EMPRESAS Y PROTAGONISTAS TRIPLE CRIMEN DE GENERAL RODRÍGUEZ

Ocaña: "Pérez Corradi claramente tuvo protección política del gobierno anterior"

Mientras la ministra de seguridad Patricia Bullrich negocia con el abogado defensor Carlos Broitman la entrega del acusado ideológico del triple crimen de General Rodríguez, Ibar Pérez Corradi, la legisladora porteña Graciela Ocaña disparó contra el gobierno K: “claramente tuvo protección política del gobierno anterior, y ahora que se fueron, él se dio cuenta que no la tiene más”. 

“Pérez Corradi entendió que ya no tiene protección política y por eso ha mandado a su abogado a negociar su entrega. Los fiscales Falabella y Bidone a cargo de la investigación del triple crimen en varias ocaciones estuvieron a punto de detenerlo y siempre se fugaba minutos antes de las llegada de las fuerzas de seguridad, porque obviamente el ya tenia la información. Por su condición de prófugo, debería quedar detenido de inmediato”, afirmó Ocaña.

Además, la legisladora porteña agregó que “Pérez Corradi no se quiere presentar en la causa mas importante que es el triple crimen de Mercedes, acusado como el autor ideológico. Sólo se quiere presentar a la causa de lavado de dinero de medicamentos”.

La causa perteneció al juez federal Norberto Oyarbide, quien manifestó que "el delito que pude achacarle con carácter provisorio fue el de lavado de dinero, que la Cámara Federal lo confirmó". Luego el culpable pagó 100 mil pesos de fianza para ser excarcelado.

Por otro lado, el empresario fugitivo también tiene pedido de captura internacional, desde Estados Unidos, acusado de haber introducido unas 80 pastillas de oxicodona, un analgésico derivado del opio, mediante el envío de una encomienda por correo privado.

El pedido de extradición del país norteamericano llegó a la jueza Arroyo Salgado, quien intentó darle los procedimientos a la causa, pero según el magistrado, la Cancillería de Héctor Timerman nunca firmó la documentación. “Como nos corría el tiempo dicté la prisión preventiva y me la apelaron. La sala 2 de la Cámara Federal lo dejó libre.



Redacción de Perfil.com