EMPRESAS Y PROTAGONISTAS


Capaccioli negó ante el juez Lijo haber sido el recaudador de Cristina en el 2007

Se desligó de las acusaciones y declaró que Gramajo y Diez eran quienes llevaban adelante esa tarea.


Foto:Cedoc

El ex titular de la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS) durante la era kirchnerista, Héctor Capaccioli negó hoy haber sido el "recaudador" de la campaña electoral de Cristina Fernández para su primera presidencia y descargó responsabilidades en otros ex funcionarios acusados.

En el marco de una indagatoria ante el juez federal Ariel Lijo, Capaccioli intentó desviar las sospechas hacia el ex gerente de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS) Sebastián Gramajo y el ex director de Lotería Nacional Hernán Diez: "Recibían los aportes y eran los responsables", dijo en su declaración.

Lijo lleva adelante la investigación por la procedencia de los fondos para la campaña presidencial de "Cristina, Cobos y vos" en el 2007, luego de que se corroborara la sumatoria de aportantes del mundo de los medicamentos, entre ellos Sebastián Forza, víctima del triple crimen de General Rodríguez por sus negocios con la efedrina. 

"Era plata que no estaba declarada, fuera del circuito financiero, y que estaba fuera de la capacidad económica de las droguería o laboratorios", sostuvo el juez Lijo al disponer las indagatorias el 1 de marzo pasado.
Las empresas que aportaron unos 886 mil pesos que no podrían justificar son Multipharma, Sanfor Salud (ex Seacamp) y Global Pharmacy.

Ayer Lijo escuchó en indagatoria a Carlos Horacio Torres (presidente de Multipharma SA) y a Néstor Osvaldo Lorenzo (director suplente de Multipharma SA), quienes explicaron que habían aportado dinero "para el proyecto" kirchnerista, señalaron a DyN fuentes judiciales.

Hoy siguió el mismo camino Capaccioli y mañana lo harán Soledad Bellone (viuda de Forza, por Seacamp) y Gabriel Brito (Global Pharmacy). Este afirmó no haber recibido nunca dinero para la campaña de manera directa, pero sí haber utilizado un salón de usos múltiples de la organización que llevaba adelante en el que concretaba reuniones con los aportantes. 

"Los aportes los recibían los responsables de la campaña, Diez y Gramajo. Y para facilitar la tarea de ellos en muchas oportunidades se disponía a través de mi Secretaria concretar reuniones o encuentros en una sala de usos múltiples que estaba en la Superintendencia de Salud", dijo, explicaron las fuentes.

Afirmó que había muchos funcionarios de altos rangos en el Frente para la Victoria y que por eso se recibian aportes en distintos, "en la sede del partido, en la calle Riobamba; otros en el Congreso de la Nación, otros en Casa de Gobierno, pero siempre en el lugar donde se entregaban tenían que estar los responsables para que ellos les firmaran el correspondiente recibo".

Aclaro que no conocía a Brito, Torres, Forza y Bellone, y admitió que tuvo un contacto con Lorenzo, -quien estuvo preso en la causa de la mafia de los medicamentos- durante la campaña porque era proveedor de obras sociales y porque "muchos empresarios se acercaron queriendo participar", pero nunca fue "una relación cotidiana y formal".

 



Redacción de Perfil.com