ANIVERSARIO  

A 50 años del debut de Isabel Sarli en el cine

El 2 de octubre de 1958, el estreno de "El trueno entre las hojas" permitió asistir al primer desnudo total del cine argentino. Galería de imágenes. Galería de imágenes.

Foto: Cedoc

Contenido relacionado

El propio título de la película fue un preanuncio. Y es que la aparición de Isabel Sarli en la escena cinematográfica nacional fue realmente un "trueno entre las hojas". Un terrible sacudón para la modorra de un cine que jamás había sido capaz de alumbrar una estrella del erotismo, pero que encontró claramente esa figura en ella a partir de aquel estreno en las salas del que este jueves se cumplen nada menos que 50 años.

Ese 2 de octubre de 1958, la primera proyección de "El trueno entre la hojas" en el recordado cine Hindú de la calle Lavalle marcaba no sólo el nacimiento de una diva seguida -y deseada- por miles y miles de argentinos, sino además el comienzo de un verdadero género de autor dentro de la filmografía criolla: el de las películas que Sarli protagonizó a las órdenes de Armando Bo, su descubridor, mentor y más tarde marido.

A los 50 minutos de comenzada aquella función, un público compuesto por cientos de periodistas y allegados al ámbito cinematográfico de la época se estremeció: la joven protagonista, una ex Miss Argentina que apenas contaba con 21 años cuando fue rodada la escena, se bañaba sin prenda alguna en un lago, en lo que era nada menos que el primer desnudo total registrado en una película nacional.

Como contara varias veces la propia Coca Sarli, las más sorprendidas por la toma fueron ella misma y su madre, quienes asistieron entre atónitas y enfurecidas a ese momento fundacional. Según siempre recordara también la diva, Bo le había prometido primero que iba a poder usar una malla color piel, y finalmente -para convencerla de que nadara desnuda- que aparecería vista desde muy lejos, sin que se notara ningún detalle sexual.

Nada de eso ocurrió, sin embargo, y los contundentes atributos de Sarli aparecieron claramente expuestos ante la vista incrédula de todos. Fue un boom: a partir de allí, muchos se hicieron adictos a los más de 20 filmes producidos y dirigidos por Bo con la Coca como principal -por no decir único- atractivo. O, mejor dicho, con ella filmada una y otra vez desnuda, en escenas que ya son todo un clásico del cine nacional como aquella que, por primera vez, hizo temblar las hojas y algo más hace 50 años.

G Plus

Facebook

Twitter

¿Te gustó este artículo?
Temas
 

Comentarios

Comentá en Perfil.com

Para comentar debes estar logueado,
ingresá a través de: