ELOBSERVADOR DEL AULA A LAS REDES SOCIALES


Hablan dos alumnos de TEA que estuvieron en la polémica charla

.

PERFIL COMPLETO

Portal Perfil.com
Portal Perfil.com
Foto:Perfil.com
El fogón de Cordera arrancó con un chispazo. En pocos minutos, el descargo de Jonatan Dalinger, el estudiante de TEA Arte que expuso los comentarios de artista en su cuenta de Facebook, encendieron la polémica. “Vi a mis profesoras y directoras ponerse blancas. Yo cerré los ojos y pensé, me levanto y me voy. Ponerse a discutir con un hombre que dice algo así genera bastante temor”, dijo Abril Chiesa, estudiante de TEA Arte. El ambiente incómodo y el aire tenso que percibieron los alumnos estuvo lejos de lo que Cordera llamó un ejercicio de psicodrama. “Fue algo que no supimos manejar. Algunas compañeras repreguntaron, otros nos quedamos helados; estábamos sorprendidos e indignados. Las docentes a cargo quisieron calmar el asunto pero Cordera parecía no escuchar y seguía hablando”, explicó Dalinger a PERFIL.
La discusión escapó del ámbito de la clase. “Me quedé con él después de clase pero estaba absolutamente inconvencible. Mi temor es que él piensa eso: lo dijo con convicción”, contó Ingrid Beck, directora de TEA Arte. Dentro de la institución reinó el caos. “Fue una explosión mediática, hubo gente que acusó a la escuela de censura y de ser demasiado tibia: fue una locura. Si bien la directora agregó que hay cuestiones que repensar, no deja de hacer énfasis en la unión entre docentes y alumnos.“Mis héroes en este lío”, les llama.“Ahora las cosas están más calmas. Mis compañeros, mi escuela, organizaciones de DD.HH. y estudiantes me hicieron llegar su apoyo. Nunca pensé que pudiera alcanzar esta repercusión: publiqué esto porque presencié algo que me indignó”, comenta Dalinger que además asegura que Cordera hizo comentarios acerca de él, pero que no le interesa. “Que esto sirva para reflexionar, no para que sea una caravana mediática”, concluye Chiesa.