ELOBSERVADOR

Solidaridad, desde la democracia

PERFIL COMPLETO

Pese a que ha pasado un siglo desde que se produjo el genocidio armenio, hasta ahora sólo veinte países en el mundo lo han reconocido oficialmente. El primero fue Uruguay, al que le siguieron Francia, Polonia, Alemania, Rusia, Italia, Venezuela, Líbano, Grecia, Canadá, Holanda, Eslovaquia, Bélgica, Suiza, Chipre, Suecia, Lituania, el Parlamento Europeo y el Vaticano.
La Argentina lo hizo el 11 de enero de 2007 cuando Néstor Kirchner promulgó la Ley 26.199 que establecía el 24 de abril como el “Día de acción por la tolerancia y el respeto entre los pueblos”.
Este fue el segundo intento por aprobar esta fecha de recordación ya que en 1995 el Congreso había votado la Ley 24.559 que instituía el “Día de repudio y lucha contra la discriminación del hombre contra el hombre”, que fue vetada por Carlos Menem.
El primer presidente de nuestro país en tomar partido por el reconocimiento del genocidio había sido Raúl Alfonsín cuando en 1987 asistió a un acto organizado por esta comunidad e hizo pública su postura pese a las advertencias de la Cancillería.

H.D.