou. A esto hay que agregarle la creación en el ámbito del PLN de la Defensa del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual, creada en 2014 y que al 2016 contaba con 109 empleados. En la Cámara de Diputados el incremento de personal entre 2003 y 2016 fue del 14%, es decir, de 4.914 a 5.625 empleados. Pero como ya se mencionó, fue el Senado durante la gestión deAmado Boudou donde se registró un incremento inusitado de personal, a tal punto que es seguramente la primera vez en la historia parlamentaria argentina que la Cámara alta tiene más empleados que la baja, ésta última cuenta con más del triple de legisladores.

En 2003 el Senado dispone de 2.652 empleados, 1.741 permanentes y 711 temporarios. Para el 2016 suman 6.020 en total, de los cuales 3.847 son permanentes según la información disponible en el sitio web del Senado. En los cuatros años de Daniel Scioli como vicepresidente, el personal del Senado llegó a los 3.004 y en el de Julio Cobos a los 3.529. En la gestión de Boudou fue creciendo a 4.105 en 2013, a 4.337 en 2014, a 6.081 en 2015, dejando 6.020 empleados para el 2016. Como puede apreciarse, durante el período de Boudou la planta de personal del Senado sumó 2.491 nuevos empleados. Para tener una referencia cercana, durante el corto gobierno de la Alianza, el Senado fue eje de polémicas por la cantidad de personal y el debate lo puso en la agenda el entonces vicepresidente de la Nación Carlos “Chacho” Alvarez.

En ese período, 1999 y 2001, la cantidad total de empleados de la Cámara alta se mantuvo en 2.713, de los cuales 1.841 eran permanentes y 872 eran temporarios.

Transparencia, austeridad y reforma político-administrativa en el PLN. Luego de la esperada sanción de la Ley de Acceso a la Información Pública, la Cámara de Diputados de la Nación sigue sin publicar la nómina de empleados y la respectiva dependencia donde cada uno de ellos cumple funciones.

Esto último es lo que desde hace años publica el Senado de la Nación, que permite conocer dónde está asignado cada empleado. Por ejemplo, la información que brinda la Cámara alta posibilita acceder al número de empleados que tiene cada senador/a nacional.

UCR. Entre los datos curiosos que surgen del cruce de la información que brinda el Senado de la Nación, está la cantidad de empleados por bloque parlamentario. De allí se desprende que uno de los partidos que forma la Alianza Cambiemos, la Unión Cívica Radical (UCR), encabeza el ranking de empleados con tan sólo ocho legisladores de un total de 72 senadores nacionales.

Empleados. La investigación también da datos sobre las dependencias donde están asignados el resto de los empleados del Senado de la Nación, entre ellos: 167 en la Dirección de Automotores, 67 en la Dirección General de Publicaciones, 56 en la Dirección Gesta de Malvinas, 53 en la Subdirección de Comunicación Audiovisual, 51 en el Departamento de Expedición, 49 en la Guardería y Jardín Maternal, treinta en la Dirección de Eventos, 25 en la Dirección Museo Parlamentario y veinte en el Departamento de visitas guiadas, 23 en la Dirección Parlatino y Eurolat, diez en la Comisión Parlamentaria Conjunta Argentino-Chilena, ocho en la Oficina de Senadores Mandato Concluido Bloque UCR y ocho en la Orquesta Juvenil de Cámara.

A todo esto, el Senado de la Nación tiene 227 empleados contratados para el período 1º/1 al 31 de diciembre de 2017. En cambio, la opacidad de la Cámara baja no permite conocer la cantidad de empleados que tiene cada diputado, las comisiones y el resto de sus dependencias.

Disciplina partidaria. Pero como los legisladores del PRO son muy disciplinados, es posible que tomen nota de lo señalado en el discurso del presidente Macri el 30 de octubre y actúen en consecuencia: “Tenemos que trazar una línea de austeridad para lo que viene, mucho de los que estamos hoy acá somos unos privilegiados. Sí, porque hemos tenido acceso a recursos y a oportunidades que muchos argentinos no tuvieron. Por eso tenemos que demostrar qué vamos a hacer, tenemos que dar el ejemplo y sabemos que no hay nada más potente que dar el ejemplo”.

Ñoquis. Antes de la llegada de Cambiemos al gobierno nacional, las principales críticas que desde hace más de 25 años se le vienen formulando a la burocracia legislativa son: el criterio político para ingresar a trabajar en casi todos sus ámbitos asociado a las prácticas clientelares, y las capas geológicas que se fueron formando año tras año luego de que muchos legisladores culminaban su mandato y sus colaboradores lograban quedarse como empleados del Congreso Nacional. De otra manera no se puede entender cómo hay tantas dependencias con tantos empleados. Como puede verse en los anexos, la información que brinda el Senado de la Nación habla por sí misma.

Por tal motivo, una reforma político-administrativa básica en el PLN podría incluir los siguientes aspectos:

◆ En primer lugar, debería comenzarse por el congelamiento de las vacantes de la planta de personal permanente y, al igual que sucede en Chile, establecer que en lo sucesivo todos los puestos permanentes se cubran por concurso, atendiendo al principio de idoneidad e igualdad ante la ley proclamado en el artículo 16 de la Constitución Nacional.

◆ En segundo lugar, es importante eliminar (o al menos limitar) el poder de los presidentes de cada Cámara para nombrar personal de manera discrecional. En tal sentido, correspondería asignar la misma cantidad de empleados temporarios para cada legislador nacional, como ocurre en el Parlamento de Australia. Asimismo, para el asesoramiento legislativo puede fijarse una suma igualitaria para cada legislador nacional que les permita realizar contratos de locación de servicios con personas físicas y convenios con personas jurídicas. De esta manera, los legisladores tendrían mayor flexibilidad para cumplir su tarea, pero sin que ello redunde en un incremento dramático del personal del Congreso.

◆ Existen investigaciones y antecedentes para una reforma político-administrativa en el PLN. Solamente falta apertura y decisión política por parte de Cambiemos para implementar una reforma que implique un punto de partida para el resto de la administración pública nacional, y un ejemplo a imitar por Legislaturas provinciales y Concejos Deliberantes.

*Director General del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (Cadal).



Gabriel C. Salvia