EMPRESAS Y PROTAGONISTAS

Bodegas Garzón, una de las bodegas más exclusivas del mundo, abre sus puertas

Alejandro Bulgheroni inauguró junto al vice uruguayo Raúl Sendic, autoridades nacionales e invitados especiales, sus nuevas instalaciones.

Foto:Bodega Garzón.

Alejandro Bulgheroni, fundador de Bodega Garzón, inauguró hoy junto al vicepresidente de la República Oriental del Uruguay, Raúl Sendic, autoridades nacionales e invitados especiales, sus nuevas instalaciones.

Entre los invitados se encontraban los expresidentes de ese país, Julio María Sanguinetti, Luis Alberto Lacalle y José "Pepe" Mujica. También asistieron el expresidente español José María Aznar y su mujer, Ana Botella; el arzobispo de la Arquidiócesis de Montevideo, Daniel Strula; el embajador argentino en Uruguay, Guillermo Montenegro; así como también el embajador de Italia en Montevideo, Gianni Piccato, y el embajador de Uruguay en Argentina, Héctor Lescano Fraschini.

Asimismo, participaron del evento los ministros de Agricultura, Tabaré Aguerre; Desarrollo Social, Marina Arizmendi; Economía, Danilo Astori; Turismo, Liliam Kechichian, y Trabajo, Ernesto Murro. Entre otros asistentes: los senadores Lucía Topolansky, Juan Pedro Bordaberry, Álvaro Delgado, Luis Alberto Lacalle Pou y Pablo Mieres; los intendentes de Montevideo, Daniel Martínez, y de Maldonado, Enrique Antía.

También se encontraban intendentes de otros departamentos y representantes de Ediles. Desde Argentina, estuvieron presentes funcionarios, empresarios y amigos.

El proyecto. Con una superficie de 19.050 m2 y una capacidad de 2.2 millones de litros, está ubicada a sólo 45 minutos de Punta del Este, balneario uruguayo conocido por sus playas, su excelente gastronomía y por ser uno de los lugares más exclusivos de Latinoamérica.

La geología de la zona de Garzón pertenece a lo que se conoce como Basamento Cristalino, que dio origen a los suelos hace más de 2500 millones de años. El Balasto, como las rocas anteriores, cuando se altera y se muele con los millones de años de geología forma este suelo fantástico de piedra muy fina, de excelente drenaje con muchísimos minerales, que las raíces de las vides absorben, dándole al vino mineralidad, vibrancia, complejidad y elegancia.

Otro elemento fundamental que se encuentra en el terroir es la brisa marina proveniente del Océano Atlántico, el cual está a tan sólo 18 km de distancia. Esto se traduce en una constante y muy agradable brisa fresca sobre los viñedos.

Esta Bodega sería la primera en el mundo que certifique todas sus instalaciones, desde los procesos de elaboración hasta los servicios de hospitalidad y turismo con las exigentes normas LEED (Leadership in Energy & Environmental Desing), sistema de certificación desarrollado por el US Green Building Council.

Asimismo, sus viñedos reflejan un compromiso sostenido con el medio ambiente y las prácticas de cultivo ecológicas.

Contruida en la sierra, utilizará 40% menos de energía en comparación con otras instalaciones de su tipo, gracias a la eficiencia de sus instalaciones. Además la generación in-situ de energía eólica y fotovoltaica, podrá generar hasta el 40% de las necesidades energéticas totales.

Bodega Garzón produce 12 variedades. Entre ellas se destacan Tanta (foco de los tintos, con 35% de la superficie plantada), Cabernet Frank, Pinot Noir, Petit Verdot, Albariño (foco de los blancos, con 16% de la superficie plantada), Viognier, Sauvignon Blanc y Pinot Grigio, las cuales junto al Rosé de Pinot Noir, representan los vinos varietales de la Bodega.

Por su producción, Bodega Garzón ha recibido 60 premios internacionales en sólo tres años, incluyendo 36 distinciones en 2015 y el galardón al mejor Tanta del Mundo en 2013, entre otros, posicionándose así como un ícono de la cepa emblemática del país.

Además, ha sido recientemente recomendada en The New York Times como uno de los 52 lugares que hay que visitar en el 2016.

“Desde la adquisición de esta propiedad, mi visión ha sido crear vinos inspirados en su terroir, que reflejen la pureza de la tierra y abrace el espíritu del vino uruguayo y su cultura”, dijo Alejandro Bulgheroni. “Nuestro objetivo es que los visitantes extranjeros y locales descubran este extraordinario lugar y la pasión que se ha invertido en producir nuestros vinos creando así una experiencia sin igual”, agregó.

Como toda Bodega contemporánea, Bodega Garzón no solamente hace vino sino que posee un restaurante, un club de membresía internacional de muy alto nivel que tiene sus privilegios, entre ellos tener su propia cava para guarda de vino. Además hay una tienda de merchandising, y una sala de usos múltiples y catas.



Redacción de Perfil.com