ELOBSERVADOR HECATOMBE MILITANTE

La Cámpora hoy: pocos en el Congreso y casi sin intendentes

La organización liderada por Máximo Kirchner construyó una presencia despareja de representación nacional. Lo más difícil fue disputarles poder a los caciques territoriales.

PERFIL COMPLETO

Aparecieron en la escena política después del conflicto con el campo, y de a poco fueron ganando espacios hasta constituirse en el principal apoyo de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Su crecimiento, alimentado por el romance explícito con el poder, fue exponencial y, paulatinamente, fueron copando listas y organismos del Estado en la última etapa del gobierno anterior.
Hoy los principales referentes de La Cámpora se turban incómodos en un nuevo escenario que ya no los tiene como protagonistas. Nacidos en el poder, se repliegan en los bastiones que ganaron en distintos lugares del país, y sus citas periódicas con losmilitantes en las plazas son el emblema de su“resistencia”.
Buenos Aires. La Cámpora encontró en suelo bonaerense un terreno fértil para echar raíces. En el Congreso Nacional, cosechó seis bancas de diputados. En la Legislatura provincial, 14 diputados y ocho senadores. De los 55 municipios ganados por el Frente para la Victoria, se quedó con tres: Walter Festa en Moreno, Juan Ustarroz en Mercedes,  y Francisco Durañona en Areco. Entre los diputados nacionales hay dos pesos pesados: Eduardo “Wado” de Pedro y Mayra Mendoza. El primero supo ganarse la confianza de Cristina, hasta llegar a ser secretario general de la Presidencia. Mendoza, por su parte, cultiva un estilo confrontativo que le permitió conquistar su lugar en la primera línea de la organización. Nacida en Quilmes, tiene raíces radicales y fue pareja de otro peso pesado, José Ottavis. Víctima de sus estridencias, Ottavis renunció esta semana a la presidencia del bloque del FpV en la Cámara bonaerense, donde también se destaca la presencia de Juan Manuel Cheppi, hijo de Carlos, ex embajador argentino en Venezuela.

Ciudad de Buenos Aires. El suelo porteño, históricamente difícil para el peronismo, tampoco es benévolo con La Cámpora. Mariano Recalde, quien supo dirigir los destinos de Aerolíneas Argentinas, salió tercero en las elecciones a jefe de Gobierno. La representación está dada en la Cámara baja por Axel Kicillof; el secretario general de La Cámpora, Andrés “Cuervo” Larroque; y el nieto recuperado, Juan Cabandié. Aquí todas las fichas están puestas en las elecciones del PJ porteño, donde Recalde busca posicionarse como candidato.

Patagonia. Santa Cruz, con 25 años de kirchnerismo a cuestas es, indudablemente, uno de sus principales refugios. La lista la encabezan Máximo Kirchner en Diputados, y su cuñada, Virginia García, en Senadores. La provincia comandada por Alicia Kirchner tiene en su gabinete un florido cupo para la organización. Rocío García, esposa de Máximo, está al frente de la cartera de Salud. Juan Franco Donnini, de 32 años, está en Economía, mientras que en Producción fue designado Leonardo Alvarez. En tanto, Fernando Basanta, compañero de militancia de Máximo y hombre de su confianza, es ministro de Gobierno. Otro amigo de Máximo fue designado en Formicruz, la empresa minera provincial. Se trata de Ignacio Perinciolli, quien antes se desempeñaba en el directorio de YPF. En la Legislatura provincial, la representación quedó en manos de Matías Bezi. Otras dos piezas clave del kirchnerismo en la provincia son Romina Mercado, hija de Alicia, quien fue designada en el cuerpo de abogados de la Fiscalía de Estado; y Carlos Zannini, el secretario Legal y Técnico de Cristina Fernández, nombrado representante del Estado provincial en el Banco de Santa Cruz.  
En el resto de las provincias patagónicas, la presencia es más modesta. En Tierra del Fuego, el intendente de Ushuaia, Walter Vuoto, carga con la hazaña de ser el primer camporista en ganar una capital. En esta tierra, además, cuentan con un diputado nacional. Chubut y Neuquén, por su parte, lograron un diputado nacional por cada provincia. Mientras que en Río Negro el diputado nacional Martín Doñate, y Pablo Delgado, intendente de la localidad de Luis Beltrán, enarbolan la bandera del Nestornauta.

u Norte. En el Norte la presencia de La Cámpora es prácticamente nula. Con sus estructuras de poder endogámicas, les fue imposible penetrar en la región. El caso más llamativo es Salta, donde ni siquiera integraron listas de concejales. Lo mismo sucedió en Jujuy, Catamarca, Formosa y Santiago del Estero, donde el peronismo local les cerró todas las puertas. Chaco, por su parte, logró ubicar una diputada nacional, Lucila Masín, una docente que llegó a la política de la mano de Rodrigo Ocampo, conocido referente de la agrupación en la provincia. Este, a su vez, fue electo concejal de Resistencia, y tiene llegada al intendente, Jorge Capitanich.
Tucumán es un caso aparte. En esta provincia La Cámpora se vio obligada a formar un partido propio para poder participar de las elecciones, al que denominaron “Podemos”. Allí, Jesús Salim se configura como el principal referente. Tienen dos diputados nacionales, Marcelo Santillán y Mabel Carrizo –esposa de Salim– y otros tres referentes en la Secretaría de Proyectos Nacionales de Inclusión y Desarrollo de la
Universidad Nacional de Tucumán, con futuro incierto hasta estas horas.

Cuyo. La tierra de los Rodríguez Saá ampara en sus entrañas a un kirchnerista muy cercano a La Cámpora. Enrique Ponce fue reelecto intendente de la ciudad capital, y algunas versiones indican que el municipio de San Luis podría configurarse como el cuartel de invierno camporista. En Mendoza, la agrupación logró ubicar una senadora nacional, Anabel Fernández Sagasti; un diputado nacional, Guillermo Carmona; y un legislador provincial, Lucas Ilardo. Este último es pareja de Fernández Sagasti, famosa por encabezar la Comisión de Juicio Político que arremetió contra el ex juez de la Corte Suprema, Carlos Fayt. Mientras tanto, en La Rioja, el principal referente de la agrupación, Felipe Alvarez, asumió como viceintendente de la ciudad capital. En San Juan, en cambio, no cuenta con representación.

Litoral. El brazo mesopotámico tiene una participación pareja. Entre Ríos está representado en la Cámara de Diputados por Juan Manuel Huss, un paranaense de 33 años, que viene de desempeñarse como concejal de esa ciudad. En Corrientes, lograron dos bancas, una en senadores y otra en diputados. Misiones tampoco se queda atrás. Aquí la organización tiene dos diputados nacionales: Cristina Brítez, ex directora de la Anses de Eldorado, y Daniel Distefano. Además, tienen en sus filas un diputado provincial: Lucas Cácerez, hermano de Gustavo “El Misio” Cácerez, principal referente en la zona.

Centro. En Córdoba, donde el kirchnerismo salió tercero con menos del 20%, Gabriela Estévez, ex titular de la delegación local de la Anses, fue electa diputada nacional. Por su parte, el ex secretario de Derechos Humanos, Martín Fresneda, ocupa una banca en la Legislatura provincial. Una situación similar se da en Santa Fe, que tiene a Marco Cleri y Josefina González como diputados nacionales, mientras que Germán Bacarella es el encargado de representar a la agrupación en la Cámara de la provincia. La Cámpora pampeana, por su parte, quedó sin representación luego de perder la interna
peronista.



Mariana Sarramea