actriz de la cuna a la tumba  

Murió María Vaner, una gran señora del cine y la TV

Hija de artistas, hermana de Norma Aleandro, casada muchos años con Leonardo Favio, su vida estuvo siempre ligada a la actuación. Tenía 73 años. Galería de imágenes.

La actriz María Vaner, hermana de Norma Aleandro y una de las figuras destacadas del cine y el teatro argentinos durante décadas , falleció ayer a los 73 años luego de padecer un paro cardíaco. Afrontaba desde hacía mucho una larga enfermedad, informaron sus allegados. Su verdadero nombre era María Josefa Aleandro Robledo de Juri, proveniente de familia de artistas, hija de María Luisa Robledo y Pedro Aleandro, es velada en Córdoba 5084 y hoy sus restos serán trasladados al Panteón de Actores, en el cementerio de Chacarita.

La actriz murió en el sanatario Mitre, dijo su representante, consultada por DyN, y manifestó que Vaner estuvo varios días internada. Vaner, nacida el 23 de marzo de 1935 en España y ex esposa de Leonardo Favio, tuvo su última participación en la película "La mujer sin cabeza" (2007), en el rol de la "Tía Lala" (2007), bajo dirección de Lucrecia Martel y actuación de María Onetto.ð También interpretó a "Chola" en "Cara de queso-mi primer ghetto" (2006), junto a Mercedes Morán, Federico Luppi, e Inés Efrón, dirigidos por Ariel Winograd.

En los 60 fue la protagonista de dos clásicos de Leonardo Favio: "El romance del Aniceto y la Francisca" y "Crónica de un niño solo". Vaner completó sus estudios de Bellas Artes y se desempeñó como modelo publicitaria. Tuvo sus primeras participaciones en cine en "El secuestrador" y "El bote, el río y la gente", hasta que coprotagonizó "En la ardiente oscuridad".
Se caracterizó por un estilo indirecto y sutil en su tarea y fue una de las actrices destacadas de la "generación del 60", protagonista de obras de directores como David José Kohon, con quien filmó "Prisioneros de una noche" y luego "Tres veces Ana", un drama psicológico.

Por ese trabajo recibió el premio a la Mejor Intérprete que le otorgó Cronistas de Cine, institución que la distinguió por "Los jóvenes viejos", donde tuvo el rol de representante de la burguesía que pasaba su vida en Mar del Plata. Por su labor en "No toquen a la nena" recibió otro galardón internacional y como escenógrafa colaboró con Leonardo Favio en "Crónica de un niño solo" (1965) y "El romance del Aniceto y la Francisca" (1966), filmes en donde también actuó.

Además, recibió el Martín Fierro por su labor en televisión. En los años del proceso militar emigró a España, de donde regresó en 1981. Se dedicó a la docencia en talleres de actuación e intervino en roles destacados en "Los insomnes", "Pinocho", "Los dueños del silencio", "Sentimientos: Mirta, de Liniers a Estambul" y "La ciudad oculta".

Tras nueve años de ausencia, la actriz volvió a participar en un filme en 2002, "El juguete rabioso", con dirección de Javier Torre, basado en la obra de Roberto Arlt. También volvió a la televisión con la novela "Alas (Poder y pasión)", que emitió Canal 13 y protagonizaron Gustavo Bermúdez, Paola Krum, Nacha Guevara, Rodolfo Ranni y Gastón Pauls, entre otros.


Fuente: DYN

G Plus

Facebook

Twitter

¿Te gustó este artículo?
Temas
 

Comentarios

Comentá en Perfil.com

Para comentar debes estar logueado,
ingresá a través de: