ELOBSERVADOR LANZAMIENTO DE LA UNIVERSIDAD DI TELLA

El desafío de formar a los nuevos cientistas sociales del siglo XXI

Inspirada en los colleges de Estados Unidos y en la educación superior de Francia o Inglaterra, se presentó la nueva Licenciatura en Ciencias Sociales para que cada estudiante construya su propio perfil. Enfoque interdisciplinario con inserción laboral.

PERFIL COMPLETO

Foto:Prensa universidad Torcuato Di Tella

En Estados Unidos y en buena parte de Europa, la educación universitaria brinda habilidades más amplias, menos específicas y con más margen para elección de materias que lo que aquí estamos acostumbrados. Eso es especialmente cierto en las ciencias sociales.
En Francia, el Instituto de Estudios Políticos de París, la universidad que tradicionalmente educa a la élite gobernante, tiene un solo programa de grado: el college universitaire. Tras un ciclo de fundamentos, los estudiantes se internan en toda la diversidad de las ciencias sociales, eligiendo materias según sus planes e intereses. En Inglaterra, recientemente The Guardian se preguntaba: “¿Es un pasaporte al poder el programa de Oxford Politics, Philosophy and Economics (PPE)?”. Treinta miembros del Parlamento, incluyendo a los líderes del gobierno y la oposición, además de buena parte de los periodistas y empresarios más relevantes, habían estudiado PPE en Oxford.
Cruzando el Atlántico, en Harvard, la concentración en Social Studies es también una de las más prestigiosas de todo su college. En latitudes más cercanas, hace pocos años la muy reconocida Universidad Católica de Chile inició su College en Ciencias Sociales, en el mismo espíritu.
Con su trayectoria reconocida en todas las ciencias sociales, y con su vocación cosmopolita y vanguardista innata desde las épocas del Instituto homónimo, la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT) iniciará con esa misma filosofía una Licenciatura en Ciencias Sociales, que se suma a las ocho carreras ya existentes. Lo hace en un momento de crecimiento, cimentado en su reciente mudanza al nuevo Campus Alcorta, en Belgrano. La nueva carrera rescata tres características de esos programas prestigiosos que serán una novedad en la Argentina: la variedad de enfoques dentro de las ciencias sociales, la mayor libertad de elección para el estudiante y un formato de orientaciones profesionales que contribuye a la inserción laboral.
El carácter multidisciplinario de la nueva Licenciatura en Ciencias Sociales es fundamental para entender, comunicar y contribuir a resolver problemas sociales. Cuestiones multifacéticas como el delito, el desempleo juvenil o la desigualdad, por tomar tres temas centrales de la agenda pública, requieren que el cientista social tenga un conocimiento interdisciplinario y conozca las raíces históricas de los fenómenos estudiados. El estudiante obtiene esa variedad de enfoques en un ciclo común, la parte central de los tres primeros años de la carrera, que incluye materias de economía, de historia, de ciencia política, de sociología, de herramientas cuantitativas o de temas internacionales.
De las 32 materias necesarias para graduarse, 20 son obligatorias; las otras 12 dependen de decisiones que va tomando el estudiante a lo largo de la carrera según su perfil. Y, a medida que avanza en sus estudios, el estudiante se inclina por una de cuatro orientaciones de aplicación profesional: Comunicación y Periodismo, Sociedad y Mercados, Economía y Política e Historia y Cultura.
La respuesta a la pregunta: “¿De qué trabajo después de estudiar Ciencias Sociales?” depende mucho de la orientación que el estudiante elija. Se le enseñan allí los primeros secretos de cada actividad, punto de partida para lo mucho que, sabemos, se aprende una vez que se está ejerciendo profesionalmente o en estudios especializados de posgrado.
En la orientación de Comunicación y Periodismo, el campo profesional puede ser en medios de comunicación, como periodista o comunicador, o en áreas de comunicación y prensa de entidades públicas o privadas. Una base cuantitativa y cualitativa sólida en temas sociales es la mejor formación universitaria para la comunicación periodística y corporativa.
La orientación de Sociedad y Mercados prepara a los graduados para trabajar en todo lo que sea análisis social aplicado, cuantitativo y cualitativo. Por ejemplo: una consultora de opinión pública, áreas de marketing de empresas, contenidos de publicidad, investigación de mercado, desde una consultora o en una empresa grande que analiza la penetración de sus productos.
La orientación en Economía y Política es ideal para quien quiera trabajar en políticas públicas, ya sea en el Estado, en una ONG o en un organismo internacional. También tiene inserción profesional en el análisis y comunicación del mundo social y político, en medios de comunicación o en consultoría.
La orientación de Historia y Cultura, en tanto, brinda contenidos y formas de análisis y expresión que son ideales para trabajar  en docencia e investigación y también en la industria cultural, en la gestión de organizaciones culturales o en la generación de contenidos escritos con fuerte contenido conceptual, incluyendo empresas, partidos políticos, fundaciones u organismos estatales.
En la UTDT estamos muy entusiasmados con esta carrera por un motivo sencillo: creemos en ella. La Licenciatura en Ciencias Sociales puede mejorar la forma en que nuestros profesionales piensan la sociedad y actúan en ella. Al mismo tiempo, puede ayudar a orientar los intereses de muchos jóvenes en un momento que no siempre es fácil. Tanto a ese estudiante que tiene claro a qué quiere dedicarse, por ejemplo, al periodismo, el marketing o la política, como a ese estudiante que termina quinto año sabiendo qué temas le interesan pero no tanto a qué quiere dedicar el resto de su vida, Ciencias Sociales les va a dar las herramientas adecuadas para aprender sobre el mundo que los rodea pero también para saber más sobre sí mismos y sobre cómo encarar su vida profesional.
Después de todo, educar –decía ese admirado profesor de la película La sociedad de los poetas muertos– es enseñar a tener un criterio propio.

*Director de la Licenciatura en Ciencias Sociales y de la Licenciatura en Historia de la Universidad Torcuato Di Tella.



Lucas Llach