Inoportuno  

Accidente escatológico interrumpió una escena de amor

Helen Hunt y Colin Firth estaban filmando una escena de sexo con gran profesionalismo, pero algo los obligó a salir corriendo del set.

Foto: CEDOC

Todos los actores lo dicen: para filmar una escena de sexo es necesario lograr un nivel de intimidad y de confianza. Por eso, se toman todos los recaudos y sólo se permite la presencia de las personas que son indispensables. 

Eso ocurrió durante el rodaje de una escena subida de tono de la película Then she found. Sólo un puñado de personas cumplían sus funciones desde sus puestos. Esto, sumado que que los actores son dos profesionales reconocidos capaces de afrontar todo tipo de escenas, hacía suponer que no habría problemas.

En esa situación casi ideal estaban, entonces, Helen Hunt y Colin Firth. La química entre ellos era perfecta. El nivel de intimidad alcanzado era insuperable. Pero, de repente, un fuerte sonido hizo que el clima cambiara en un segundo.

Los actores, sorprendidos, miraron hacia el lugar desde donde había provenido el sonido y todos los presentes comenzaron a reír.

¿Qué había ocurrido? Un accidente escatológico y nada oportuno. Un asistente de producción con innegables problemas estomacales no había podido contener sus flatulencias.

Según contó Firth a la prensa, con una velocidad inusitada, todos salieron espantados del lugar, sin poder contener la risa.

G Plus

Facebook

Twitter

¿Te gustó este artículo?
 
Últimas noticias
Fotogalerías

Comentarios

Comentá en Perfil.com

Para comentar debes estar logueado,
ingresá a través de: